“Mantequilla” eterno
FALLECIÓ A LOS 79 AÑOS

“Mantequilla” eterno

El pasado viernes falleció el histórico José MantequillaNápoles (7 derrotas, 81 ganadas, con 54 nocauts), a sus 79 años a raíz de afecciones en su salud como lo fueron la diabetes y el principio de alzhéimer. Fue uno de los mayores exponentes que tuvo el boxeo y más específicamente el peso wélter, en el cual se hizo de los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), realizando quince defensas exitosas.
Nació en Santiago de Cuba el 13 de abril de 1940 y tras una infancia difícil el boxeo vería su estreno a sus 18 años en 1958, pero a los dos años, Fidel Castro, prohibiría el deporte profesional en la isla, a lo que migrar se le presentó a Nápoles como única opción para continuar su carrera ya en el plano rentado con 18 peleas en su haber, por lo que en 1961 México albergaría al futuro campeón.
Ya radicado en ese país Mantequilla tuvo la oportunidad de proclamarse campeón AMB y CMB del peso wélter, enfrentando a Curtis Cokes (62-14-4; 30Kos) el 18 de abril de 1969, en Inglewood, California, Estados Unidos, a quien derrotó por nocaut técnico en la vuelta numero 13 de las 15 pactadas. El estadounidense obtuvo la posibilidad de revancha rápidamente el 29 de junio, pero esta vez en México, más precisamente en el Monumental Plaza de Toros, y otra vez fue victoria cubana, por nocaut técnico en el décimo asalto. Luego de este combate realizó cuatro defensas exitosas ante Emile Griffith, Ernie López, Fighting Mack y Pepe Toro.
Quien cortaría esa racha sería Billy Backus (49-20-5; 23Kos), en diciembre de 1970, a causa de un herida sobre el ojo de Mantequilla la pelea fue suspendida por el árbitro despojando a Nápoles de sus fajas. La revancha tuvo lugar a los seis meses ya del siguiente año, en la cual el campeón pudo recuperar sus títulos venciendo en el octavo round por nocaut técnico luego de la segunda caída del estadounidense.
Siguió por la senda de la victoria enlazando otras seis defensas, al momento de tomar para muchos la peor decisión de su carrera a la hora de retar a Carlos Monzón (87-3-9; 59Kos), en ese momento campeón CMB y AMB de peso mediano. El emblemático combate se disputó en Puteaux, Francia, el 9 de febrero de 1974. Fue ampliamente superior el argentino, más cómodo en su peso, no le permitió a Mantequilla establecer el boxeo que atrajo siempre a los aficionados, el cubano nacionalizado mexicano no salió de su esquina a pelear luego del sexto asalto, el púgil acusaba que su rival había de manera intencional metido el pulgar de su guante izquierdo en el ojo quitándole la posibilidad de ver con claridad lo que sucedía, a lo que el referí no dio lugar y la pelea fue para Monzón, velada plasmada por Julio Cortázar en; “La Noche de Mantequilla”.
José Nápoles mantuvo sus títulos del peso wélter y cosechó tres victorias más superando a Hedgemo Lewis, el argentino Horacio Agustín “La Pantera” Saldaño por nocaut y a Armando Muñis. A principios de 1975 renunció al cinturón AMB por no hacer la defensa obligatoria ante el puertorriqueño Ángel “Cholo” Espada (44-22-4; 27Kos). A fines de ese año vuelve a enfrentar a Muñis exponiendo su título restante en un combate que gana por decisión unánime.
El 6 de diciembre de 1975 abandonaría los golpes, los guantes, las botitas, el cuadrilátero, y las noches de gloria al ser derrotado por John Stracey (45-5-1; 37K0s) por nocaut técnico en el sexto round, ese fue el primer adiós de Mantequilla Nápoles, en la tierra que lo recibió con brazos abiertos cuando lo necesitó y luego retribuyó con el orgullo que despertaba en los mexicanos cuando ingresaba a un ring. Fue una figura dentro y fuera del boxeo, participó de la película "Santo y Mantequilla Nápoles en la venganza de la llorona" (1974) y protagonizó una historieta en la cual mezclaba sus aventuras en el medio boxístico con tramas policíacas que debía resolver.
El pugilismo despidió a una figura, despidió parte de su historia.

COMENTARIOS