El gol del final que le dio a Bélgica el paso a los cuartos de final.
El gol del final que le dio a Bélgica el paso a los cuartos de final.
OCTAVOS DE FINAL

En un partido de locos, Bélgica remontó a Japón 3 a 2 y se medirá con Brasil en cuartos

Los Diablos Rojos ganaron el partido en el último minuto tras una contra que terminó con la conversión de Nacer Chadli.

De atrás y con un gol en tiempo de descuento de Chadli, Bélgica venció ayer a Japón por 3-2 en el Mundial de Rusia y jugará el viernes un electrizante duelo de Cuartos de Final contra Brasil.
Un tiro cruzado de Genki Haraguchi abrió el marcador a los 48, cuatro minutos antes de que Takashi Inui rubricara el 2-0 con un disparo desde la frontal.
Jan Verthongen acortó distancias (69), Marouane Fellaini igualó de cabeza (74) y Nacer Chadli hizo el gol de la victoria a los 90+4 al finalizar un contragolpe de manual, que evitaba una nueva sorpresa en este Mundial.
Los belgas estarán por tercera vez en unos cuartos de final de un Mundial, tras México-1986 y Brasil-2014, donde el viernes próximo les espera Brasil, vencedor 2-0 de México este lunes.
Bélgica, que vive este Mundial como la última oportunidad para una generación de oro, sufrió hasta el último minuto ante unos nipones que con dos zarpazos hicieron temer a los Diablos Rojos por su clasificación.
Los japoneses dificultaron de inicio el juego belga con su presión arriba buscando al hombre con el balón, hasta que Kevin de Bruyne y Hazard empezaron a mover el balón hacia adelante, donde Romelu Lukaku, de vuelta en el equipo era la referencia.
Los Diablos Rojos buscaban a su delantero estrella, que no dejó de pelearse con la defensa nipona en todo el partido.

El muro nipón
El segundo mejor goleador del Mundial, tuvo una gran ocasión en el 25 cuando un centro desde la derecha acabó entre sus pies en boca de gol sin poder rematar bien.
Llegando por las bandas con Meunier y Yannick Carrasco y apoyada en la movilidad de Eden Hazard, Bélgica acabó encerrando a Japón en su área, donde la defensa nipona lograba aguantar los embates de los Diablos Rojos.
Ante el muro de los Samurais Azules, Hazard lo intentaba con un disparo lejano (27), antes de que Japón diera un pequeño paso adelante sacudiéndose un tanto el dominio europeo.
Los nipones a punto estuvieron de irse por delante en el marcador cuando un disparo de Yuto Nagatomo pegó en Osako y a Courtois se le escapó el balón de las manos colándose entre sus piernas, aunque se rehízo bien el meta belga (44).
Tras la pausa, Japón apenas tardó tres minutos en poner el encuentro a su favor con un pase filtrado de Gaku Shibasaki a Haraguchi que llegó hasta el área para batir de tiro cruzado a Courtois.
Bélgica respondió con un tiro al palo de Hazard (50), sólo para ver como Inui hacía el 2-0 con un disparo desde la frontal a los 52.
Con dos tantos en contra, Bélgica, tras unos minutos de desconcierto, se fue con todo para adelante, el técnico Roberto Martínez movió el banquillo con la entrada de Nacer Chadli por Carrasco y Fellaini por Carrasco.

Bélgica respondió
Los Diablos Rojos pusieron cerco al portero nipón y balones al área donde Verthongen con un cabezazo afortunado que se coló por la escuadra recortó distancias a los 69 minutos.
El tanto dio alas a los belgas que cinco minutos después volvían a ver puerta al rematar de cabeza Fellaini un centro al área desde la izquierda.
Con el empate en el marcador, Bélgica, más tranquila, siguió golpeando en el área contraria, donde el portero Eji Kawashima se lució con dos grandes paradas en boca de gol a cabezazos de Chadli y Lukaku (85).
Una falta lejana que bota Kaisuke Honda la detuvo Courtois echándose al suelo (90+3) y cuando parecía que el partido se iba a la prórroga llegó el tanto final.
Un contraataque rápido, perfecto, llevado por Meunier acabó con un pase rastrero al área que Lukaku dejó pasar sólo para que Chadli apareciera haciendo el 3-2, evitando la prórroga y metiendo a los Diablos Rojos en cuartos de final.

COMENTARIOS