Independiente igualó ante Gremio en la primera final
RECOPA SUDAMERICANA

Independiente igualó ante Gremio en la primera final

En el Libertadores de América, los brasileños ganaban por el tanto de Luan, pero el “Rojo” llegó al 1-1 por intermedio de Gaibor. Gigliotti fue expulsado en el primer tiempo.

Independiente y Gremio, campeón de la Sudamericana y de la Libertadores 2017 respectivamente, se enfrentaron por la ida de la Recopa Sudamericana en un partido caliente y con polémicas. Fue 1 a 1 en el estadio Libertadores de América.
En los primeros 45 minutos el Rojo se mostró mejor desde el primer momento y no paró de errar goles que le costaron caro. Con mucho vértigo, como es costumbre del conjunto de Ariel Holan, merodeó el gol en varias oportunidades pero padeció la falta de contundencia.
Más sólido en el manejo y dominio de la pelota, el local pegó un disparo en el travesaño a los 16'. Meza ganó en un córner y la suerte no estuvo de su lado. Tres minutos después, Jonathan Menéndez metió un centro atrás para la aparición de Benítez que no pudo resolver de buena manera y le pifió al arco.
Gremio llegó al 1 a 0 en la primera a fondo que tuvo. Un error de Fernando Amorebieta generó una corrida de Luan que terminó en el gol del brasileño. Definió tranquilo de zurda cuando le salió Campaña.
Para colmo, Emmanuel Gigliotti se fue expulsado luego de un codazo a Walter Kannemann. El árbitro había marcado la falta y lo había amonestado, pero utilizó el polémico VAR para luego mostrarle la tarjeta roja.
Pero Independiente siguió jugando mejor que su rival aún con 10 y lo empató a los 33'. Bruno Cortes desvió apenas un centro bien ejecutado por el ecuatoriano Fernando Gaibor, que dejó sin reacción al buen arquero Marcelo Grohe.
Por cómo salió el equipo de Porto Alegre al segundo tiempo -más actitud y tranquilidad para hacer sentir el hombre de más-, se ve que el DT Renato Gaúcho “tiró de las orejas” a sus dirigidos. Es que el Rojo había sobrellevado con mucha actitud y juego, primero el resultado en contra y segundo la expulsión.
Con el cansancio lógico de los de Avellaneda, los brasileños se animaron a dominar y manejar la pelota. A los siete Amorebieta llegó con lo justo a cerrar a Luan, que, sin querer, le pegó un rodillazo al ex Athletic de Bilbao. Pero no . A diez del final Maicon remató desde afuera pero Campaña parecía tenerlo contenido. Independiente se defendió bien y complicó cada vez que pudo pasar al ataque.
Si se tiene en cuenta que Independiente logró empatar con un jugador menos, y que jugó más de la mitad del partido en esa condición, el 1 a 1 final resultó un buen negocio.
Todo sigue abierto (no habrá gol de visitante) y se definirá en Brasil el próximo miércoles 25.

COMENTARIOS