Messi y Mascherano, otra vez, lo mejor de la Argentina

Messi y Mascherano, otra vez, lo mejor de la Argentina

Lionel Messi y Javier Mascherano fueron, con poco, los mejores jugadores de Argentina en el empate de esta noche ante Perú, 0 a 0, por la 17ma y penúltima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para Rusia 2018.

La puntuación del equipo fue la siguiente:


Sergio Romero (6): no intervino mucho, pero sobre la hora le sacó un tiro libre con destino de gol a Paolo Guerrero.

Gabriel Mercado (4): se equivocó en la única llegada de Perú, por su sector. No fue factor sorpresa ni salida clara.

Javier Mascherano (7): por momentos, especialmente en el primer tiempo, quiso ser el caudillo habitual. Muchas veces se paró como volante central y llevó el equipo para adelante. En el segundo tiempo remató de lejos y casi se convierte en el héroe de la noche.

Nicolás Otamendi (5): no tuvo demasiado trabajo en defensa ni tampoco intervino en el área rival.

Marcos Acuña (5): fue más extremo que marcador de punta, pero finalmente no tuvo peso en ninguna de las funciones. Perú no lo atacó pero tampoco fue importante a la hora del desborde.

Lucas Biglia (6): luchó junto a Mascherano en el medio. A veces se le fue la pierna y estuvo al borde de la expulsión. En el segundo tiempo, también con un disparo de lejos, pudo darle la victoria a la Argentina.

Ever Banega (3): una noche desafortunada, lejos de ser el socio que Messi necesitaba. No tuvo criterio en el traslado ni en los pases, por momentos le faltó actitud. Fue reemplazado en el segundo tiempo por Fernando Gago.

Angel Di María (3): otra noche para el olvido. De entrada parecía que podía influir, pero se fue diluyendo y fue lógica su sustitución en el entretiempo por Emiliano Rigoni.

LIONEL MESSI (8): más allá de alguna irregularidad fue, otra vez, el mejor jugador de la Selección. No se le puede decir que no se puso el equipo al hombro. De él dependieron las llegadas claras que tuvo la Argentina, pero una vez más se demostró que es humano y no puede hacer todo.

Alejandro Gómez (5): Sampaoli lo puso de extremo y alternó buenas con malas. Jugó como para pensar qué diferencia hay entre los que están en Europa y los del medio local.

Darío Benedetto (4): tenía el marco ideal para tener una noche consagratoria. Pero las veces que Messi lo habilitó en posición de gol falló en lo que mejor hace, la definición en espacios reducidos.
Ingresaron:

Emiliano Rigoni (5): de entrada parecía que podía ser el que brilló en Independiente, pero se fue diluyendo en la desesperación general.

Fernando Gago: jugó apenas siete minutos. Entró y se lesionó.

Enzo Pérez (4): lo poco que jugó no trascendió.

COMENTARIOS