Ordenan detener a “Bebote” Álvarez, el líder de la barra de Independiente
APRIETES

Ordenan detener a “Bebote” Álvarez, el líder de la barra de Independiente

Lo decidió el juez que interviene en la causa. “No lo amenacé ni lo apreté” al técnico Ariel Holan, se defendió el barra.

“¡Qué voy a renunciar! ¿A dónde? Qué apriete ni apriete. Mis problemas son las cuestiones deportivas y en eso voy a hacer foco”. Ariel Holan se mostró firme, aunque visiblemente molesto, después del episodio que le tocó vivir el último jueves, cuando un grupo de barrabravas, con su líder Pablo Álvarez a la cabeza, lo interceptó a la salida del club para pedirle 50 mil dólares para ir al Mundial de Rusia. Este martes el juez Luis Carzoglio ordenó el pedido de detención de “Bebote” por el delito de extorsión. La denuncia la había hecho la Aprevide de oficio.
Holan no quiere hablar públicamente de lo ocurrido. Ya dio su testimonio ante Laura Carballal, la fiscal de Lomas de Zamora, el sábado. Pero antes de abordar el avión hacia Paraguay para enfrentar a Nacional de Asunción, por la Copa Sudamericana, no le quedó otra que referirse a los hechos. “No tengo nada que callarme. Estas cosas están en manos de mis abogados y de la Justicia. Quiero hablar de fútbol. En Independiente de lo único que se tiene que hablar es de fútbol”, se limitó a decir el DT.
Por su parte, Álvarez negó haber extorsionado a Holan, a quien trató de mentiroso. “De ninguna manera lo amenacé ni lo apreté. El jueves tuve una charla normal con Holan, como la tuvimos la anterior vez que hablamos, en septiembre, también en su auto, cuando nos cruzamos en Alsina y Bochini. Me subí al auto de él para que no nos vieran y así no comprometerlo. No le crucé ningún auto. Yo estaba en una moto. Lo saludé por la ventanilla. Bajó la ventanilla y nos pusimos hablar. Y como estábamos cerca del predio, me hizo subir al auto y nos fuimos para el lado del Docke a hablar”, relató el capo de la facción apodada Los Diablo Rojos el lunes por la noche en una entrevista radial al programa Código de Barras.
Esta versión se contradice con la declaración que en la mañana del martes brindó en la UFI Nº 1 de Avellaneda, durante una hora y media, Daniel Ramos, el amigo personal de Holan que se encontraba con él y con Javier Telechea (el colaborador que ya declaró el sábado) en el auto Ford Focus de color blanco cuando fue abordado por “Bebote”. Según pudo averiguar Clarín, Ramos contó ante la fiscal que el barra cruzó la moto y golpeó la puerta del coche en el que estaban mientras ordenaba “abrime, abrime”.
Álvarez, en tanto, sostuvo que el director técnico “puso un nexo porque nos dijo que iba a colaborar con nosotros para que vayamos al Mundial, pero todavía no sabía en qué iba a colaborar. Lo puso a su colaborador (sería Leandro Stillitano) para estar en contacto y no comprometerlo”. “Holan tiene que colaborar si tiene ganas, si no tiene ganas no tiene que colaborar. Nos dice que no y listo. Nadie está obligado a colaborar. Algunos técnicos anteriores han colaborado y otros no. No hay que ser hipócritas, todos sabemos que vamos al Mundial por muchas rifas y colaboraciones relacionadas a gente del fútbol. Esto es así, el fútbol es así acá”, expresó con una liviandad alarmante “Bebote”, quien además afirmó que con el actual entrenador del Rojo habló “cuatro veces en total”.
Sin vueltas, el líder de la barra, apuntó contra la Comisión Directiva presidida por Hugo Moyano: “La dirigencia me quiere ver preso. Vienen unos meses electorales y todos saben que no estamos de acuerdo con esta gestión. Independiente no está bien económicamente, se están haciendo las cosas mal. Y todo es en beneficio de la familia. Con la familia me refiero a los Moyano”. Y denunció negociados de la dirigencia con el club de Avellaneda.

COMENTARIOS