AMOR POR EL ALBINEGRO

Mariano Moreno: Los sueños de la nueva dirigencia

Entrevista con Fernando De Narda, actual presidente de la querida institución del barrio "El Molino".

El Club Mariano Moreno atraviesa un ciclo de cambios y crecimiento. Este año comenzó una nueva etapa para esta querida institución del barrio "El Molino" que incluyó una renovación dirigencial con la asunción en la presidencia de Fernando De Narda.
En declaraciones exclusivas a Democracia, el nuevo presidente del Albinegro contó los principales detalles del trabajo que se viene, en donde el sueño es seguir creciendo.


- ¿Cómo se dio tu llegada a la presidencia?
- En diciembre el club realizó una asamblea y después de limar algunas asperezas el grupo de socios decidió que sea yo el presidente. La mayoría de los integrantes de la comisión directiva decidió continuar, pero lógicamente con algunos cambios. Hubo un grupo de socios que se iba a presentar con una lista, pero finalmente se dio una especie de unión. En la asamblea se pudieron zanjar las diferencias y por suerte arrancamos una nueva etapa.

- ¿Cómo describirías la actualidad del club?
- Nuestro trabajo se basa principalmente en mantener la estructura del club, pagando el sueldo de los trabajadores y tratando de proyectar alguna obra. En el presupuesto también asignamos una parte al fútbol que es el deporte que más nos representa. Esa partida no significa que le paguemos a los jugadores, sino que la invertimos en la compra de botines, o siempre tratando de que los jugadores estén más cómodos. Nosotros venimos de participar en el Federal C y esa participación fue un logro de los jugadores, ellos se ganaron el derecho y nosotros apoyamos. Llegamos hasta los cuartos de final que no es poco. Armamos un plantel competitivo en un torneo que es caro pero logramos cubrir los requisitos y considero que hicimos un buen papel.

Hay espacios que pertenecen al club que los queremos recuperar y reacondicionar para sumar nuevas disciplinas. Queremos que los socios tengan más opciones para disfrutar.

- ¿Por qué cuesta tanto mantener las puertas abiertas de los clubes?
- Creo que en la mayoría de los clubes está instalada la idea de que es todo gratis. A todos los clubes les cuesta mucho todo, entonces de algún lado el dinero tiene que generarse. La historia se cambia aumentando la participación de los padres de los chicos o arancelando las actividades. Nosotros estamos muy lejos de esta segunda opción, pero los padres de los chicos y los socios del club deben saber que nosotros debemos cumplir con los profes, además de las tareas de mantenimiento y planificación que siempre deben estar.

- ¿Cómo hace para cubrir esos gastos?
- Contamos con un presupuesto inicial, que sale del aporte de los socios y de algunos espacios que el club alquila; y también organizando actividades sobre la marcha. Hace varios años que el municipio viene apoyando a los clubes y eso es importante. La anterior gestión lo hacía y la actual también. Hemos recibido materiales deportivos, herramientas de trabajo y también dinero. En la actualidad el Concejo aprobó una ordenanza por la que los clubes recibimos una suma fija por mes que en la actualidad es de 11.200 pesos.

- ¿Cómo afecta al club el tema de las tarifas?
- Como a todos los clubes. En nuestro caso, como tenemos la personería jurídica al día, estamos incluidos en la tarifa social y pagamos un poco menos. Es decir que nos reintegran el 40 por ciento de lo que pagamos. De todas maneras es una suma grande y representa un costo importante para el club.

Mi sueño es que Moreno crezca, que se cumplan las obras que tenemos proyectadas y que desde lo deportivo, Moreno siempre sea protagonista.

- ¿Cuáles son los objetivos para este año?
- Tenemos pensando realizar algunas obras en la cancha. Venimos de una obra importante como fueron los vestuarios, que hace aproximadamente uno tres años atrás nos costó cerca de 400 mil pesos. La idea es mantener todo lo que se ha logrado. Hace poco hicimos los bancos de suplentes y también refaccionamos los baños en el estadio. Como dirigentes nuestra obligación es estar a la altura de las circunstancias, la gente viene a la cancha y tiene que estar cómoda. Las instalaciones tienen que estar acorde a las exigencias. Este año también hemos sembrado la cancha pero todavía no la hemos podido disfrutar al máximo por el clima. Después, el gran anhelo es seguir creciendo. Hay espacios que pertenecen al club que los queremos recuperar y reacondicionar para sumar nuevas disciplinas. Queremos que los socios tengan más opciones para disfrutar. Después también queremos avanzar con alguna obra en el anexo deportivo que tenemos en el barrio José Hernández, donde ya se están entrenando los chicos.

- ¿Qué significa para vos ser presidente de Moreno?
- Me llena de orgullo, seguramente hay gente con mucha más historia dentro del club que se lo merece más que yo pero bueno, me toca. Mi viejo fue dirigente toda la vida, fue presidente varios años, yo me acuerdo de ir y estar en el club desde chico; y bueno, ahora surgió esta posibilidad que trataré de aprovechar al máximo. Mi sueño es que Moreno crezca, que se cumplan las obras que tenemos proyectadas y que desde lo deportivo Moreno siempre sea protagonista.

COMENTARIOS