Los futbolistas argentinos que no jugaron anteayer ante Nigeria entrenaron ayer a las órdenes de Jorge Sampaoli.
Los futbolistas argentinos que no jugaron anteayer ante Nigeria entrenaron ayer a las órdenes de Jorge Sampaoli.
OCTAVOS DE FINAL

Repetir o retocar, esa será la cuestión para el partido del sábado ante Francia

Los galos son poderosos como equipo y las "estrellas" de su combinado son Griezmann, Dembélé, Mbappé, Pogba y Giroud.

Fue un desahogo el gol de Marcos Rojo y así lo entendieron los jugadores de la Selección argentina, que ante Nigeria entregaron su versión más ajustada con el deseo de todos los hinchas, pero ahora la duda que surge ante Francia es saber si se continuará con el mismo libreto o se busca retocar algo ante un equipo que tiene una calidad impresionante. Línea por línea, Francia es poderoso, con nombres que pueden llegar a asustar como Dembélé, Mbappé, Antoine Griezmann o Pogba y Giroud.
No obstante, Argentina tiene sus kilates, que ante Nigeria lograron brillar por momentos y por otros se vieron opacados por un equipo que tocó bien la pelota, pero que no le faltó el respeto al conjunto albiceleste, que en algún pasaje del partido se notó confundido y sin rumbo.
Pero claro, la pregunta que queda por hacerse luego de una semana compleja en torno a los rumores y las suposiciones, e incluso de una conferencia de prensa para salir a aclarar todo, lo que sí y lo que no, es saber si la versión ante Nigeria es lo mejor que puede dar Argentina o hay que ajustar detalles.
Lo que sí quedó ratificado es que Franco Armani tiene que jugar de titular, que el sistema de cuatro defensores es lo que mejor le sienta a esta selección y que ajustando detalles para acompañar a Messi, el capitán argentino puede desnivelar cuando se lo proponga.
El mediocampo cometió algunos errores y hasta desprolijidades, pero también logró rearmarse en el retroceso como no había sucedido en los dos partidos ante Islandia y Croacia y apareció la figura de Ever Banega como segunda guitarra para alcanzarle el balón a la "Pulga" más cerca del área.


Ajustar detalles
Argentina fue un equipo más corto -no se vio a ningún jugador solo contra tres oponentes- y cuando se hizo del balón lo manejó con criterio, haciéndolo circular a través del buen pie de Banega y Enzo Pérez.
El sacrificio demostrado por Gonzalo Higuaín lo hace merecedor de la titularidad ante Francia, que tendrá un juego algo más combativo en defensa con Varane y Umtiti, porque al esfuerzo le puso juego colaborativo.
"Era ganar o ganar, eso lo teníamos muy claro", expresó "Pipita" luego del partido en la zona mixta, dando a entender que ellos mismos se impusieron el esfuerzo para no quedar en una página negra del fútbol argentino.
En el mediocampo, donde Javier Mascherano es un nombre fijo, se debe dar un poquito más de reacción, porque a veces en las transiciones Banega y Pérez quedan una marcha atrás, ya que la velocidad no son puntos fuertes para ellos.
Aún no se entiende cómo Jorge Sampaoli tuvo a Giovanni Lo Celso como alternativa siempre y en el Mundial aún no lo ha utilizado ni un minuto y tal vez Francia sea un buen momento, dado que el ex Rosario Central conoce a varios de sus futuros rivales por jugar en el PSG.
Francia tiene más dinámica, argumentos y potencial que Nigeria.
Si la Argentina quiere seguir en el Mundial sólo debe ajustar el rumbo y evitar que el bote haga agua, lo cual no es tarea sencilla porque el estado de ánimo influye mucho en estas instancias.

COMENTARIOS