None
FÚTBOL DE PRIMERA

Sarmiento: Se le escapó sobre el final tras complicar a San Lorenzo

El conjunto de Boedo terminó imponiéndose por 2-1 con un gol de Barrientos en el tercer minuto de adicional. Walter Busse puso en ventaja al verde en el primer tiempo. Ortigoza, de penal, había empatado a la media hora del complemento. Expulsado Ferracuti.

Que Sarmiento podía perder con San Lorenzo no aparecía como nada extraño por los antecedentes de uno y otro equipo como también por la jerarquía de los futbolistas en los respectivos planteles. Pero de la forma que terminó perdiendo el equipo juninense, causó un enorme lamento. Porque logró tener maniatado a su rival en una parte importante del cotejo, sobre todo en el primer período, generarle situaciones de gol y logró mantener la ventaja rápidamente obtenida –a los cinco minutos de juego- hasta la media hora del complemento.
Pero en Primera División, como alguna vez lo dijo el técnico de Sarmiento, Sergio Lippi, “los pequeños detalles” hacen a la diferencia y allí estuvo la explicación de esta derrota del once juninense. Porque en la primera media hora del segundo tiempo, más allá que San Lorenzo tenía más la pelota, no había podido generar situaciones muy claras delante del arco custodiado por el arquero Emanuel Trípodi. Sin embargo, llegó el minuto treinta y Francisco Dutari empujó desde atrás a Romagnoli dentro del área, es cierto que por ahí no fue violento, pero bastó para que el volante local cayera al piso y el árbitro Germán Delfino sancionara penal. Había que cuidarse del contacto físico en el área propia si no era muy necesario como ocurría en esta jugada, el defensor del verde no lo hizo y la pena máxima para San Lorenzo. Ahí apareció el infalible Néstor Ortigoza y el 1-1. Después la ayudita al local del árbitro Delfino, más allá que el asedio azulgrana era muy grande y el segundo gol estaba por caer. Dio cuatro minutos de adicional, algo mucho cuando no hubo demoras en la etapa y tres cambios habían sido antes del inicio del complemento. En ese último minuto llegó el segundo de los de Guede por intermedio de Pablo Barrientos.

De mayor a menor

Sarmiento planteó un partido inteligente desde el arranque y lo complicó a San Lorenzo. Porque presionó en campo contrario y logró ahogarle la salida. A su vez, a la hora de jugar, fue importante el despliegue de Diego Chaves por todo el frente de ataque y los encuentros con Nicolás Sánchez y sobre todo con Fabio Alvarez, que le aportaban generación de fútbol.
En una linda acción, a los cinco minutos, Walter Busse marcó el primer gol encontrándose con la complicidad del desvío en el cuerpo del defensor Matías Caruzzo.
El partido se hizo entretenido porque se observaron jugadas de riesgo delante de los dos arcos.
Sarmiento tenía dificultades cuando no lograba acertar en el quite en mitad de cancha y San Lorenzo podía jugar por los costados. Así tuvo un par de oportunidades claras como un cabezazo apenas desviado de Nicolás Blandi y una buena tapada del arquero Trípodi a un disparo de Barrientos.
Con espacios, la visita contó también con ocasiones para llegar al segundo gol, aunque en varios pasajes le faltó precisión en la salida. El arquero Torrico controló abajo un tiro de Alvarez, Angeleri cerró justo en el área anticipándose a Sánchez tras un desborde de Alvarez y Caire remató a la parte externa de la red en una entrada solo por la derecha del área.
Dos cambios obligados en la defensa debió meter el técnico Sergio Lippi y así comenzó el segundo tiempo, donde Chaves se perdió el segundo en el minuto once tras una linda combinación con Alvarez y el “9” uruguayo adelantó demasiado el balón que lo terminó por contener el arquero Torrico en el mano a mano.
Comenzó el asedio de San Lorenzo. Con Ortigoza dueño de la mitad de la cancha, las apariciones de Barrientos y Romagnoli junto al desequilibrio por la derecha del ingresado Ezequiel Cerutti. Claro que, a los azulgranas les faltaba acertar en la última jugada y todo se les facilitó a partir del empate logrado con el penal marcado por Ortigoza.
En los últimos minutos, a Sarmiento le costó achicar bien espacios y los locales tuvieron espacios para maniobrar, que se acentuó aún más con la expulsión de Ferracuti. Tuvo varias situaciones de gol, inclusive una que el arquero Trípodi contuvo en dos tiempos sobre la línea ante un remate de Blandi, y finalmente llegó ese segundo gol con Barrientos apareciendo solo por la derecha del área.
Un traspié que duele por la forma que llegó, pero Sarmiento demostró que es capaz de jugarle de igual a igual a cualquiera y sólo necesita mantener la máxima concentración en momentos clave para no regalar en un segundo todo el esfuerzo en pos de un resultado.

COMENTARIOS