Acuña, Mascherano y Messi, en el entrenamiento de ayer.
Acuña, Mascherano y Messi, en el entrenamiento de ayer.
ÚLTIMA CHANCE

Varios cambios para enfrentar a Nigeria

Otra vez habrá nuevos nombres, con Armani a la cabeza, para el partido clave del martes.

Jorge Sampaoli volvió a poner en funcionamiento ayer la maquinaria organizativa de cara al partido del próximo martes ante Nigeria, que determinará el rumbo definitivo de este desvencijado seleccionado argentino, en medio de un clima enrarecido por las cada vez más profundas diferencias entre el cuerpo técnico y los futbolistas, y entre las variantes que realizará estará el debut absoluto en el arco de Franco Armani por Wilfredo Caballero y el probable ingreso de Gonzalo Higuaín por Sergio Agüero.
En el único entrenamiento del día, ya que por la tarde los jugadores recibieron las visitas de sus familias, siendo las primeras en llegar la esposa y la hija del arquero Wilfredo Caballero, los indicios sobre lo que tiene previsto hacer Sampaoli con la formación del equipo ante los africanos se diluyeron en un "siete contra ocho" que tuvo a dos comodines: Lionel Messi y Éver Banega, este último candidato a estar desde el arranque el martes.

Cristian Ansaldi, Federico Fazio, Giovani Lo Celso, Maximiliano Meza, Paulo Dybala, Cristian Pavón y Sergio Agüero formaron un equipo que se enfrentó a otro compuesto por Eduardo Salvio, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico, Javier Mascherano, Ángel Di María, Marcos Acuña, Gonzalo Higuaín y Enzo Pérez.
Los tres arqueros, como siempre, trabajaron aparte, mientras Lucas Biglia, Nicolás Otamendi y Gabriel Mercado permanecieron en el gimnasio atendiendo distintas dolencias.
Ya en el calentamiento previo se notó una hiperactividad de Mascherano, caudillo de este equipo sin caudillos, quien llamativamente fue al piso en un par de oportunidades con excesivo ímpetu para quitarle el balón a Cristian Pavón en un "loco".
Y si bien esas formaciones en una lectura superficial no dicen demasiado, en la idea del técnico hablan por sí solas.
Es que los ocho componentes del segundo equipo cuentan con todas las chances de ser titulares frente a los nigerianos, en una oncena que se completaría con Franco Armani en el arco (Caballero está pagando con su puesto el error cometido ante Croacia), algo poco habitual que ocurra en un Mundial si no es que el guardavallas que empieza jugando se lesiona, más Mercado y Otamendi, en la defensa.
Pavón fue considerado en un principio para jugar en lugar de Acuña respecto del encuentro ante los croatas, pero en las últimas horas sus acciones volvieron a bajar y estaría nuevamente como recambio para ser el "revulsivo" que el entrenador pretende para los segundos tiempos.

Otro jugador que llegó a Rusia con todas las expectativas de ser titular y todavía no tuvo minutos en la mitad de cancha argentina es Giovani Lo Celso, un futbolista que bien podría abastecer o asociarse con Lionel Messi, aunque parece que al capitán esta opción no le sienta del todo bien. Lo mismo cabe para Paulo Dybala.
Pero aunque todo es prematuro aún, porque los jugadores están molestos porque el técnico "los vuelve locos" con sus constantes cambios, se perfila para el tercer y decisivo partido ante Nigeria un equipo con el retorno de algunos históricos excluidos de la titularidad y la vuelta al 4-4-2 tan requerido por los referentes.
Armani; Mercado, Otamendi, Rojo y Tagliafico; Salvio, Mascherano, Enzo Pérez y Acuña; Messi e Higuaín, sería en principio el equipo que empezó a trabajar ayer en la mente del técnico.
La salida de Agüero, que ayer recibió un mensaje del presidente Mauricio Macri, para que ingrese Higuaín, sería otro de los fuertes golpes de timón que daría el entrenador para enderezar un barco que anda a la deriva por Rusia y al que ni el capitán Messi le puede enderezar el rumbo.

"Me cagaste a trompadas", ironizó Mascherano
El subcapitán del seleccionado argentino, Javier Mascherano, ironizó ayer con el delantero Cristian Pavón sobre una supuesta pelea que, según el mediático DT Ricardo "Caruso" Lombardi, ex Sarmiento entre otros equipos, habrían protagonizado tras la goleada de Croacia a través de un video que circula en las redes sociales.
"Me cagaste a trompadas", bromeó Mascherano con Pavón en otro video casero que se grabó ayer en la concentración de Bronnitsy cuando el plantel recibió la visita de sus familiares.
En esa grabación, que se difundió por internet, el ex futbolista de Barcelona se estrecha la mano con el jugador de Boca y luego se toma una foto con el padre del cordobés.
La escena se interpreta como una desmentida de la versión de Lombardi, quien aseguró que Pavón le pegó "una piña" a Mascherano en una discusión que se originó por una recriminación al arquero Wilfredo Caballero, responsable del primer tanto de Croacia.
Caruso agregó que después de la goleada Mascherano le dijo al futbolista del Chelsea: "Sos un forro, mirá el gol que te hiciste, la c... de tu madre".
Pavón, siempre de acuerdo con la información del técnico, reaccionó en defensa del arquero y golpeó al mediocampista cuando éste le respondió: "cerrá el ort..".
Finalmente, en el mismo video, Caruso Lombardi asegura que los jugadores le pidieron la renuncia de Sampaoli al manager del seleccionado, Jorge Burruchaga. Está claro que la versión de Caruso, por el momento, no encontró ningún grado de veracidad en el ambiente futbolístico.

COMENTARIOS