Pedagogía  rusa
FÚTBOL

Pedagogía rusa

Tras haber salido campeón en Colombia con el Millonarios de Bogotá, el DT Miguel Ángel Russo aseguró que su forma de trabajar no tiene secretos. "Siempre trato de honrar la escuela en la que me formé, la del juninense Osvaldo Juan Zubeldía y Carlos Bilardo", admitió.

Lejos de contar con uno de los planteles más lujosos de la liga colombiana, Miguel Ángel Russo le dio forma al flamante campeón, Millonarios de Bogotá, a cuyo mando pudo "honrar la escuela en la que se formó", la del juninense Osvaldo Juan Zubeldía y Carlos Bilardo, según admitió el entrenador.
“Jamás me olvido de dónde vengo, jamás me olvido de mis orígenes, ni en las buenas ni en las malas”, añadió Russo en diálogo con Télam sin que haya sido necesario formularle pedidos de aclaración.
Y por si alguna duda hubiera, el entrenador al que en estos mismos días la prensa de Colombia elogia con énfasis por haber coronado con un equipo sin la materia prima de Atlético Nacional, Junior de Barranquilla e Independiente Santa Fe, su derrotado en el mano a mano final, confiesa que durante unos cuantos años atesoró la esperanza de trabajar en tierras cafeteras.
“La verdad es que muchas veces había estado a punto de dirigir en Colombia, no se había dado por una cosa o por la otra y cuando de un modo imprevisto Diego Cocca dejó Millonarios, y me llamaron, consideré que era el momento ideal y mis compañeros del cuerpo técnico, los de siempre, coincidieron, vinimos y pusimos manos a la obra”, repone Russo y de forma tácita alude a su ayudante de campo, Hugo Gottardi, y al preparador físico Guillermo Cinquetti.


Tras hacer notar la ironía de que Gottardi es un verdadero ídolo de la hinchada del club al que postergó Millonarios (“Hugo fue un goleador extraordinario y en Santa Fe lo aman, pero además acá lo respeta todo el mundo”), el legendario centrocampista que jugó 418 partidos en Estudiantes de La Plata, fue internacional con el seleccionado argentino y se aboca a la dirección técnica desde 1990, recorrió su complejo camino al frente de Millonarios:
“Era un grande con un pasado glorioso que siempre aspira a estar entre los cuatro primeros y necesitado de un título; con Cocca había estado cerca y perdieron por penales, y como también habíamos estado cerca en la Copa Colombia y perdimos ahí se dio el punto de quiebre. ¿Por qué? Porque estábamos en el buen camino y en lugar de caernos, nos fortalecimos todos, los dirigentes, nosotros, los jugadores, todos. Y fueron muy importantes, claves, las charlas, la autocrítica, la capacidad de aprender y la grandeza del grupo”.
Russo, de 61 años, ha dirigido en 13 clubes y en seis de ellos resultó campeón: no coronó en Universidad de Chile, Salamanca de España, Monarcas Morelia de México, Colón, Los Andes, San Lorenzo y Racing, pero sí en Lanús, Estudiantes y Rosario Central en la B Nacional y en Vélez, Millonarios y Boca en Primera, en el caso del Xeneize en la Copa Libertadores de 2007.
Desde el punto de vista estrictamente futbolístico, el entrenador de marras repone que las principales virtudes del equipo residieron en el orden, la entrega plena, aprender de los errores y a jugar en condición de visitante y en los momentos decisivos “sacar ese poco más que te lleva adelante”, aunque reconoció que Santa Fe, dirigido por el uruguayo Gregorio Pérez, es “un muy buen equipo, lo felicito” y que en el primer tiempo del partido que desembocó en la vuelta olímpica “tuvimos la suerte del campeón”.
Russo juzga asimismo importante haber dispuesto de un conocimiento previo del fútbol de Colombia (“el jugador de Bogotá no tiene la idiosincrasia del de Medellín ni el de Medellín del jugador de Cali”) y en haber aplicado una vital enseñanza que años ha le fue trasmitida por Bilardo:
“El colombiano valora mucho los buenos modos, la cordialidad, el respeto, ‘gracias’ y ‘por favor’ son fundamentales. Cuando nos hicimos cargo del plantel, a finales de 2016, nosotros nos adaptamos a ellos, poco a poco, hasta que ellos se adaptaron a nosotros, a nuestra forma de trabajar, el equipo creció y cuando llegamos a las semifinales les dije que estaba seguro de que íbamos a dar un salto de calidad, a sacar lo mejor”.
Millonarios campeón y clasificado por decimoséptima vez a la Copa Libertadores de América, donde compartirá grupo con Independiente de Avellaneda, Corinthians y Deportivo Lara de Venezuela. ¿Qué opina Russo?
“La Copa tiene dificultades adicionales, vida propia; nos ha tocado un grupo muy difícil, no descubro nada, pero el fútbol colombiano tiene un gran potencial técnico y un gran potencial físico. Nos prepararemos para seguir creciendo y daremos pelea”.

COMENTARIOS