Luis Suárez se abraza con Matías Vecino y con José María Giménez, festejando el único gol de Uruguay.
Luis Suárez se abraza con Matías Vecino y con José María Giménez, festejando el único gol de Uruguay.
SE IMPUSIERON POR 1 A 0, RESPECTIVAMENTE

Uruguay y España ganaron y piensan en octavos

Los "charrúas" vencieron a Arabia Saudita y avanzaron a la segunda fase y los "gallegos" dieron cuenta de Irán.

El seleccionado de fútbol de Uruguay derrotó ayer por 1 a 0 a su par de Arabia Saudita y se clasificó para octavos de final del Mundial de Rusia, en partido del Grupo "A" que se jugó en el estadio Rostov Arena y el gol de la "Celeste" lo convirtió Luis Suárez, a los 23 minutos del primer tiempo.
El atacante del club Barcelona, de España, se convirtió en el único futbolista uruguayo en anotar en tres mundiales consecutivos (tres goles en 2010, dos en 2014 y uno en 2018) e igualó a Diego Forlán como segundo máximo goleador "charrúa", con seis goles cada uno, a dos de Óscar Míguez (8).
Además, el "pistolero" alcanzó ante el representativo asiático las 100 presencias con la camiseta de su país, desde que debutó ante Colombia allá por 2007, con 20 años.
A raíz de la victoria, el conjunto dirigido por el entrenador Oscar Washington Tabarez se mantiene con puntaje ideal (6) -venció a Egipto por 1 a 0 en la primera fecha de la llave- al igual que Rusia, aunque el país anfitrión cuenta con mejor diferencia de gol a favor: +7 frente al +2 de los sudamericanos.
Uruguay se mostró firme en defensa como base de su filosofía de juego y frente a la falta de ideas y de juego colectivo apeló a la famosa "garra charrúa" que caracterizó históricamente a dicho seleccionado y también intentó jugar de contragolpe para aprovechar la potencia de sus delanteros Suárez y Edinson Cavani.
A los 23´, Suárez logró el único tanto del partido al definir con el arco de frente y sin la presencia del arquero, quien había tenido una salida errónea en el córner inicial.
En la tercera y última jornada, uruguayos y rusos se enfrentarán el próximo lunes en el estadio Samara Arena, en la ciudad de Samara, con el objetivo de definir el primer y segundo puesto del Grupo "E".

España, con lo justo
España, candidato a ganar el Mundial, logró ayer a base de paciencia y esfuerzo su primer triunfo en el torneo con el éxito ante Irán 1-0, por la segunda fecha del Grupo "B".
El delantero Diego Costa, a los 9´ del segundo tiempo, marcó el único gol del encuentro que se disputó en el estadio Kazan Arena de la ciudad de Kazán.
La victoria española finalizó con el invicto del seleccionado iraní, que acumulaba 23 partidos oficiales sin derrotas, con 16 triunfos y siete empates. Su caída anterior fue en el Mundial Brasil 2014 (3 a 1 ante Bosnia).
La concentración máxima de Irán en actitud defensiva generó problemas para España. El seleccionado dirigido por Fernando Hierro tuvo el control del balón, pero chocó una y otra vez con la solidez de la última línea iraní.
El gol de Costa, tras una serie de rebotes, abrió el partido en el complemento. Irán, que en el debut derrotó a Marruecos, depuso su estrategia, avanzó en el campo de juego y desnudó falencias defensivas de España que respiró aliviada cuando el árbitro uruguayo Andrés Cunha, a instancias del VAR, con el argentino Mauro Vigliano como uno de los responsables, anuló el gol de Ezatolahi por fuera de juego, a los 18´ de la etapa final.
Con este triunfo, España, campeón del mundo en 2010, alcanzó los cuatro puntos e Irán se quedó con tres. En la próxima y última jornada, los españoles enfrentarán Marruecos (0), ya eliminado, y los iraníes jugarán ante Portugal (4) con el astro Cristiano Ronaldo.

COMENTARIOS