FÚTBOL

Carlos Salvador Bilardo: “Osvaldo Juan Zubeldía fue uno de los primeros adelantados en la dirección técnica”

El entrenador Campeón Mundial con la Selección Argentina en México, 1986, estuvo en Junín participando del homenaje a su gran amigo y maestro.

Nací en la paternal. Jugué primero en San Lorenzo de Almagro porque mi padre era fanático del Ciclón o los Forzosos de Almagro como lo llamaban en esa época. Yo iba a la platea del Gasómetro de la Avenida La Plata y me sentaba entre las piernas de mi padre.
Me fichó ahí y arranqué a jugar hasta los veinte años. Soy hincha de San Lorenzo y de Estudiantes de La Plata.
A los veinte tenía dos posibilidades de pase. Argentinos Juniors y Estudiantes de La Plata. Argentinos estaba a dos cuadras de mi casa. Los dos clubes estaban por irse al descenso. Yo estudiaba medicina y ya me recibía. Entonces pensé que si me iba al descenso con Argentinos Juniors no iba a tener clientes en mi consultorio, me iban a odiar toda la vida.
Me fui a La Plata, fiché con Estudiantes. Ahí estaba Osvaldo Zubeldía, él me pidió. Jugué hasta los treinta años y fui varias veces campeón.
Cuando terminé de jugar me dediqué a la conducción técnica.
De Osvaldo muchos aprendimos lo que es el fútbol, lo que es la pasión por un equipo y lo que es ganar. Los que siguieron las campañas de Osvaldo y después las nuestras, el slogan fue “hay que ganar”…. Después le agregaron “de cualquier manera”. Pero hay que ganar como decía Zulbedía, entrenando, saber cómo está cada uno de los jugadores, conocer los rivales, cuidarse y vivir nada más que para la familia y el fútbol. Chau. Y de ahí arreglate.
Es diferente a lo que decía una vez el periodismo, pero yo lo entendí después. Estudiantes es un equipo que no vende. Vende poco en Capital Federal. Más venden Boca, River, Racing, San Lorenzo. En La Plata sí, es Estudiantes-Gimnasia o viceversa. Entonces no es negocio. Por lo tanto no puede salir en tapa, Estudiantes ganó. Eso lo entendí claramente.
Osvaldo nos enseñó que había que ganar y eso me quedó grabado. Todavía me siguen criticando, nos siguen criticando. Después un señor le agregó “de cualquier manera”. Mentira.
Osvaldo estaba dos horas practicando un corner, dos horas tirando un tiro libre. Se ponía en el área levantaba una mano y decía “la pelota tiene que venir acá” y hasta que no le pegaban un pelotazo en la mano no terminaba el ejercicio. La jugada de off side no es antifútbol, hay que saber contrarrestarla.
Estaba dos horas diciendo como juega el contrario, este jugador o el otro. Sabía todo. Fue uno de los primeros que empezó a mostrar videos. Mirábamos los videos y estudiábamos a los contrarios. Quería que conociéramos hasta el carácter de los jugadores. Practicaba con una táctica, después con otra.
El decía “cómo no lo vamos a hacer si jugamos en contra de ellos”. Fue un adelantado en el fútbol.
Antes se jugaba a la carga Barracas y como salía, salía.
Yo siempre traté de seguir sus pasos porque veía que los resultados estaban a la vista. Así nos fuimos formando nosotros.
Íbamos a España y no había que ir a perder. Hacía partidos con el Real Madrid, el Barcelona. Un día le dije “Osvaldo, busque otros clientes que les podamos ganar, siempre elige los mejores”. Nunca me hizo caso, enfrentábamos a los mejores y en el peor de los casos perdíamos por un gol. Así fue formando el equipo.
Los jugadores de Estudiantes de antes saben que algo también dejó en la institución. Se hizo un country, luego otro donde se puede entrenar tranquilamente.
Si sale un equipo campeón una y otra vez, va a Colombia a hacer un trabajo y hoy en día lo adoran. Quedó la época de Zubeldía marcada, quiere decir que algo hizo. Inclusive Maturana lo adora.
Pienso que en Argentina no es reconocido como tiene que ser. Pienso que el trabajo nuestro para algo está y se expresó.
Se logró que la Selección Nacional sea reconocida mundialmente y la verdad es que Zubeldía tuvo mucho que ver con esto. Yo siempre se lo repito al periodismo porque es la verdad.
Nos metieron dos palabras, antifútbol y laboratorio. Que digan lo que quieran, nosotros ganamos y si ganamos la prensa vende y van a estar contentos. Tienen que decir está bien porque necesitan vender. No pueden decir está mal y ganaron.
Hoy es el día que agradezco haber estado con Zubeldía. Nos sentábamos horas a hablar de fútbol por las noches. Era táctica, táctica, táctica. Era un libro de tácticas.
Las cosas fueron cambiando en la medida que los resultados fueron apareciendo y Osvaldo fue uno de los pioneros en imponer sus conceptos. El mando primario, secundario y universidad, todo junto sin escalas. Un camión de conocimientos. Y eso mucha gente lo aprovechó, entre ellos yo.

COMENTARIOS