Iván Delfino.
Iván Delfino.
NOTICIAS DE SARMIENTO

"Vamos a dejar todo para tener un buen torneo"

Vamos a dejar todo para tener un buen torneo"

El entrenador de Sarmiento, Iván Delfino, aceptó un mano a mano con Democracia para hablar de todo. Repasó la campaña del Verde en la primera parte del torneo, dio detalles de la pretemporada que arrancó, opinó sobre los refuerzos que llegarían y también aclaró que nada tuvo que ver con el alejamiento del DT de la Reserva, Patricio Hernández.

- ¿Cuál es el balance que realizó del 2017?
- Llegamos a principios de octubre y en los primeros días lo que hicimos fue trabajar más que nada desde lo anímico. Desde lo anímico y un poco también desde lo deportivo creo que el rendimiento del equipo fue irregular, con muchos altibajos. De todas maneras, haber terminado con una victoria (3 a 0 frente a Instituto) ha sido algo muy positivo porque nos permitió tener un poco de tranquilidad.

- Usted llegó con un plantel golpeado y hoy se ve un plantel motivado. ¿Qué cambió?
- Si el plantel estaba golpeado era más que nada por el arrastre de todo el año. Después hubo un cambio de actitud creo, que tiene que ver con darse cuenta de que el plantel era corto y por ende el recambio fue grande. Todos estaban para jugar y nosotros lo que hicimos fue ir dándole una oportunidad a todos. Lo planteamos de esa manera, se nos dieron algunos resultados, otros no; y ahora en el regreso notamos que los muchachos han vuelto con muchas ganas. Lo que todos tenemos es una gran expectativa en poder tener un gran semestre.

- En la primera parte del torneo, con usted como técnico, Sarmiento tuvo partidos muy buenos y también muy malos. ¿Coincide con esto?
- Sí, estamos de acuerdo, no hubo intermedios. A veces cuando un equipo viene derecho le toca ganar partidos hasta cuando no juega bien. Eso a nosotros no nos tocó. Se nos han escapado puntos muy importantes, al menos hay dos partidos claros, contra Estudiantes de San Luis y acá en Junín contra Santamarina (Tandil), en donde el equipo hizo las cosas bien y estuvimos muy cerca de ganar, pero los terminamos empatando. En estos dos partidos sumamos dos puntos cuando claramente podríamos haber sumado seis. Pero bueno, eso ya está, no hay que conformarse nunca con lo logrado y ahora tenemos que trabajar para tratar de mantener en el tiempo lo bueno que vamos logrando. Hemos jugado bien, más o menos y no tanto. Destaco que en algunos momentos hemos hecho las cosas bien y hemos podido resolver situaciones.

\LEÉ MÁS: "Delfino nos manifestó que a algunos jugadores no los va a tener en cuenta"


- Al equipo pareciera costarle mucho cuando le convierten primero.
- Sí, eso se notó mucho, sobre todo cuando jugamos de visitante. Nos pegaron primero y nos costó dar vuelta la situación. Por eso creo que tenemos que mejorar mucho. Contra Almagro lo sufrimos mucho (Derrota 3 a 0) pero lo más importante es que estamos a tiempo de corregir lo que se hizo mal y de potenciar lo que hemos hecho bien.

- ¿Cuál es el análisis que hace desde lo táctico? Sobre todo teniendo en cuenta que fueron varios los dibujos que implementó.
- Cuando llegamos jugamos con un 4-3-3, hemos pasado después al 4-4-2 y terminamos jugando frente a Instituto con un 4-3-1-2, con Bazán de enganche. Y Hemos tenido también partidos con cinco volantes. En definitiva, lo que creo es que la táctica y el rendimiento siempre se ven avalados por el resultado. Lo de cambiar de sistema es algo que el plantel lo entiende pero también lo seguimos aceitando.

- No se casa con ningún esquema.
- No, para nada. Siempre teniendo en cuenta lo que tengamos en cancha, lógicamente, no lo voy a poner a Bazán de tres. ¿No? ¿Se entiende? Dentro de un partido se dan muchos partidos. Entonces nosotros tenemos que aprender a resolverlos en ese instante.

- En este regreso a los entrenamientos se está dando una especie de renovación en el plantel. ¿Cuáles han sido sus sugerencias?
- Lo primero que tengo para decir es que yo llegué a un plantel armado. Lo único que me tocó a mí fue pensar y proponer algunos puestos puntuales para potenciar. Podría ocurrir que nos quedemos con lo que tenemos y pelearla igual porque considero que no son malos jugadores. Nos falta adaptación y un poquito más de conocimiento. Está claro que no todos han tenido el mismo rendimiento pero creo que eso se puede ir revirtiendo. Veremos qué ocurre en estos días con el tema refuerzos.

