None
EN OSAKA

Mundial de Clubes: la tecnología tuvo una participación histórica y decisiva

Viktor Kassai, el árbitro húngaro, no vio el penal. Como tantas veces, ocurrió una infracción no sancionada. Pero lo que pasó después de la jugada fue un momento histórico para el fútbol. Por primera vez en un partido oficial de la Fifa, el juez cambió su fallo y sancionó un penal por la revisión de la acción en video ref y, gracias a esa asistencia tecnológica, Kashima Antlers convirtió el primer gol del partido, para ponerse en ventaja sobre Atlético Nacional de Medellín, en las semifinales del Mundial de Clubes. Se jugaban 27 minutos cuando el colombiano Berrio barrió a Nishi en un tiro libre en una acción que pasó desapercibida, incluso para los jugadores del equipo local. La acción continuó, Atlético Nacional tuvo la pelota y todo siguió con absoluta normalidad. Sin embargo, a los 29 minutos, y cuando el conjunto colombiano tenía un lateral en el campo contrario, Kassai detuvo el juego ante la sorpresa de todos. Por el intercomunicadorz le informaron de la infracción de Berrio y el árbitro se acercó para ver la jugada en una pantalla ubicada al costado de la cancha. Observó las repeticiones tantas veces como lo creyó necesario. Tres minutos después llegó a una conclusión: fue penal. El colombiano Orlando Berrío enganchó al japonés Daigo Nishi. Shoma Doi se encargó de convertir el tanto.
En marzo de este año la Fifa autorizó el uso experimental de este sistema, y por primera vez se utiliza de manera oficial.
Lo curioso es que aunque la tecnología permitió que se haga justicia, eso no evitó la protesta de los jugadores de Atlético Nacional, que aún viendo la repetición en la pantalla gigante del estadio, siguieron con los reclamos a Kassai, porque, según su parecer, Berrío no había cometido la infracción. Con ese gol, Kashima Antlers abrió el marcador en el partido que finalmente le ganó por 3-0 a Atlético Nacional y se metió en la final.

COMENTARIOS