El entrevistado con los campeones en el Mundial Argentina WKF 2018, Susana Ravetto y Nicolás Mansilla.
El entrevistado con los campeones en el Mundial Argentina WKF 2018, Susana Ravetto y Nicolás Mansilla.
FUNDADOR Y DIRECTOR DEL INSTITUTO FEDERAL

Gustavo Bruno y su pasión por las artes marciales: "Un trabajo arduo, difícil, pero tiene satisfacciones"

Dijo que sus profesores y alumnos deben poseer "la convicción de tener principios y valores fundamentados para pertenecer al IFAM".

El maestro Gustavo Bruno es un verdadero ícono, un pionero de las artes marciales en Junín y la Región y actualmente, desde su Instituto Federal de Artes Marciales (IFAM), con sede en calle Paso 225 -entre 25 de Mayo y Carlos Pellegrini- regentea las actividades de sus alumnos locales, de poblaciones vecinas y de otras Provincias a las que extendió su accionar deportivo, por caso Córdoba.
Entrevistado por Democracia, Gustavo - de 53 años, quien es defensor de la causa de Malvinas (tras la guerra de 1982) y lidera el grupo de "Jóvenes por Malvinas", alentando permanentemente para que esa gesta no decaiga y siga vigente en las nuevas generaciones, hizo un raconto de sus comienzos, actualidad y futuro e inicialmente, dijo:
"El inicio no se produce como buscando una carrera deportiva, sino por lo contrario porque ya había hecho fútbol, motociclismo y automovilismo. A las artes marciales llegué luego de una trifulca callejera, que me hizo ver la necesidad de saber defenderme. Por recomendaciones de Gustavo Marchesse, llegué a conocer a mi sensei Luis López. Yo tenía 25 años, me aceptó y comencé a entrenar en el Club Los Indios de Junín, allá por el año 1991. A los pocos meses, me dieron mi primer cinturón junto a un rosario celeste que se convertiría en algo esencial en mi vida. Luego, empecé a dar clases en el Club B.A.P. de nuestra ciudad, enseñando Chaiu Do Kwan durante casi diez años. Me queda en el anecdotario que una vez, en un día, me tuvieron que tomar dos exámenes juntos, debido a que mis alumnos tenían solo un grado menos que yo. Empezaron las clases a mi cargo y cuando tuve que graduar a mis alumnos por primera vez, estos iban a quedar en el mismo rango que el mío, por eso debí rendir exámenes para dos cinturones en un solo día".
Seguidamente, el maestro manifestó: "Pasado un tiempo y siguiendo los consejos de mi sensei, me inserté en el mundo del full contact con el maestro Jorge Doglioli. Para rendir los exámenes tenía que viajar a Buenos Aires. Luego, Doglioli venía dos veces por año a Junín, para brindar actualizaciones y tomar las graduaciones a mis alumnos. Más adelante, fuí ampliando mi campo de enseñanza, ya que daba clases en el Club Villa Belgrano y en la localidad de Baigorrita. Y comenzamos, junto a Gustavo Hernández, a realizar los primeros torneos de full contact. La formación de alumnos da la posibilidad que alguno de ellos luego se anime y quiera dar clases en su localidad. Uno de los primeros fue el profesor Fernando Farías, en la ciudad de Los Toldos. Siempre deben hacerlo con la convicción de tener principios y valores fundamentados para pertenecer al Instituto Federal de Artes Marciales".

Varios títulos del Mundo, zonales y filiales actuales
Posteriormente, Bruno comentó: "Con el tiempo, de la mano de `Kike´ Aguirre (padre del multicampeón Tomás Aguirre) nos fuimos adentrando más en el mundo del kick boxing. Llegamos a la entidad KBox Latino y pudimos realizar varios torneos a mediados del año 2013. Ganamos un total de 18 títulos, entre zonales y mundiales. Fuimos formando competidores y grandes campeones, quienes aprovecharon cada oportunidad que se les brindó, sin importar si era de local o de visitante. En la actualidad, estamos con la World Kick Boxing Federation Argentina (WKF), de la mano de su presidente, Carlos Suárez".
Seguidamente, para referirse a las filiales que abrió en distintos puntos de la Región y del país, el titular del IFAM expresó: "Es algo que se fue formando a paso firme y fundamentalmente por la dedicación de quienes serían los responsables. La primera que abrimos fue en La Falda (Córdoba), de la mano del profesor Franco Reynoso, quien se fue a vivir allá. Ahora, nosotros viajamos para dar capacitaciones hasta cuatro veces por año. Después se sumó Córdoba Capital, también Cosquín, la del gimnasio Le Club acá en Junín, en General Pinto, Ascensión, Ferré, Lincoln y por último se sumó la filial de San Miguel de Tucumán. Por ello, señaló que lo que hemos hecho no es solo un deporte, sino que también es propiciar una fuente de trabajo. Es un trabajo arduo, difícil, pero tiene también muchas satisfacciones. En el IFAM no se le cierran las puertas a nadie, por más que se piense distinto. Solo se pide respeto por el otro y por los valores de la institución".

Cómo afectala pandemia del coronavirus
A la hora de analizar la pandemia de Covid-19, el maestro Gustavo Bruno destacó:
"Con la situación actual que se está viviendo por la pandemia de coronavirus, todo nos afecta mucho, porque vivimos el día a día, mes a mes. Los alumnos no pueden acudir al Dojo Central de calle Paso, así que lo que estamos haciendo es pasar rutinas por los distintos medios de comunicación, por las redes sociales. Con los elementos que cada uno tiene a mano en su casa, pueden llevar adelante un entrenamiento de la mejor manera posible. La recomendación es ´Quedemosnos en casa´. Esto va a pasar y volveremos a entrenar y a compartir actividades en el Dojo Central. Seguramente con una forma distinta de vivir. Esto no escapa a lo que siempre decimos en el Instituto Federal de Artes Marciales, sobre que la familia esté unida, que haya diálogo, que nos pongamos de rodillas los que creemos en Dios y a él le pidamos por nuestros seres queridos", completó la charla con Democracia el maestro Gustavo Bruno.

COMENTARIOS