B NACIONAL

Manos vacías

Sarmiento perdió ayer de visitante por 2 a 1 frente a Brown de Adrogué, en uno de los encuentros que abrió la fecha 17 del torneo. El equipo de Iván Delfino no tuvo una buena tarde y en la última jugada del partido sufrió el gol de la derrota.

Un tropezón no es caída dice el viejo refrán y ojalá que la derrota del Verde de ayer sea solo eso. En uno de los partidos que abrió la fecha 17 de la B Nacional, el equipo de Iván Delfino cayó 2 a 1 en su visita a Brown de Adrogué y con ese resultado cortó una racha de cinco partidos sin perder.
Por su parte Brown de Adrogué festejó su cumpleaños 73 ganándole al Verde. Los goles del vencedor fueron convertidos por Ramiro Arias (6m, PT), en contra de su valla, y por Germán Lesman (47m, ST). El conjunto de nuestra ciudad lo había empatado transitoriamente por medio de Ignacio Cacheiro (34m, PT).
En el trámite de las acciones, el partido fue intenso, emotivo y con el resultado abierto hasta el final. En la primera parte del juego, el Verde estuvo impreciso pero siempre se las ingenió para crear peligro.
En el primer ataque a fondo, el equipo "Tricolor" se puso en ventaja por una desafortunada acción de Arias, que venció su propia valla, tras un centro despejado por el arquero Fernando Pellegrino. La desprolijidad de la defensa provocó el gol de Brown, aunque a esa altura el local tenía cierto mérito como para ir poniéndose en ventaja.
El tanto para los de Adrogué aumentó la confianza y los dirigidos por Pablo Vico predominaron con sus contraataques incisivos. Solamente la falta de eficacia le impidió a Brown aumentar la ventaja.
Goles que se erran en un arco se sufren en el propio, dice otro gran refrán futbolero que ayer volvió a cobrar vigencia. Cuando la defensa de Sarmiento no acertaba una y el equipo estaba para el cachetazo, el conjunto de nuestra ciudad encontró la igualdad, a través de una gran conversión de taco de Cacheiro, luego de un buen pase de Nahuel Estévez. Golazo del Verde, empate y a comenzar de nuevo.

Desprolijidades, mucha paridad y mete gol gana
El segundo período mostró a Sarmiento con mejor accionar y con más llegadas para ponerse en ventaja, aunque adoleció de puntería. No obstante, los dirigidos por Delfino nunca se pudieron terminar de acomodar en el campo de juego. Matías Sarulyte, Lucas Landa y Ramiro Arias tuvieron una tarde para el olvido y eso hizo que el equipo nunca tuviera confianza.
Pero si hay un merito para reconocer es que Sarmiento, jugando mal, siempre genera peligro y en eso tienen mucho que ver el tridente que conforman Cacheiro, Miracco y Passerini.
Lo cierto es que ayer la suerte no estuvo del lado del Verde. En esa segunda parte, el encuentro se presentó para cualquiera de los dos, fue de ida y vuelta, un tanto mal jugado pero entretenido; típico de esos partidos donde el que mete el gol gana.
En definitiva, Brown, que estuvo impreciso en las réplicas, halló demasiado premio en la última jugada del partido, cuando el "Gordo" Lesman empujó el balón, tras una buena maniobra de Bordacahar, para quedarse con los tres puntos y meterse otra vez en el reducido por el segundo ascenso a Primera.
Por el contrario, con la derrota el conjunto de nuestra ciudad cortó una racha de cinco partidos sin perder y por ahora quedó al margen de ese deseado reducido. Pero nada está perdido. En la fecha siguiente, Sarmiento recibirá a Ferro Carril Oeste, en Junín, en un choque que se produciría el sábado, a las 19. Allí, el único objetivo será ganar.

COMENTARIOS