AROMA DE MUJER

Crecimiento del fútbol femenino en Junín, una goleada a los prejuicios

La actividad viene logrando un desarrollo notable, gracias al empuje de las chicas y de los torneos que organiza la Liga Deportiva del Oeste. Mañana, el Seleccionado de Junín se jugará ante Trenque Lauquen el pase a la final del Provincial.

En abril de 2012 la Liga Deportiva del Oeste organizó por primera vez un Torneo de Fútbol Femenino. A partir de allí comenzó una historia que agrupa momentos de felicidad.
A las competencias locales se les sumaron las regionales, luego las provinciales y en 2014 el Seleccionado jugó por primera vez un certamen nacional. El crecimiento es notorio y se festeja.
Entre los datos que describen el gran presente, hoy, la mayoría de los clubes ya tiene un equipo que los representa y la selección mayor se jugará mañana el pase a la final del Provincial.
La pasión por el fútbol, la seriedad dirigencial, el compromiso, la organización y la sana competencia también forman parte de una realidad que sorprende, que se disfruta y que tiene mucho más para dar.
A continuación, en diálogo con Democracia, la jugadora Antonela "Pini" Tamburrini; el director técnico del Seleccionado, Sergio Barbagelatta; y el presidente de la Liga, Claudio Yópolo; cuentan sus experiencias.

"Pini" Tamburrini, talento y constancia
Antonela "Pini" Tamburrini arrancó a jugar al fútbol a los 13 y hoy tiene 28. El talento y la constancia forman parte de su personalidad, la misma que la llevó a convertirse en la capitana de varios equipos y hoy del Seleccionado de Junín.
Comenzó jugando con sus amigas, luego lo hizo en Jorge Newbery, en Rivadavia de Junín y en la actualidad lo hace en Sarmiento. A continuación, más de su historia.

- ¿Recordás cómo arrancaste?
- A los 13 años, más o menos, en la escuela Normal, con un grupo de compañeras armábamos equipos para jugar en los bonaerenses. En ese momento el fútbol femenino prácticamente no existía. Nosotras éramos siete chicas que nos juntábamos a jugar en una quinta.

- ¿Qué fue lo que te atrajo del fútbol?
- En realidad siempre me gustaron los deportes, a eso se le suma que tengo todos hermanos varones, así que no me quedó otra. O jugaba al fútbol o jugaba al fútbol (risas).

- ¿Cómo has vivido los cambios que se produjeron en todo este tiempo?
- Es impresionante. Antes nos juntábamos a jugar al futbol cinco y me acuerdo que viajábamos hasta Pergamino para participar de un torneo que era de siete. Ahora es otra cosa, creo que hubo una apuesta, de parte de la liga, muy grande, que salió muy bien porque el torneo de fútbol once fue creciendo mucho. En el club Sarmiento ya hay varias categorías, sub 13, sub 15, y eso antes era impensado. Se dejó de lado eso que se decía que el fútbol era sólo para hombres, en las familias ahora se entiende que es un deporte más y que lo pueden jugar chicos y chicas. Por eso ahora es impresionante la cantidad de jugadoras que hay en Junín y la zona.

- Le ganaron a los prejuicios.
- Sí, por goleada. En todo sentido, sino quedarían las mujeres en casa y los hombres saldrían a trabajar. Todo cambió, por suerte.

- ¿Cómo ves el presente del seleccionado?
- Muy bien, hay un lindo grupo y con muchas de las chicas ya nos conocemos, tuvimos la suerte de ser campeonas provinciales y de jugar el campeonato nacional en el 2014. Ahí nos quedó un sabor amargo porque sabíamos que estábamos para más. Por eso este año vamos por todo.

- ¿Qué lindos momentos te ha regalado el fútbol?
- La primera alegría fue haber llegado a las finales en Mar del Plata, con los juegos bonaerenses. Otro momento, sin dudas fue haber integrado el equipo que salió campeón provincial, en el 2014. Viajamos al sur con mucho entusiasmo, fue hermoso, se armó un lindo grupo y con muchas de las chicas nos hicimos muy amigas. La amistad es algo que te regala el deporte y que no tiene precio.

Sergio Barbagelatta: "Siempre le pido a las chicas que gambeteen"
El gran DT del Seleccionado de Junín, Sergio Barbagelatta, se mostró sorprendido con el crecimiento que ha tenido el fútbol femenino. En diálogo con este diario, recordó sus comienzos y repasó los momentos más importantes.

- ¿Cómo y cuándo te relacionas con el fútbol femenino?
- Arranqué haces seis años. Yo dirigía los sub 15 y sub 13 de varones, también había tenido una experiencia en el Argentino C con BAP, hasta que un día Claudio Yópolo y Raúl Mercado me proponen hacerme cargo del seleccionado de fútbol femenino. Sinceramente, al principio lo dudé mucho, les pedí un tiempo, lo hablé con mi familia y finalmente terminé aceptando. Así arranqué, lo primero que hicimos fue cambiar el esquema de juego, porque al principio los partidos eran de ocho contra ocho y pasamos a jugar los campeonatos de once.

- ¿Cómo manejaste el tema de los prejuicios?
- Hoy en día ya no existen más, al principio quizás un poco, había gente que se preguntaba cómo una mujer iba a jugar al fútbol. Yo digo que es un deporte más. Hoy en día hasta hay chicas que juegan al rugby. Así que me parece que es una discusión o un tema del pasado, por suerte hoy existe más libertad y eso también tiene que ver con el crecimiento que ha tenido el deporte.

