B NACIONAL

Punto de gloria para Sarmiento

El equipo de Iván Delfino igualó sin goles frente a Instituto de Córdoba en un partido emocionante. En los últimos minutos, el delantero de "La Gloria" Malcom Braida quedó solo con el arco pero increíblemente su disparo pegó en el travesaño.

B Nacional
0
SARMIENTO
0
INSTITUTO

Sarmiento empató sin goles ante Instituto de Córdoba y por ventaja deportiva pasó a las semifinales del reducido de la Primera B Nacional que otorgará el segundo ascenso a la Superliga. El partido tuvo muchas emociones, se jugó en el Estadio "Eva Perón" y fue arbitrado por Ramiro López.
En el trámite de las acciones, el que comenzó mejor fue Sarmiento. Para el choque contra "La Gloria", el entrenador Iván Delfino incluyó entre los titulares a Renzo Spinaci y eso fue clave para mantener el orden en la zona media.
El doble cinco que conformaron Guillermo Farré y Spinaci funcionó bien desde el arranque. Además del orden, el equipo intentó atacar por las bandas, con Arias y Bazán por izquierda; y con Garnier y Estévez por la derecha.
En esos primeros minutos de juego, el local se sintió más cómodo que su rival y de a poco le fue generando peligro al arco que estuvo defendido por Lucas Hoyos.
Por el lado de la visita, el equipo de Dario Franco estuvo impreciso, perdió rápido la pelota y por eso no pudo desarrollar ese juego asociado que tanto identifica al conjunto de Córdoba.
A los 25 llegaría quizás una de las jugadas más claras de la primera parte. Bazán llegó hasta al fondo, tiró el centro hacia atrás, Passerini ganó en lo alto y su cabezazo pasó cerca. Muy cerca.
El resto de la etapa inicial no estuvo tan bueno. El partido, lentamente, fue cayendo en un poso. Por un lado, Instituto no pisó el área rival, porque los delanteros Facundo Castelli y Mateo Klimowicz estuvieron desconectados del resto; y Sarmiento comenzó a abusar demasiado de los pelotazos.
De esa manera, sin goles y con pocas emociones, el primer tiempo bajó su telón.

Sufrió pero festejó
En el segundo tiempo, Sarmiento volvió a mostrar más actitud que su rival. Siempre con dos líneas de cuatro, el equipo de Delfino mantuvo el orden y siguió apostando al contragolpe.
Al momento de atacar, el Verde no tuvo tanta profundidad pero se animó mucho más que su rival. No obstante, con el paso de los minutos, a Darío Franco no le quedó otra que arriesgar un poco más, ya que el empate no le servía.
Instituto adelantó las líneas, abrió el juego por las bandas y de a poco comenzó a crear peligro. Malcom Braida le desbordó en varias ocasiones a Garnier y Facundo Caselli también le ganó el duelo en algunas oportunidades a Arias y Landa. Así, el equipo visitante emparejó las acciones.
Para darle aire al Verde el entrenador movió el banco. Arriba entró Miracco por Cacheiro; y en el medio puso a Rinaldi por Bazán y a Quiroga por Estévez. Las modificaciones se pusieron rápidamente a tono y así el local volvió a tener algunas jugadas de riesgo.
Pero no caben dudas que la más clara del segundo tiempo y del partido ocurrió en los minutos finales. La gran chance para los de Alta Córdoba se produjo cuando Castelli le ganó el mano a mano a Arias, se metió en el área, llegó hasta el fondo de la cancha y dejó a Malcom Braida con la pelota debajo del arco para marcar el gol de la clasificación. Sin embargo, increíblemente el travesaño lo negó. En las tribunas, los hinchas del Verde se agarraron la cabeza. Se refregaron el rostro, como despertando de una breve pesadilla y volvieron a respirar.
El partido se moría y con él las ilusiones de Instituto. Sarmiento tuvo dos contragolpes propicios en los últimos cinco minutos, uno con el arco libre, que Miracco no pudo embocar desde lejos. Quizás hubiese sido justo.
Finalmente Ramiro López pitó el final. Ese final que hizo estallar de alegría a la gran cantidad de simpatizantes del Verde que se hizo presente para eso, para alentar al equipo y para terminar festejando. Locura total en el "Eva Perón".
De esta manera, sin mucho brillo pero con una gran actitud, Sarmiento se defendió bien, lo pudo ganar pero terminó consiguiendo un empate que le sirve para meterse en las semifinales del reducido. Así, la ilusión por lograr el ascenso sigue en marcha y crece.<

COMENTARIOS