None
INCORPORACIÓN

La bomba del mercado de pases: D’Alessandro acordó con River

El volante tendría cerrada su salida del Inter de Porto Alegre, equipo en el que era capitán, para regresar al club en el que debutó en Primera.

Lo había dicho el martes por la tarde Marcelo Gallardo: “En 48 horas habrá novedades”. Pasaron sólo unas horas y lo que comentó el DT de River se confirmó: Andrés D’Alessandro era el nombre, y todo parece indicar que está a un paso de volver a vestir la camiseta millonaria.
Ayer por la tarde, el volante del Inter de Porto Alegre se reunió con los dirigentes y brindó una conferencia de prensa en la que lamentó tener que abandonar el club brasileño, donde es el gran ídolo de los hinchas.
El martes habló con dirigentes de River y acordó, de palabra, regresar al club de Núñez por un año. River se movió rápido. Francescoli, el manager del club, se comunicó con D’Alessandro y el cabezón prometió una respuesta en menos de 24 horas. Ayer, temprano, llegó su respuesta y rápidamente eligió reunirse con la gente del Inter para acelerar los papeles.
D’Alessandro, de 34 años, volvería al club en el que debutó en Primera. Jugó entre 1999 y 2003 con la camiseta millonaria y consiguió tres títulos. Regresaría hoy al país para realizarse la revisión médica y firmar su vínculo con el equipo de Marcelo Gallardo.
El último tiempo no fue el mejor para D’Alessandro en Inter. Su equipo no consiguió entrar a la Copa Libertadores y el último encuentro que jugó de local, pese a ser el capitán, tuvo un cruce con los hinchas en pleno partido. Incluso, las versiones es que está peleado con la dirigencia que encabeza Vitório Piffero, quien ganó las elecciones el año pasado.
Será su vuelta al fútbol argentino luego del año que pasó en San Lorenzo, donde tuvo un cruce poco feliz con los hinchas millonarios.
En la recordada serie de Copa Libertadores 2008, cuando el Ciclón eliminó al equipo de Diego Simeone y el volante se fue silbado.
En total, D’Alessandro ganó tres títulos idénticos con River: los Clausura 2000, 2002 y 2003. Su gol a Boca en la Bombonera y la joyita en una goleada a Gimnasia de La Plata en el Monumental fueron algunos de sus momentos cumbre, vistiendo una camiseta con la que en total marcó 24 tantos. Sólo le quedó una cuenta pendiente: triunfar a nivel internacional.

COMENTARIOS