B NACIONAL

Primera final del Reducido: Sarmiento se hizo fuerte de local y ganó por la mínima diferencia

El equipo de Iván Delfino superó a San Martín de Tucumán por la mínima diferencia en el partido de ida de la gran final del reducido. El gol de la victoria lo marcó el delantero Nicolás Miracco. El ascenso se definirá el domingo que viene en “La Ciudadela”.

B Nacional
1
SARMIENTO
0
SAN MARTÍN DE TUCUMAN

Sarmiento le ganó ayer a San Martín de Tucumán 1 a 0, en la primera final del reducido de la B Nacional que determinará al equipo que ascenderá junto al campeón, Aldosivi de Mar del Plata, para participar de la Superliga en la temporada 2018/2019.
En el encuentro, que se disputó en el estadio “Eva Perón” y que fue dirigido por Germán Delfino, el único tanto lo marcó el delantero Nicolás Miracco, de tiro penal, a los 15 minutos de la primera etapa. El partido se disputó con un gran marco de público.
Desde el minuto inicial Sarmiento fue el principal protagonista. En las primeras jugadas el equipo de Delfino demostró una enorme actitud. Presionó en todos los sectores del campo de juego, provocó el error del rival y de esa manera se hizo dueño de las acciones.
En la zona media quizás estuvo la gran virtud del Verde. Estévez y Farré se acoplaron bien en el doble cinco y con Cacheiro por la derecha y Bazán por la izquierda Sarmiento comenzó a lastimar. Además, con Miracco y Passerini, bien de puntas, el peligro era latente.

En San Martín no hubo conexión en el medio entre Matías García, Juan Galeano y Walter Busse, quienes quedaron lejos de Claudio Bieler, y apenas inquietó con un envío desde lejos, elevado, de Rolando Serrano.
La supremacía del local era notoria y tuvo su premio a los 15 minutos en el marco de una acción dudosa. La jugada arrancó con Passerini aguantando bien la pelota. El “11” del Verde forcejeó con los defensores tucumanos al borde del área grande y antes de caer le cedió el balón a Miracco.
El “9” encaró de frente al arco, se metió en velocidad al área y al ser rozado por Lucas Acevedo cayó desplomado para que el árbitro cobrara penal.
Desde los doce pasos el propio Miracco cambió la falta por gol y el “Eva Perón” estalló de un solo grito. Buen remate del “9”, golazo, festejo y a otra cosa.

Con la ventaja a favor Sarmiento siguió insistiendo. Mantuvo el orden, la presión, el buen juego y la peligrosidad cerca del arco de Ignacio Arce. También en la primera parte lo tuvo Passerini, tras eludir a dos rivales con una gran jugada individual pero rematando alto.
Antes de que finalicen esos primeros 45 minutos, San Martín iba a generar peligro desde la pelota parada pero sin inquietar demasiado el arco defendido por Fernando Pellegrino.
También en esos minutos finales Nahuel Estévez remató desde afuera del área y la pelota salió junto al palo izquierdo de Arce, y sobre el cierre otro remate de Passerini se desvió al tiro de esquina.
Así el Verde se iba al descanso, siendo mejor que su rival y dejando una gran imagen que el público premió con una ovación.

En el complemento el Verde sufrió pero terminó festejando
En el complemento la historia cambió bastante. San Martín de Tucumán mostró otra versión, adelantó sus líneas y aumentó la tenencia del balón. Tuvo criterio para jugar, abrió la cancha y empezó a generar complicaciones.
El equipo de Delfino se retrasó varios metros y no le quedó otra que apostar a la contra. Así, en ese contexto, San Martín se aproximó con un remate de frente al arco de Bieler que se fue sobre el travesaño y luego Pellegrino controló bien un envío de lejos de Serrano.

Quizás la más clara haya sido a los 33 minutos, con un disparo de frente al arco del ingresado Franco Costa, que encontró bien parado a Pellegrino.
A esa altura, el DT de Sarmiento apostó a cerrar el partido y le terminó saliendo bien. Armó una línea de cinco volantes, con Quiroga, Estévez, Spinaci, Farré y Cacheiro; dejando a Passerini como único punta.
Así, sufriendo ante cada ataque de San Martín (T), los minutos fueron pasando hasta que el árbitro marcó el ansiado final.
Con el pitazo de cierre, Sarmiento sacó la primera ventaja y lo festejó. Ganó y eso es lo más importante. Ahora el próximo domingo, en horario a confirmar, el desquite será en el estadio La Ciudadela de Tucumán. Hasta allí viajará el sueño del Verde.

COMENTARIOS