- ¿Cómo se planifica un partido?
- No hay muchas diferencias, se entiende que las chicas tienen una menor dinámica que los hombres, pero el resto de la planificación es igual. Tácticamente, con la pelota parada y demás yo trabajo igual. Para mí no hay diferencias, trabajo con un equipo de fútbol.
- Hay muchos elogios para el Seleccionado de Junín.
- Las chicas que están por algo han sido elegidas. Entienden el juego. “Mary” Costa por ejemplo, es una chica que juega en General Pinto, juega de ocho y tiene un juego y una pegada impresionante. Otra diferencia es que prácticamente el juego brusco no existe. Nosotros apuntamos a otra cosa. Jamás le voy a decir a una jugadora que se tire al piso para recuperar una pelota, por darte un ejemplo. Puede ser un último recurso pero nunca el primero. De todas maneras esto es un juego y por ende siempre se está aprendiendo y enseñando constantemente.

- ¿Cuáles han sido los mejores momentos que te ha tocado vivir con las chicas?
- En estos seis años el momento de mayor felicidad fue en el 2014 cuando salimos campeones provinciales y fuimos a jugar a Trelew contra los ocho mejores del país. Ahora estamos muy cerca de lograr lo mismo, esta vez si ganamos el campeonato tendríamos que viajar a San Juan para jugar el nacional.

- ¿Se puede ver algún caño o gambeta?
- Sí, seguramente. Tenemos un orden muy trabajado pero siempre le pido a las chicas que gambeteen, y para eso hay chicas en el plantel que lo pueden hacer muy bien. El que va, seguro va a ver una gambeta, un caño, un sombrero, algo te vas a llevar.

"El fútbol femenino tiene que tener el lugar que hoy tiene"
El presidente de la Liga Deportiva del Oeste, Claudio Yópolo, también repasó el trabajo realizado.

- ¿Cómo surgió la idea de hacer un campeonato para mujeres?
- Arrancamos hace seis años y en aquel entonces veíamos que había muchas chicas con ganas de jugar. Cada vez había más interés y también se empezaron a organizar en la zona. Lo charlamos con Raúl Mercado y coincidimos en darle para adelante. Se armó el departamento de fútbol femenino, con Raúl de presidente, le dimos para adelante y la verdad que la respuesta fue impresionante.

- ¿Qué recordás de aquel comienzo?
- Había muchos equipos de la zona, de Vedia, de Venado Tuerto pero no había de Junín. La Unnoba y Rivadavia (J) fueron los primeros. Después se fueron sumando todos, ahora para el nocturno que se viene se van a sumar Defensa, Villa Belgrano, Rivadavia de Lincoln y un equipo de Vedia.

- ¿A qué crees que se debe el crecimiento?
- Se venció con un prejuicio muy grande: que una chica jugara al fútbol, por ahí hasta para la propia familia estaba mal visto. Hoy se venció eso y las familias acompañan a las chicas a la canchas. Viajan con ellas y ese es el apoyo más importante. Después, nosotros acompañamos, desde la liga estamos convencidos de que el fútbol femenino tiene que tener el lugar que hoy tiene.

- ¿Cómo se da el reconocimiento de AFA?
- Cuando asume “Chiqui” Tapia se rearma el departamento de fútbol femenino y Pablo Tovillino nos convoca para trabajar en ese lugar. En espacio somos cuatro dirigentes trabajando, está Paula Soto (Liga del Valle de Chubut) que es la presidenta, Cristina González (Liga tucumana), Gisel Matorra (Liga del Paraná) y yo que tengo el cargo de secretario. En el trabajo que venimos realizando notamos que cada vez hay más ligas que organizan torneos de fútbol femenino.

- ¿Cuáles son los proyectos para el fútbol femenino de Junín?
- Bueno, hoy por hoy tenemos cerca de cien chicas que están fichadas en sus diferentes equipos, que son federadas y la idea es ir mejorando en todo sentido. Queremos que cada club realice los pases de jugadoras como lo hacen en el torneo de varones. Es una actividad más de la liga, cada jugadora tiene que estar fichada y si un club quiere a esa jugadora tiene que hacer el pase como corresponde.

- ¿Cree que se pueda dar en un futuro que los clubes les paguen a las jugadoras?
- Seguramente. Hay que lograr que los torneos sean competitivos. Ojalá que los clubes el día de mañana le puedan pagar unos pesitos como ocurre con algunos jugadores. No lo vería para nada mal. Pero para que eso ocurra nosotros tenemos que armar las bases.

Mañana la historia del fútbol femenino de Junín escribirá un nuevo capítulo. A las 13, en la cancha de Ambos Mundos, el combinado de nuestra ciudad recibirá a Trenque Lauquen para disputar el partido de vuelta correspondiente a las semifinales del Torneo Provincial que respalda el Departamento de Fútbol Femenino del Consejo Federal de AFA. En la ida ganó el equipo de nuestra ciudad por 1 a 0 y con el empate, Junín podría volver a estar en una final.
Ganar el Provincial le daría a Junín la posibilidad de volver a jugar un certamen nacional, que sería en diciembre y en San Juan. Un sueño que las chicas ya pusieron en marcha.

COMENTARIOS