B NACIONAL

Recuperó la alegría

Con un golazo de Ramiro Arias, Sarmiento le ganó a Deportivo Riestra y festejó el primer triunfo en el torneo. El equipo de Iván Delfino se quedó con un hombre menos por la expulsión de Javier Capelli y aguantó a puro corazón, inteligencia y mucho orden.

Sarmiento derrotó a Deportivo Riestra 1 a 0, por la sexta fecha de la Primera B Nacional, y logró su primera victoria en el campeonato. Ramiro Arias (45m.PT), ex San Lorenzo y Aldosivi, marcó el único gol del partido jugado en el Estadio "Eva Perón" y arbitrado por Darío Sandoval.
Ya de movida se notó, y mucho, la mano del entrenador Iván Delfino; quien modificó el esquema táctico, sobre todo en la mitad de la cancha. Allí, en esa zona caliente, donde se cocina el juego, el DT puso a Guillermo Farré bien de cinco; a Luis Yamil Garnier de 8 y a Nicolás Rinaldi de 10. Más afuera, bien abiertos, Ignacio Cacheiro por la derecha y a Patricio Vidal por la izquierda; con Nicolás Miracco como nueve de referencia.
El tridente Farré, Garnier y Rinaldi fue fundamental. Porque todo pasó por ellos. Fueron la brújula, el termómetro que todo equipo necesita para lograr un equilibrio. Y con la alineación, así de simple, el local ya tomó cierta ventaja porque si bien no comenzó agresivo, controló bien las intenciones del rival.
En el trámite de las acciones, la primera de riesgo fue Riestra, que lo tuvo en los pies de Jonathan Herrera pero su zurdazo fue rechazado bien por Javier Capelli. Luego respondió Sarmiento, generando más peligro con un zurdazo de Rinaldi que se fue sobre el travesaño y con otro del "Flaco" que tapó Carlos Morel. Así, el Verde demostraba agresividad, algo que hacía falta.
Ya pasando los 20 el partido fue de ida y vuelta; con Sarmiento presionando un poco más y buscando el gol por todos lados pero esta vez con un poquito de juego y con orden. Sobre todo orden.
Arias pasó siempre y Méndez también. El equipo de Delfino mostraba lo mejor de sí y más por su ímpetu que por su juego iba a tener su premio. Pero antes, como siempre, iba a sufrir.
Javier Capelli cometió una falta, en la protesta se fue de boca y el árbitro le mostró la roja. Inentendible. Lo cierto es que el "2" se fue a las duchas y dejó a su equipo con un hombre menos.
Pero tras el bajón llegó la alegría. Arias aprovechó un rebote y clavó un derechazo tremendo, fuerte y preciso que se metió en el ángulo de Morel. Golazo de Sarmiento y grito frenético de su gente. Festejo alocado y merecido para irse al descanso.

En el complemento Sarmiento lo aguantó y terminó festejando
Para la segunda parte, Delfino tuvo que rearmar el equipo. Metió a Matías Sarulyte y sacó a Cacheiro. Y así mantuvo los cuatro del fondo, con Méndez, Sarulyte, Landa y Arias; y en el medio quedaron Vidal, Garnier, Farré y Rinaldi; y Miracco arriba para aguantar lo que le tiren.
En el inicio de ese complemento sufrió el Verde cuando lo tuvo el ingresado Mauricio Fernández para Riestra, pero su remate fue rechazado en la línea por Sarulyte. Como respuesta, un derechazo de Vidal motivó una gran atajada de Morel y un remate de Farré se fue por poco.
Ahí quedó en claro que para el equipo de Delfino el partido era otro. Farré impuso su experiencia para "planchar" el reloj en varias ocasiones. Ante cada falta de la visita, los jugadores del Verde se tomaron su tiempo. Entró el carrito para auxiliar a varios. Después Delfino metió a Joaquín Vivani y sacó a Vidal; y también ingresó Héctor Cuevas por Miracco. El tiempo parecía que no pasaba más.
A todo esto creció la figura de Rinaldi, que hizo la pausa, que buscó siempre a sus compañeros, que luchó y que se terminó ganando el aplauso y el cariño de la gente.
En resumen, en los minutos finales Sarmiento se retrasó un poco pero controló las acciones y hasta lo pudo aumentar a los 40m. con un remate de Héctor Cuevas que tapó Morel.
En definitiva, el conjunto de Delfino se llevó merecidamente el primer triunfo en el torneo. Los tres puntos se festejaron como un campeonato, porque se cortó la malaria y porque el equipo recuperó la alegría.

COMENTARIOS