Francia empató con Dinamarca y será el próximo rival de Argentina.
Francia empató con Dinamarca y será el próximo rival de Argentina.
GRUPO C

Francia y Dinamarca aburrieron, repartieron puntos pero avanzaron a los octavos de final

Con el empate, los franceses clasificaron en el primer lugar y jugarán el sábado frente a la Argentina.

Francia se clasificó a octavos de final como primero del Grupo C y Dinamarca como segundo, después del empate 0 a 0 entre ambos, ayer martes en el estadio Luzhniki de Moscú, en el primer compromiso sin goles del Mundial 2018.
Los franceses, que ya tenían asegurado su boleto a la segunda ronda, pudieron mantener el liderazgo y ahora jugarán frente a la Argentina en los octavos de final.
A los daneses les valía con la igualdad para lograr la segunda plaza, sabiendo que en el otro duelo del grupo, Perú vencía a Australia (resultado final: 2-0), dejando sin chances a los Socceroos.
Tras dos victorias que aseguraron la clasificación, Didier Deschamps movió a su plantilla, en el día en el que igualó a Raymond Domenech como el seleccionador francés con más partidos (79).
Hasta seis futbolistas nuevos incluyó el técnico galo, entre ellos el arquero Steve Mandanda, de 33 años, que debutó en una gran competición internacional tras una década al servicio de los Bleus.

Otro mal partido de Antoine Griezmann
En ataque repitieron Antoine Griezmann y Olivier Giroud, asistidos en esta ocasión por Thomas Lemar en la izquierda y Ousmane Dembelé en la derecha.
Giroud tuvo la primera ocasión al cuarto de hora, cuando su disparo, tras una dejada de Lucas Hernández, lo despejó Kasper Schmeichel a córner.
Fue un espejismo. Francia intentaba imponer su juego de asociaciones, pero no encontraba velocidad y la defensa danesa la sujetaba sin excesivas dificultades.
Dinamarca, con un fútbol directo, utilizaba el camino más corto para asistir a sus atacantes. Martin Braithwaite hizo ruido en los primeros minutos llegando en dos ocasiones a la línea de fondo.
En la recta final de la primera parte por fin los Bleus se decidieron a volver a intentarlo, pero Dembelé lo hizo demasiado desviado (33), tras una buena maniobra en el vértice derecho, y Griezmann no le dio ni fuerza ni colocación desde la frontal (39).
Otra vez gris y de nuevo sustituido en la segunda parte, como en los dos primeros partidos, el mejor destello del diamante del Atlético de Madrid fue una arrancada al borde del descanso en la que recorrió gran parte del terreno de juego hasta que Mathias Jorgensen le cazó cuando entraba en zona peligrosa. Vio una amarilla.

Fekir y Mbappé, revulsivos
En la segunda parte se acentuó la tendencia. La posesión era francesa, pero sus atacantes carecían de imaginación para romper el cerrojo danés.
Como en sus dos partidos anteriores, al equipo nórdico no parecía incomodarle la situación y cuando podía sacaba las garras, como en un libre directo muy lejano de su estrella Christian Eriksen que Mandanda atajó con problemas (54).
Cinco minutos después la estrella del Tottenham tuvo otra bala, pero esta vez no encontró portería desde la frontal.
Nabil Fekir, que sustituyó a Griezmann (68), y Kylian Mbappé, que entró por Dembelé (78), agitaron el adormecido ataque francés.
Nada más entrar el primero soltó la pierna y su cañón se fue al exterior de la red y en el 82, asociándose con Mbappé, casi acierta buscando el palo largo de Schmeichel, crucial en su estirada.
En el cuarto de hora final incluso por momentos se cambiaron las tornas. Dinamarca se atrevió a tocar con desparpajo, provocando los olés de su hinchada, mientras Francia se resignaba. A los dos equipos les valía el soporífero empate sin goles.

"El resultado convenía a los dos", dijo Deschamps
"El resultado convenía a los dos equipos pero tuvimos las ocasiones para ganar", declaró el seleccionador francés Didier Deschamps tras empatar sin goles frente a Dinamarca, lo que asegura el primer puesto para los galos y el segundo a los nórdicos.
"Hicimos más que ellos, si ellos no vienen, no vamos a ir a buscarlos si solo quieren un punto. Tampoco teníamos que tomar riesgos", señaló el seleccionador francés.
"Para nosotros el objetivo era asegurar la primera plaza, ahora debemos recuperar bien, tenemos un octavos de final, no sabemos contra qué equipo, en cuatro días", añadió Deschamps, que hizo seis cambios en su once titular pensando en el primer cruce.
"Logramos el objetivo, fue complicado, para nosotros también, porque los equipos están muy bien preparados. Frente a bloques densos, nunca es sencillo. Hice cambios también y eso afecta a la cohesión del equipo, pero está bien que todos los jugadores se sientan implicados", añadió.

COMENTARIOS