Partido con varias polémicas entre Portugal e Irán.
Partido con varias polémicas entre Portugal e Irán.
GRUPO B

Portugal empató y jugará los octavos

Con el empate 1 a 1 frente a Irán, los de Cristiano Ronaldo jugarán en la próxima instancia ante Uruguay.

El ímpetu de Irán y los caprichos del VAR estuvieron a punto de provocar un sismo en Portugal, que sufrió para empatar 1-1 y pasar como segundo de la llave B, teniendo a Uruguay como rival en octavos de final del Mundial de Rusia 2018.
Ricardo Quaresma adelantó a los lusos poco antes del descanso (45) y Cristiano Ronaldo tuvo un penal para sentenciar, pero Ali Beiranvand le detuvo el disparo y eso acentuó los nervios de los portugueses.
Irán empató en el descuento con otro penal chivado por el VAR que transformó Karim Ansarifard (90+3) y tuvieron una ocasión aún para llevarse la victoria, pero los lusos finalmente salvaron el punto que les da la clasificación.

El partido fue el esperado
Portugal adueñándose de la pelota tratando de encontrar espacios en la tupida defensa iraní (con una línea de 5 y otra de 4 al borde de su área) y el equipo asiático tratando de aprovechar alguna de las escasas oportunidades que tenía saliendo a la contra, sobre todo por la banda derecha, ocupada por Alireza Jahanbakhsh.
Cristiano Ronaldo pareció comenzar el partido entonado y fue el primero en disparar al arco rival a los dos minutos y medio de juego, tras recibir un buen pase de taco de Joao Mario, pero su remate fue a las manos de Ali Beiranvand.
Poco a poco el juego de los portugueses se fue diluyendo en un dominio estéril y el poco peligro llegó más por la inseguridad mostrada por el arquero iraní (con dos salidas en falso casi consecutivas) que por méritos lusos.
A medida que avanzaban los minutos, los iraníes se fueron sintiendo más cómodos y comenzaron a contragolpear con peligro. En el 23, Rui Patricio se tuvo que tirar a los pies de Sardar Azmoun para evitar el remate del delantero del AZ Alkmaar holandés y en el 35 una falta botada desde el pico del área por Jahanbakhsh la cabeceó Saeid Ezatolahi a las manos del arquero.
Cuando el escenario se estaba empezando a complicar para los portugueses, llegó el gol liberador de Quaresma en su jugada favorita: arrancada desde la derecha, pared con Adrien Silva y antes de pisar el área conecta con el exterior de su pie derecho un disparo que se coló por la escuadra (45).
El sufrimiento para los campeones de Europa podría haberse acabado a los cinco minutos de la segunda parte, cuando el paraguayo Enrique Cáceres señaló a instancias del VAR un derribo sobre Cristiano Ronaldo, pero el arquero iraní adivinó el lanzamiento del astro y se lo paró.

CR7 falla un penal
Eso dio alas a los jugadores y aficionados iraníes, mayoritarios en las gradas del Mordovia Arena, e Irán, pese a las carencias técnicas de sus futbolistas, buscó el empate.
Pepe salvó un peligroso centro en el 58 y en el 72 el recién ingresado Saman Ghoddos disparó pegado al palo.
Fernando Santos se desesperaba en la banda pidiendo cabeza a sus jugadores, pero Portugal jugaba con fuego al no resolver.
Incluso pudo quedarse con 10, por un encontronazo de Ronaldo con un rival, pero el árbitro consultó al VAR y lo dejó en amarilla (80).
El videoarbitraje fue de nuevo protagonista, ya que gracias a la televisión el colegiado señaló un penal por manos de Cedric en el 90 y Karim Ansarifard los anotó para dar suspense a los últimos minutos (90+3).
Mehdi Raremi tuvo la ocasión de hacer historia para su país, pero su remate lo estrelló en el lateral de la red (90+5) y los campeones de Europa por fin pudieron respirar tranquilos.
El empate da la segunda plaza del grupo B a Portugal, por detrás de España (que empató 2-2 con Marruecos) y obligará a los lusos a enfrentarse a Uruguay en octavos.

COMENTARIOS