Marcos Besana Escudero y su rival, Joseph George, quien lo venció en fallo localista, dejándolo sin invicto.
Marcos Besana Escudero y su rival, Joseph George, quien lo venció en fallo localista, dejándolo sin invicto.
BOXEO INTERNACIONAL EN SLOAN, IOWA, ESTADOS UNIDOS

Despojaron del triunfo y se quedó sin invicto el púgil arenalense Marcos Besana Escudero

Perdió con Joseph George, en tanto que ganaron por nocaut otro argentino, Alberto Palmetta, y el uruguayo Amílcar Vidal Jr.

En un poco activo fin de semana boxístico para Estados Unidos, la velada que atrajo más la atención tuvo un toque definitivamente rioplatense. Dos argentinos y un uruguayo como protagonistas de las peleas estelares que se llevaron a cabo en un casino de Sloan, Estado de Iowa. Los tres impulsados por el promotor uruguayo Sampson Lewkowicz, como para completar el toque latinoamericano, destacó en su balance de la programación el conductor del ciclo televisivo "Combate Space", Juan A. Larena.
El combate entre los pesados ligeros, el cordobés de nacimiento y de General Arenales por adopción, Marcos Besana Escudero (quien llegaba con diez peleas, todas ganadas, 9 por nocaut) y Joseph George (también invicto, con nueve éxitos, 6 antes del límite en otras tantas batallas libradas) prometía también un final de cloroformo.
En cambio, deparó siete primeros rounds durante los cuales el argentino Escudero se dedicó a pegar y el canadiense George se contentó con cubrirse con guardia alta y cerrada, recostándose contra las cuerdas y soltando alguno que otro golpe casi por obligación.
Recién por el octavo asalto, George se acordó que estaba en una pelea y aprovechando el desgaste de energía de su oponente encontró el camino de respetables impactos a la cabeza. El siguiente round tuvo similar trámite y en el minuto de descanso la esquina le pidió que saliera a conseguir el nocaut.
No contaron con que el argentino "Machete" Escudero había guardado lo suficiente como para echar el resto y hacer mejor las cosas en la última vuelta. Lo único que quedaba por saber era por cuántos puntos le darían la victoria al arenalense, "para mí ganador por un campo, ya que tiró y llegó a destino con el doble de golpes", comentó Larena.
Agregó que "No es que estemos hablando de dos boxeadores trascendentales (el campeón mundial, Betervieb, puede dormir tranquilo) pero eso no significa que no merecieran la máxima atención de los jueces. Lamentablemente, el fallo dejó perplejo al público.
Una sola tarjeta se inclinó por Marcos Escudero y por muy poco, fue la de Gloria Martínez (96 a 94). Las otras dos, ridículamente le dieron la victoria al canadiense, siendo así autores del robo deportivo más grande en lo que va del año: Bob LaFratte (97 a 93) y Carlos Sucre (97 a 94) para George.

Dos victorias, por nocaut, para Vidal Jr. Y "Beto" Palmetta
El uruguayo Amílcar Vidal Jr., invicto y con 8 de sus 9 peleas profesionales obtenidas por la vía rápida, tuvo por rival a Zach Prieto, otro invicto con fama de noqueador. Pero cualquier esperanza de un tome y traiga duró hasta la mitad del primer round.
De allí en adelante el corpulento Vidal pasó a repartir leña y envió a su rival a la lona con un soberbio “upper” de izquierda. Prieto se levantó bastante mareado pero indicándole al árbitro que estaba dispuesto a seguir. Mejor hubiera optado por dejar que le contaran los 10 segundos, ya que siguió cobrando al por mayor. El uruguayo rubricó su poderío con una lluvia de derechas e izquierdas y Mark Nelson decretó el KO técnico cuando estaba por sonar la campana.
Gran debut en Estados Unidos entonces para este muchacho que profesionalmente había hecho casi todas las peleas en su país e internacionalmente no había ido más allá de cruzar el Río de la Plata, para un par de presentaciones en la Argentina.
A los 23 años muestra talento, pegada y muy buen físico. En su pelea anterior ya había conquistado el título latino peso mediano de la CMB … y va por más...
En el combate de cierre de la velada, el argentino Alberto Palmetta (al igual que su compatriota Escudero radicado en Florida, Estados Unidos) enfrentó a Erik Vega, un welter de Tijuana entrenado por Rómulo Quirarte. En los dos primeros rounds prevalecieron la gran movilidad y manos rápidas del experimentado Palmetta (fue olímpico y en el campo rentado ya contabilizaba 12 victorias con una sola perdida).
Recién en el tercero y cuarto empezó a aprovechar su mayor altura y largos brazos Vega y la lucha cobró ritmo. Se alternaron en el dominio del ring durante las siguientes vueltas, con el mexicano castigando al cuerpo en el octavo capítulo y el argentino revitalizado en el noveno. El décimo y último fue otra historia.
"Beto" Palmetta salió hecho una fiera, descargando golpe tras golpe, sin dar tregua. Transcurrido un minuto, el castigo ya era tremendo y el árbitro paró la pelea.
La victoria por nocaut técnico en favor del "Beto" Palmetta, quien por suerte evitó el riesgo de otro fallo torcido (los jueces eran los mismos de Escudero vs. George). Vidal con su rápida victoria en el primer round y Palmetta con la espectacular definición en el décimo, dieron la nota en la noche de Iowa.

COMENTARIOS