RIVER PLATE

Gallardo: “Quiero tomarme unos días para reflexionar sobre mi futuro”

“No estoy diciendo ni que me voy ni que me quedo, no quiero especular. Tengo un gran aprecio por River pero quiero tomarme unos días para pensar”, aclaró el DT.

El director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, puso suspenso acerca de su continuidad en el cargo, al afirmar que se tomará “unos días para reflexionar” sobre su futuro después de coronar la Copa Argentina, el sexto título de su ciclo en el club.
“No estoy diciendo ni que me voy ni que me quedo, no quiero especular. Tengo un gran aprecio por River pero quiero tomarme unos días para pensar”, aclaró el entrenador en una nota concedida al canal Fox Sports.
Gallardo, de 40 años, asumió el cargo en junio de 2014 y con la copa lograda en Córdoba sumó su sexta conquista, pues ya había ganado otro cinco títulos internacionales: Sudamericana 2014; Recopa, Libertadores y Suruga Bank en 2015 y nuevamente la Recopa este año.
“Hemos conseguido muchas cosas, este ciclo ha sido muy exitoso. Tengo que ver qué es lo que tenemos para ir en busca de nuevos desafíos”, consideró el “Muñeco”, que de esta manera podría dirigir su último partido el domingo próximo ante Olimpo en Bahía Blanca.
Por último, Gallardo no se dejó seducir por el hecho de haber clasificado a la Copa Libertadores del año próximo. “Jugarla genera un gran desgaste y quiero detenerme a pensar si estoy preparado para afrontarlo”, declaró.
Gallardo, que asumió en junio de 2015 y debutó al mes precisamente en Copa Argentina, completó el jueves por la noche su partido 135 al frente del equipo con un nivel de efectividad cercano al 60 por ciento y con 6 copas (Libertadores, Sudamericana, Suruga, 2 Recopas Sudamericanas y la Copa Argentina) que convirtieron al club nuevamente en uno de los más poderosos del continente.
Los logros deportivos de Gallardo además dispararon la marca River al primer nivel de ingresos por marketing y significaron que el club cierre este año el mejor balance de la historia del club y el mejor de todo el fútbol argentino.
De la misma manera, hubo una revalorización de jugadores que generaron millones de dólares en ingresos con las ventas como Ramiro Funes Mori, Matías Kranevitter, Germán Pezzella, Gabriel Mercado y Emanuel Mammana y cotizaciones futuras altísimas como en el caso de Lucas Alario y Sebastián Driussi.
En el plano institucional, Gallardo se propuso armar y planificar un centro de entrenamiento de primer nivel y logró que en un año, y bajo su supervisión total y diaria, el predio de Ezeiza se reconstruya desde los vestuarios hasta los campos de juego.
El “Muñeco” Gallardo consiguió todo lo que se propuso desde lo deportivo y desde lo institucional y ahora deberá decidir si hay nuevos desafíos que afrontar o si se toma un descanso para empezar a preparar lo que será, más temprano que tarde, su desembarco en las grandes ligas de Europa.

COMENTARIOS