“Me veo con la corona mundial en mi cintura”, dijo López.
“Me veo con la corona mundial en mi cintura”, dijo López.
COMBATE EL 20 POR LA CORONA MUNDIAL DE LA OMB

Anahí “La indiecita” López está confiada y dice: “Me veo con la corona mundial en mi cintura”

“Este es mi máximo sueño deportivo, el que anhelé toda mi vida”, dijo antes de la pelea del viernes en Capital Federal.

La boxeadora juninense Anahí Débora “la Indiecita” López Bermuchi está en la recta final de la preparación para cumplir su, por ahora, máximo sueño deportivo, que viene anhelando desde sus inicios en el pugilismo, ya que el próximo viernes 20 combatirá por el título ecuménico de peso mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).
La invicta exponente del deporte de los puños que vive en el barrio “San Jorge” juninense animará la batalla central de la velada a realizarse dentro de cinco días frente a la venezolana Niorkis “La Bachaca” Carreño, en el gimnasio del Club Pasteleros de Buenos Aires, a diez rounds y con un límite de peso de 50 kilos.
La rival de la de nuestra localidad tiene experiencia y pegada, de allí que lleva un récord profesional de 19 triunfos (14 por nocaut) y una sola derrota, el 18 de diciembre pasado ante la imbatible alemana Christina “Tina” Rupprecht, a quienes los jurados vieron ganar por puntos, en fallo localista, en la ciudad de Ausburgo, y con la corona mundial en juego.
Tras ese revés y ya en 2019, Carreño ganó en fila diez peleas, siete por nocaut y sin dudas es una de las más activas del mundo, ya que hará ante López la undécima batalla de la temporada.
Consciente de que tiene por delante una pelea de extremo riesgo y la enorme chance de ser monarca ecuménica, Anahí Débora López, de 24 años (hija de Alberto “Toro” López y de Sandra Bermuchi, y hermana de Cintia, Romanela y Ulises “Torito” López, ex boxeador), se viene preparando desde hace varias semanas para el trascendente pleito mundialista que se avecina.
“Mi hermano boxeaba y a mi papá siempre le gusto el boxeo, así que me crié en ese ambiente y un día, empecé a practicar, a los 11 años de edad. Mis primeras peleas fueron en Rojas y después en Junín. Esa primera fue la única que perdí, ya que a las demás las gané”, dijo inicialmente la deportista al ser entrevistada por Democracia y en relación a sus inicios en la dura disciplina boxística.
Agregó que “El querido Leopoldo ´Polo´ Rodríguez fue mi entrenador y al principio, antes de cada combate, todo era nervios, por no saber qué iba a pasar arriba del cuadrilátero. Cábalas no tengo, pero sí quiero que estén mis padres presentes en cada una de mis peleas, al igual que el resto de la familia y amigos”.
Consultada seguidamente sobre por qué decidió irse a entrenar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, destacó desde CABA que lo hizo “Porque acá hay más salida para todo. Cuando me vine, me pusieron el equipo completo, que era lo que necesitaba, ya que por ejemplo en Junín no tenía preparador físico ni ´manoplero´ y a eso, mayormente lo bancaba yo. Acá entreno en dos turnos, mañana y tarde, en el gimnasio del Club Huracán”, ubicado en el barrio de Parque de los Patricios.
Al respecto, sobre cómo ha venido preparándose para la contienda mundialista del venidero viernes, “La Indiecita” manifestó: “Ahora ya estamos en el último tramo, a menos de una semana de la pelea y los últimos guanteos que hice fueron de doce rounds, así que ya estoy preparada para enfrentar a una difícil rival, que tiene una sola derrota y la mayoría de las peleas ganadas por nocaut. Estuve guanteando hasta hoy (por ayer), último ensayo de guantes, con Belén Berrios, que es profesional, con Carolina Ferrari y con otra amateur, quienes me ayudaron mucho. Desde mañana (por hoy), empiezo a aflojarle a los entrenamientos para recuperar energías”.
En cuanto al plan de pelea que piensa emplear, consensuado con su actual entrenador Pablo Rodríguez, en el Club Huracán y representando al Sindicato de Camioneros, López dijo: “La voy a boxear, voy a ver qué hace mi rival en los primeros tramos de la pelea. Ella es pegadora y se nota que es muy fuerte. Nuestro plan, con el equipo, repito, será boxear -que es lo que mejor me sale-, y después vamos a ir viendo”.
Luego, sin dudarlo, “La Indiecita” comentó que “Me veo con la corona mundial en mi cintura, así que calculo que el festejo va a ser en grande, con toda mi gente cuando llegue de regreso a Junín. Por supuesto que espero que esté en la velada toda mi familia, obviamente, porque son los que siempre estuvieron, así que esa noche quiero que estén todos mis seres queridos y amigos de Junín”, destacándose que Anahí invitó a la batalla a quien fue su primer entrenador, el píntense radicado en Junín, Leopoldo “Polo” Rodríguez, quien se recupera de una intervención quirúrgica.
“Este es mi máximo sueño deportivo, el que anhelé toda mi vida”, expresó en la parte final de la entrevista con “Democracia”, manifestando finalmente un amplio agradecimiento, al expresar:
“Deseo agradecer a todo el gremio y Sindicato de Camioneros, especialmente a Pablo y Hugo Moyano, a Pablo Campoamor, Miguel Gauna, a Mario Margossian (promotor), a toda la gente de Junín que me mandan mensajes y están muy ansiosos esperando la pelea. También a mis viejos y hermanos, ya que sin su apoyo no hubiera llegado hasta acá. Muchas gracias a todos”, completó.

COMENTARIOS