None
BOXEO

En Pehuajó, noqueó Andrés Sosa y empató en Anahí “la pulguita” López

En la velada realizada en el Club Estudiantes Unidos, perdieron por puntos los juninenses Nicolás de León y Alan Velázquez.

Una amplia velada de boxeo profesional y aficionado se realizó hasta la madrugada de ayer en el Club Estudiantes Unidos de la ciudad bonaerense de Pehuajó y hasta allí viajaron cuatro aficionados de nuestra ciudad, dirigidos por Leopoldo “Polo” Rodríguez.
En gran faena, el juninense Andrés Sosa le ganó por nocáut en el primer asalto al pehuajense Walter Crivelli, crédito local que no pudo soportar la potencia de nuestro representante, en batalla pactada en 57 kilos.
Por su parte, Anahí “Pulguita” López (de Junín) empató Claudia Ruiz, aguerrida exponente de General Villegas, en contienda muy pareja que se efectuó en 52 kilos de peso.
En tanto, Nicolás de León (Junín), quien venía de ganar en General Pinto y en Entre Ríos, no pudo seguir en la senda triunfal, al perder por puntos con Jonathan Crivelli (Pehuajó), en batalla de peso liviano.
En cuanto al otro juninense, el peso súper welter (69 kilos) Alan Velázquez, cayó por puntos frente a “Rocky” Videla, de General Villegas, luego de pareja batalla a tres asaltos.

Las profesionales

El santiagueño radicado en Rafaela, Santa Fe, Daniel “Torbellino” Sanabria (90) se consagró campeón argentino y sudamericano de los cruceros, al vencer por puntos (fallo dividido) en 12 asaltos al bonaerense Alejandro Valori (90,600) en la pelea estelar de la velada realizada en Estudiantes Unidos de Pehuajó, ante buen marco de público.
En la misma función, el cordobés José “El Puro” Paz (69,300) ganó el título latino CMB superwelter al superar por nocaut en el quinto round al misionero Juan Carlos Pedrozo (68,300).
Una pelea que prometía KO por los antecedentes de Valori y Sanabria, terminó siendo una lucha áspera, desprolija y friccionada que se definió por la mejor preparación física del segundo, quien además mostró más inteligencia y un plan definido de combate que consistió en trabajar de contra, con golpes ascendentes y al cuerpo.
Valori, hasta ayer campeón nacional de los 90,700, lució irresoluto e incapaz de tirar combinaciones más allá de ser siempre el que avanzaba y terminó siendo víctima de los contraataques del retador.
El réferi Oscar Argüello debió trabajar a destajo ante los múltiples abrazos que hubo en los 12 asaltos disputados que terminaron con este fallo: Héctor Miguel y Raúl Rigo vieron ganar a Sanabria por 116,5-114-5  y 117,5-116, respectivamente, mientras que Néstor Calvet falló en favor de Valori por 117,5-116,5.
Por otra parte, el cordobés Paz debió extremarse para vencer al valiente misionero Pedrozo por KOT 5 en una pelea en la cual hubo “bombazos” de ambos lados, aunque la mejor preparación física y técnica del “Puro” terminó siendo determinante, como así también su aguante ante algunos poderosos golpes del perdedor, como una zurda voleada que hinchó el pómulo derecho del cordobés.
El pleito se definió a 1’ 59” de la quinta vuelta luego de una cuenta de protección del árbitro Argüello a un Pedrozo que no obstante aguantó de pie la decisión del tercer hombre de sacarlo de combate luego del embate final del peleador cordobés.
El resto de los resultados fueron estos:
Claudio Esperante (64,800) venció por puntos en fallo dividido y tras seis asaltos al entrerriano Gustavo Víttori (63,800).
Sergio “Rocky” Medina (de Salta, 59 kilos) derrotó por puntos tras cuatro capítulos y falo unánime, a Jorge Valenzuela (61,100).
Laura Griffa (56) venció por decisión unánime y en cuatro rounds a Norma Díaz (56,300).
Marcos Barroca (79) noqueó en el segundo capítulo a Johnatan Domínguez (79,600). 

COMENTARIOS