None
MANO A MANO CON DEMOCRACIA

“Nos está costando más de locales que de visitantes”

Mauricio Casierra analizó el presente de Sarmiento y dijo que el punto contra Central sirvió para aplacar las dudas que habían aparecido en el equipo. También dijo que la dirigencia “Verde” le sigue debiendo una promesa y no confirmó si seguirá hasta el fin del torneo.

El colombiano Mauricio Casierra rescató “el carácter” que tuvo Sarmiento para encarar el partido ante Rosario Central en Arroyito y afirmó que el empate le devolvió al equipo un poco de la confianza perdida.
En su análisis, el lateral izquierdo marcó que el equipo “perdió muchos puntos por pequeñas fallas y desconcentraciones” y agregó que en el seno del plantel se generó un manto de duda que no había aparecido en la primera parte del campeonato. “Pero nunca se dejó de trabajar para revertirlo”, aclaró.
Por otra parte, habló de su conflictiva relación con la comisión directiva por “un compromiso no cumplido” y hasta dejó abierta una puerta para irse del club antes de que finalice el campeonato.

-¿Cuál es tu análisis del partido ante Rosario Central?
Fuimos muy inteligentes, tuvimos paciencia porque sabíamos que el partido iba a ser así, que de entrada iban a querer pasarnos por encima motivados por la localía y por su gente. Pero gracias a Dios, y por la información que nos había dado el cuerpo técnico, supimos aprovechar nuestro momento. El equipo tuvo carácter y pese al mal momento que veníamos pasando, se demostró la jerarquía, la experiencia y la unión que hay en el grupo sacando un empate que tranquilamente pudo haber sido una victoria contra un rival muy difícil.

-¿Qué cambió en este partido con respecto a los anteriores? ¿Es un tema de actitud, de carácter?
-La actitud no, porque el equipo pudo haber merecido más en estos partidos anteriores a Central, jugaba bien. Por ahí de pronto no arrancábamos de buena manera, esperábamos a que nos golpearan para empezar a hacer lo nuestro. Creo que por detalles perdimos muchos puntos y al no sumar se nos empezaron a generar algunas dudas, pero por suerte ante Central el equipo demostró ese compromiso que hay con la hinchada y traernos un punto que para nuestras aspiraciones viene muy bien.

-¿Cuáles son los aspectos a mejorar del equipo?

-Un poco la concentración. Veníamos notando que nos costaba arrancar los partidos, ya que se trabaja bien durante la semana y después nos golpean y recién ahí venimos a reaccionar. Más que nada eso, porque el esfuerzo, la actitud y el compromiso del equipo son valorables, pero eso debe estar desde el minuto cero hasta que se acaba el partido.

-Está claro que junto con esas desconcentraciones que terminaron pagando con goles en contra, Sarmiento cayó en el aspecto ofensivo, ¿no?
-Sí, el equipo ha bajado en el tema de hacer goles, cosa que no nos pasaba al principio del torneo, pero yo creo que tiene que ver el hecho de que los rivales se nos cierren y nos esperen atrás, cosa que nosotros también intentamos hacer cuando no jugamos en nuestra cancha. Creo que se nos está haciendo más difícil jugar de local que de visitante.

Después de este receso se vienen tres partidos con rivales directos en la lucha de abajo (Olimpo, Temperley y Atlético Rafaela) ¿Con cuántos puntos de esos nueve te conformás?
-Primero debemos preocuparnos por sacar los tres contra Olimpo. Nosotros siempre nos preparamos para el próximo adversario que vamos a tener enfrente, sabemos que son rivales directos en el descenso pero no podemos pensar en ganar tres partidos si ni siquiera hemos ganado el primero. Con Sergio (Lippi) trabajamos planificando cada partido en función del rival, entonces tenemos que tranquilizarnos y enfocarnos en ganarle a Olimpo.

-Para ganar hay que hacer goles. ¿Qué cosas hay que mejorar para ser nuevamente confiables en la faz ofensiva?
-Trabajos, trabajos de definición, porque la confianza está de parte del cuerpo técnico. Justamente en la semana previa a Central se trabajó mucho en la parte ofensiva, el pase desde los costados, abrir la cancha y gracias a Dios se pudo anotar de una forma similar a la que se anotó. Se hizo un solo gol pero eso nos da la pauta de que podemos volver a ser competitivos en la parte ofensiva.

-¿Y al técnico cómo lo ven? ¿Les manifestó haberse puesto algún tipo de plazos si es que el equipo sigue sin ganar?
-No, para nada. Siempre ha respondido trabajando, con confianza, motivándonos y nunca se habló nada raro. Dentro del grupo está todo bien, normal, sin nada que esconder.

-A vos te había tocado salir y ahora has retornado al primer equipo. ¿Cómo evaluás tu rendimiento personal?

-Me veo y me siento bien, en el último partido creo que la actuación personal fue muy buena y hay que seguir por este camino. No está el partido perfecto, pero creo que pude aportarle al equipo en la parte defensiva.

-¿Pudiste solucionar ese problema por el que habías demorada tu llegada a San Luis en el receso por la Copa América?
-Estamos igual, estamos igual, pero ahora a pensar en lo deportivo y sobre lo demás Dios dirá. Yo sigo sin conformidad pero bueno, hay que trabajar por el equipo; yo cuando vine a Sarmiento dije que quería ascender y ahora quiero por lo menos dejarlo en Primera División.

-¿Cuál es tu reclamo?
-Es un compromiso que se hizo con Fernando (Chiófalo) para venir a Sarmiento pagando yo pasajes, con la promesa de que luego me lo retribuirían (al dinero), y a eso hay que agregarle la promesa de que si ascendíamos había un premio personal, un premio individual, y eso es lo que estoy reclamando. No hay nada firmado pero para mí vale más la palabra de hombre que una firma. Si se soluciona bienvenido sea, y si no trataré de irme lo mejor posible.

-¿No han vuelto a hablar de este tema con el presidente en los últimos días?
-No, yo quiero quitarme un poco ese tema de la mente y darle prioridad a lo deportivo, a mis compañeros y al cuerpo técnico. En cuanto a lo demás, el tiempo de Dios es perfecto y si tengo que esperar más tiempo a que me lo paguen, está bien, y si no me lo pagan también. Yo no voy a pelear más con nadie.

-¿Confirmás que vas a continuar hasta el fin del torneo o podés llegar a tomar una decisión antes?
-Hoy por hoy estoy metido cien por ciento en el equipo, en estar con el grupo. Eso es lo que puedo decirte hoy; lo que pueda llegar a pensar mañana no lo sé.

COMENTARIOS