None
ACONTECIMIENTO MUNDIAL

Tramo final de la cuenta regresiva rumbo al gran desafío de Lucas Martín Matthysse

El nacido en Chubut y radicado en Junín peleará el próximo sábado en Las Vegas ante Danny García, donde ambos expondrán sus respectivas coronas. La Ciudad ya empieza a palpitar lo que, se presume, será una gran velada.

Con vistas a su trascendental combate del sábado próximo ante Danny García, el invicto campeón regular CMB superligero y supercampeón AMB, el chubutense de nacimiento y juninense por adopción Lucas Matthysse, con todo su equipo de trabajo, se encuentra, desde el domingo 25 de agosto en un lujoso hogar ubicado en la ciudad de Indio, California.
Lucas y su “Team” estarán allí hasta mañana, cuando partirán al MGM de Las Vegas, escenario de la pelea.
Apenas puso un pie en Estados Unidos, Matthysse realizó infinidad de notas con los medios interesados en sus palabras. La confianza de Lucas y su promesa de ganar fue el común denominador en todas las entrevistas, que comenzaron en la ciudad de Carson, donde arribó el sábado 24 para presenciar la pelea entre los mexicanos Abner Mares y Jhonny González.
Una vez en Indio, ubicados en la casa junto a sus entrenadores Luis Barrera y Darío Fernández, el preparador físico Gerardo Pereyra, el doctor Eduardo Leguizamón y Rubén Arano, prosiguió el intenso trabajo que había empezado en Junín dos meses atrás.
La rutina consiste en el trabajo matinal en un parque situado en el country donde se enclava la casa y luego por la tarde, la sesión boxística en el gimnasio Boys & Girls Country Club, donde se realizan intensas sesiones de sparring, destacándose el trabajo junto al invicto campeón mundial welter OMB Timothy Bradley, quien a su vez se prepara para su pelea del 12 de octubre, en Las Vegas, ante Juan Manuel Márquez.
Sobre la pelea, Lucas Matthysse declaró: “Sé que ganar me va a abrir las puertas, así que estoy tomando en serio esta lucha. Esperemos que una victoria signifique una futura pelea con Floyd Mayweather. Por supuesto que quiero pelear con Floyd.”
Mientras tanto, en Junín, el combate ya se palpita con la fuerza y el entusiasmo que generan las grandes contiendas internacionales que involucran a ciudadanos locales. Además, esta pelea cuenta con el condimento extra de realizarse el día en que se conmemora el Día del Boxeador, fecha que pasó a ocupar un lugar propio en el calendario tras la épica contienda que tuvo como protagonista al juninense Luis Ángel Firpo, el 14 de septiembre de 1923, en el duelo ante el norteamericano Jack Dempsey.
Por otro lado, se espera que en varios lugares haya pantallas gigantes para que los aficionados al pugilismo puedan seguir las alternativas del match. “Lo venimos haciendo desde las anteriores peleas y seguramente vamos a repetirlo en esta ocasión”, indicó el jefe de prensa de la Municipalidad de Junín, Luis Alonso, en referencia a la posibilidad concreta de brindarle ese servicio al público.

COMENTARIOS