“Amo a Independiente, pero primero está mi familia”
ARIEL HOLAN

“Amo a Independiente, pero primero está mi familia”

De esta manera, el actual DT del Rojo campeón de la Sudamericana puso un manto de duda a su continuidad en el equipo. El apriete de los barrabravas y un profundo cambio en el club lo llevan a que no defina aún su futuro.

El entrenador Ariel Holan afirmó ayer que ama a Independiente, pero aclaró que “primero está la familia”, con lo que puso un manto de incertidumbre sobre su continuidad a raíz del apriete que sufrió semanas atrás de parte de la barrabrava del club.
En medio de la expectativa por la renovación o no de su contrato, que vence el próximo 31 de diciembre, el entrenador comentó que actualmente vive “con custodia” al igual que su núcleo familiar, por lo que condicionó su permanencia en el club a determinadas “condiciones” relativas a su seguridad. El pasado 20 de octubre, el director técnico de Independiente fue amenazado por Pablo “Bebote” Alvarez (hoy preso) y otros barras, quienes le exigieron el pago de unos 50.000 dólares para financiar un viaje a Paraguay con motivo de la presentación del equipo por los cuartos de final de la Sudamericana.
El episodio ocurrió en el Acceso Sudeste, en las cercanías del predio Santo Domingo, cuando los violentos le cruzaron un auto al vehículo de Holan a la salida de un entrenamiento del plantel.
“Sentí mucha desprotección, fue una situación delicada la que nos tocó vivir. En los clubes es muy difícil ponerle límites a los barras”, declaró en una nota con el canal TyC Sports.
A la vez afirmó que “el domingo hay elecciones, voy a ir a votar como socio, con mis hijas. El lunes o martes hablaré con el presidente, mi continuidad no depende de lo económico. Lo de los barrabravas (lo amenazó y obligó a vivir con custodia policial permanente) no es la única cuestión, yo quiero un Independiente que tenga un proyecto futbolístico que se pueda llevar adelante a largo plazo. La institución estaba de rodillas, de a poco nos fuimos reconstruyendo”, explicó el técnico.
También pidió que “se tenga muy en claro el proyecto de fútbol”, porque con la falta de identidad que suele existir en la Argentina, “los clubes son microsociedades”.
“Mi actitud responsable es dar mi opinión y ver si están dadas las condiciones. En este momento, en el fútbol uno cree que está sentado a la derecha de Jesucristo, entonces vienen los ofrecimientos de todos lados. Yo no me voy a sentar con nadie hasta que hable con el presidente de Independiente, de lo que yo quiero para Independiente”, enfatizó.

COMENTARIOS