- ¿El alejamiento de Cuevas era algo previsible?
- Yo hablé con él antes de que termine el año pasado, le dije cuál era la posición que él tendría y en su momento me dijo que él estaba con ganas de pelearla. Después le salió otra oportunidad y se fue. Él sentía que estaba en los últimos momentos de su carrera y me dijo que quería terminar jugando. Así que es muy entendible su decisión y lógicamente desde acá le deseamos la mejor de las suertes.

- ¿Pidió un enganche y un delantero?
- Vamos por partes. Primero esperemos que llegue un volante creativo y después sí, la idea es sumar a alguien más para tener más opciones en la ofensiva.

- ¿Cree que se puede ir alguien más, además de Cuevas?
- No, creería que no. Te diría que al contrario, porque la idea es también sumar a algunos juveniles por lo menos para que vayan sumando experiencia.

- ¿Cómo se trabaja en la recuperación de algunos jugadores que han estado en la primera plana del fútbol nacional? Como por ejemplo Joaquín Boghossian.
- Hay que conocer las condiciones del jugador y ser muy específico con lo que se le pide. Coincido con vos en que Joaquín ha tenido un gran nivel. Después tuvo la mala suerte de tener algunas lesiones y hoy la está peleando para mejorar. Nosotros hablamos con él, vemos que está con ganas y tratamos de ir colaborando para que mejore. A veces un jugador se mide mucho por lo colectivo, por eso decimos que el grupo es importante, es el que colabora y respalda en esos buenos momentos.

- ¿Qué pasó con Patricio Hernández? Entre tantas cosas, se dijo que tuvo una discusión o un entredicho con usted.
- Me molestó mucho eso porque en realidad yo hablé con Patricio dos o tres veces y nunca tuve una discusión. Eso por un lado, después está demás aclarar que yo no tengo injerencia en las decisiones. Yo estuve metido mucho en mi trabajo porque la situación lo requería y si no tuve tiempo para juntarme con Patricio fue por eso, por trabajo, no por otra cuestión. Acá los proyectos son de los clubes, no son de los técnicos. Ahora se está analizando un nuevo entrenador para la Reserva y en eso yo tampoco tengo nada que ver, decide la comisión directiva.

- ¿Cuáles son los objetivos para esta segunda parte del torneo? ¿Llegó a Sarmiento con algún sueño?
- Todos tenemos sueños. Acá tenemos que mejorar día a día, mejorando el presente, el futuro será mejor. Si no hacemos las cosas bien hoy, mañana seguro vamos a sufrir las consecuencias. Entonces tenemos que tratar de mejorar. Tenemos un buen grupo, con buenos jugadores y con buenas personas. Estamos bien, las cosas dependen de nosotros y creo que ya somos consientes de esto. Se vienen dos o tres meses en donde vamos a jugar partidos que son decisivos para todos.

- ¿Le afectan las críticas?
- No, para nada. Me mantengo alejado de las redes sociales y por otro lado entiendo que el trabajo de entrenador tiene estas cuestiones. Mi trabajo son las decisiones que tomo. Y las decisiones te das cuenta si son malas o buenas después que las tomaste; antes no se sabe. Después, cuando asumís el rol y te das cuenta de que te gusta lo que hacés, sabés que estás en un mundo donde todos opinan. Y la opinión puede ser de un tipo que jugó, de un arquitecto o de un médico. Hoy en día entre perder y ganar no existe nada. Parece que son esos extremos y listo. Pero bueno, con trabajo y esfuerzo las cosas se logran.

- En un torneo parejo como el de la B Nacional, ganando dos o tres partidos, Sarmiento se puede meter en la pelea.
- Estoy de acuerdo, el objetivo es lograr una regularidad y después creo que los resultados llegan solos. Pero primero tenemos que hacer bien la pretemporada, sabiendo que el primer partido, contra Juventud de Gualeguachú, será importantísimo porque si ganamos salimos de la zona caliente, nos metemos en el reducido y aumentamos las chances de clasificar a la Copa Argentina. Así que vamos a apostar a eso, a ganar y a que sea el puntapié para un buen torneo.

- El hincha está ansioso.
- Lo sabemos y entendemos que el contagio es de adentro de la cancha para afuera. Nosotros tenemos una responsabilidad muy grande. Los muchachos me dan mucha confianza y estoy seguro de que vamos a dejar todo para tener un buen torneo.

COMENTARIOS