B NACIONAL

Sarmiento no pudo contra San Martín y el ascenso fue para los tucumanos

Sarmiento sufrió una durísima derrota en Tucumán. Fue goleado 5 a 1 por San Martín en la revancha de la final del reducido.

B Nacional
5
SAN MARTÍN DE TUCUMAN
1
SARMIENTO

La ilusión de lograr el ascenso era inmensa. Pero no se pudo. En el marco de la revancha de la gran final del reducido, Sarmiento perdió 5 a 1 frente a San Martín de Tucumán y de esa forma el equipo de nuestra ciudad tendrá que jugar otro año en la B Nacional.
Lógicamente que por el lado de los tucumanos la alegría fue inmensa y no es para menos. Los conducidos por Rubén Darío Forestello lograron regresar a la máxima categoría del fútbol argentino luego de golear a Sarmiento y ganar la serie final tras remontar un resultado adverso (1 a 0) sufrido en el partido de ida.
Una multitud de más de 25.000 personas disfrutó de una gran fiesta en el estadio de La Ciudadela, donde el local necesitó menos de tres minutos para comenzar a cambiar la historia y darle forma a una goleada inesperada con los goles de Lucas Acevedo, en dos ocasiones; Claudio Bieler, que también hizo dos; y Gonzalo Rodríguez.
De esta forma, los tucumanos consiguieron el cuarto ascenso de su historia a la máxima categoría, luego de jugar las temporadas 1988-1989, 1992-1993 y 2008-2009, sumándose a Aldosivi de Mar del Plata, que llegó tras consagrarse campeón de la temporada de la B Nacional

El Verde arrancó dormido y lo pagó
En el trámite de las acciones, el equipo de Iván Delfino arrancó el partido dormido y pagó carísimo las desatenciones. Así, el local tuvo una ráfaga goleadora en el arranque y en apenas tres minutos consiguió lo que parecía muy difícil: marcar el primer tanto para equilibrar la serie y luego el segundo, para inclinar la balanza a su favor.
El primer gol llegó al minuto de juego luego de un córner pasado que superó a varios jugadores pero la pelota llegó a poder de Acevedo, quien con frialdad y ante la pasividad de la marca de Garnier, definió entre varios defensores. Baldazo de agua fría para el Verde.
Menos de dos minutos después llegó un contragolpe que Claudio Bieler peleó el balón en la mitad de la cancha; Matías García se lo llevó y habilitó a Rodríguez quien definió cruzado para superar a Fernando Pellegrino y provocar una explosión de alegría en el estadio de La Ciudadela.
Increíble pero real. Con el 2 a 0 abajo, Sarmiento tardó unos minutos para recuperarse y poco a poco intentó tomar el control del juego. Así, en base a asociaciones, el Verde inclinó la cancha hacia el arco defendido por Ignacio Arce aunque sólo una vez estuvo cerca del descuento cuando un remate de Nicolás Miracco pegó en el poste, cruzó la línea del arco y Benegas despejó el peligro.
Pero Sarmiento no tenía suerte y seguía cometiendo errores. En una tarde para el olvido, el marcador Ramiro Arias no daba con la marca, parecía como perdido y eso hacía estallar de nervios al entrenador Delfino.
Para colmo de males, el local volvió a ser protagonista en los últimos diez minutos y en ese lapso contó con las ocasiones para sentenciar la serie pero dos veces se lo perdió Bieler, primero con un cabezazo que fue a las manos de Pellegrino y luego con un remate cruzado que se fue junto al poste.

San Martín lo liquidó en el complemento
Lo que no pudo hacer en el cierre del primer tiempo, San Martín lo consiguió en el arranque del segundo a través de un contragolpe que condujo García, luego de un grosero error de Gonzalo Bazán, y definió Bieler.
Si los dos primeros golpes habían dejado nocaut a Sarmiento, el tercer tanto lo dejó en la lona; ya que a partir de ese momento hubo un mónologo de los tucumanos que contaron con varias ocasiones para aumentar la ventaja.
La actuación del conjunto de nuestra ciudad seguía siendo pobre, inexplicable. Delfino hizo cambios pero nada. No hubo reacción, no hubo juego, nada de nada. Quizás Sarmiento cometió en 90 minutos los errores que no había tenido en todo el torneo. Jugó mal en una instancia clave.
Finalmente llegaron los otros tantos, de Acevedo y Bieler -con 16 conquistas fue el goleador del torneo- para darle forma a un triunfo histórico, porque significó el ascenso y por la diferencia lograda ya que sumando los dos partidos se impuso por un global de 5 a 2.
Con el pitazo final de Tello llegó el desconsuelo para los jugadores e hinchas de Sarmiento. Hubo lágrimas por la tristeza lógica de perder una final. Así terminó el sueño, con un resultado muy adverso y con imágenes que nadie quería ver.

COMENTARIOS