RUSIA 2018

La Selección pisó San Petersburgo y los jugadores se prendieron en el banderazo de los hinchas

El fútbol le ha dado una nueva oportunidad a Argentina. Otra más, quizás sin merecerla. ¿Sabrá aprovecharla o seguirá el derrotero para profundizar su decadencia?

La Albiceleste, que de milagro llegó a Rusia, necesita de otra obra divina para alcanzar los octavos de final de la CopaMundial. No es que sea una utopía ganarle a Nigeria el martes en San Petersburgo. De hecho ejerce una notable paternidad sobre el equipo africano.

El problema es que el equipo dos veces campeón del mundo ha mostrado una notable vocación por la autodestrucción.

Para clasificar a octavos, Argentina debe vencer a Nigeria y esperar a que Croacia le gane o empate ante Islandia.

En la previa de este duelo trascendental, Argentina estuvo más preocupada por desmentir rumores varios en torno a su técnico Jorge Sampaoli y al capitán Lionel Messi, además de reproches a la prensa argentina.

Por lo pronto, el plantel se entrenó en Bronnitsy y pudo verse al entrenador Jorge Sampaoli un poco más cerca de los jugadores.

Luego, el grupo partió rumbo a San Petersburgo con toda la ilusión a cuestas de poder lograr el pasaje a los octavos de final de la Copa del Mundo. Apenas llegados al hotel, los futbolistas fueron recibidos por un nutrido grupo de hinchas y se sumaron a un banderazo.

¿El equipo que probó?: Armani; Mercado, Otamendi, Rojo y Tagliafico; Pérez, Mascherano, Banega y Di María; Messi e Higuaín.

COMENTARIOS