None
FUE 3 A 0 CON GOLES DE IGNACIO SCOCCO (2) Y MARTÍN TONZO

Newell’s goleó a Racing en el Parque Independencia

Newell´s Old Boys goleó ayer a Racing por 3 a 0, con dos tantos de Ignacio Scocco, la figura de la cancha, y otro de Martín Tonso, en un muy buen partido disputado en el Estadio Coloso Bielsa, del Parque Independencia de Rosario, por la 16° fecha del campeonato de primera división.
Newell's y Racing protagonizaron un intenso primer tiempo, en el que el local se impuso por su mayor simplicidad para llegar con peligro y su contundencia, además de algunos graves yerros arbitrales que lo beneficiaron.
Newell's avisó a los 3 minutos, cuando Tévez enganchó desde la izquierda y le pegó de derecha, en una pelota que pasó muy cerca del poste derecho de Saja, ante la llamativa pasividad de los marcadores.
Y el local facturó a los 13 minutos en una jugada que comenzó con una evidente infracción del lateral derecho Franco Escobar, quien saltó y ganó bien de cabeza, pero lo pisó a Leandro Grimi en la espalda.
La jugada continuó con un centro de Tévez que Saja alcanzó a desviar y una exquisita definición de Martín Tonso, quien la clavó de derecha, abajo, junto al poste derecho.
Racing tocaba con Aued y Camacho, a los que se sumaban Bou y Milito, pero perdía mucho la pelota en el medio ante la presión de Newell's, que cortaba y salía rápido de contraataque.
Y así Newell's llegó al segundo a los 30 minutos, cuando Aued se perdió el empate tras una gran pared con Camacho por la izquierda, Scocco gambeteó muy bien a Videla y Cabral, en el medio, alargó hacia Tévez, centro a Tonso por la izquierda y nuevo centro para el toque goleador de Scocco.
Los groseros errores arbitrales caracterizaron el pobre trabajo de Mauro Vigliano, quien pareció no ver una falta sin pelota de Leandro Fernández a Bou, como último recurso, a los 39 minutos, y vio pero no se animó a expulsar a Gabriel Báez, quien saltó a cabecear y le pegó un codazo a Pillud a los 44.
Newell's tuvo un comienzo del complemento demoledor, en el que los pibes Daniel Mancini y Denis Rodríguez, primo del volante rojinegro Maximiliano e hijo de Rubén, ex jugador de Central Córdoba de Rosario, jugaron un partidazo, así como los delanteros Ignacio Scocco, Mauricio Tévez y Martín Tonso, quienes resultaron imparables.
El partido tuvo equivalencias hasta los 6 minutos, cuando Mancini le ganó a Cabral por la derecha del ataque local una pelota dividida, Rodríguez abrió hacia Tévez por la derecha y su centro preciso sólo debió ser empujado por Scocco, en un gol que mostró la distancia oceánica entre ambos equipos.

COMENTARIOS