BOXEO FEMENINO

Anahí López cierra la preparación para la defensa del título nacional de peso mosca

La invicta boxeadora juninense Anahí Débora “La Indiecita” López, de 24 años, sigue trabajando intensamente para volver a combatir el viernes 12 del corriente, ocasión en la que enfrentará por el título argentino de peso mosca que tiene en su poder a Débora Vanesa Gómez, residente en José León Suárez, quien tiene la misma edad que la de nuestro medio.
López, con récord profesional de 13 victorias (una por nocáut) y un empate, se enfrentará a una adversaria que cuenta con un palmarés rentado de 5 triunfos, tres derrotas y un empate y quien en su última pelea combatió y perdió por puntos con la chilena Daniela Asenjo (9 triunfos dos empates y dos reveses), en el Gran Arena Monticello, San Francisco de Mostazal, por el título Fedelatin de las súper moscas.
“La Indiecita”, en tanto, hace bastante que no combate, ya que su última presentación sobre un ring fue en el Hotel Mónaco de Villa Carlos Paz (Córdoba), cuando superó por puntos a Virginia Noemí Cárcamo, el 25 de agosto del año pasado.
Anahí López completará esta semana el entrenamiento, que viene realizando en la Capital Federal, en el gimnasio del Club Huracán de Parque de los Patricios, a las órdenes del técnico Pablo Rodríguez y del preparador físico (Juan) que la exigen a diario en las prácticas y ya culminó con las tareas de guanteo, por lo cual ahora solo falta mantenerse en forma y peso para la ceremonia de subir a la balanza, que será el jueves 11.
La juninense sigue concentrada para la contienda del 12, destacándose que “La Indiecita” llegó a entrenar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con apoyo de Miguel Gauna y otros dirigentes del Sindicato de Choferes de Camiones y Afines de Junín, y de a poco se fue poniendo en forma, tomando ritmo boxístico y buena condición física para volver a combatir, y el viernes llegará ese esperado día.
El objetivo de la pugilista del barrio “San Jorge“ juninense es retener la corona nacional y luego buscar una proyección internacional. El sueño de la boxeadora juninense, según dijo a “Democracia”, es tener una chance mundialista, en una divisional en la cual es difícil conseguirle rival, por sus condiciones y por ser de peso mínimo en cuanto a kilaje.

COMENTARIOS