Terminó en polémico empate la pelea entre Luis Verón (izquierda) y Maximiliano Verón.
Terminó en polémico empate la pelea entre Luis Verón (izquierda) y Maximiliano Verón.
COMBARTIERON EN CUTRAL CÓ, POR EL TÍTULO LATINO WELTER VACANTE

Terminó en empate el pleito entre los Verón, Luis y Maximiliano

El campeón latino welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el invicto bonaerense Luis “Lucho” Verón, igualó con Maximiliano “El Picante” Verón, por puntos, en un llamativo fallo dividido, tras diez asaltos, en disputa del título latino welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que se mantiene vacante.
Fue en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Gimnasio Municipal “Enrique Mosconi”, de Cutral Có, Neuquén, en un duelo competitivo pero ampliamente manejado por el invicto, Luis Verón, actual Nº 6 del ranking mundial welter OMB y Nº 3 del escalafón nacional welter, y que lleva cuatro defensas del cetro latino OMB, dominó claramente a Maximiliano Verón.
Merced a su mayor línea técnica, velocidad y precisión, sacó incuestionables diferencias sobre un valiente rival, que apenas conectó en el primer capítulo y aisladamente durante el resto. Con su dominio del ring, el ex integrante del seleccionado argentino amateur combinó sus izquierdas en jab y cross, con derechas cruzadas y ascendentes al rostro de un oponente que varias veces debió retroceder. Más allá de algún arresto al cuerpo por parte del “Picante”, “Lucho” controló el trámite y hasta extendió visibles diferencias, quebrando el ritmo de las acciones. Su victoria debió ser incuestionable, por lo que al escucharse la decisión el estadio quedó atónito, al igual que el propio invicto, que por segunda vez consecutiva sufre un empate cuando había sido merecedor del triunfo.
La tarjetas de los jueces no expresaron la diferencia exhibida, al decretar estos guarismos:
Jorge Garayo dio 97 a 93 a favor de Luis Verón, Ramón Cerdán falló 96 a 94 para Maximiliano Verón, y Jesuán Letizia 95 a 95.
Más allá de un inicio agresivo de Maximiliano Verón, quien en el primer round conectó su boleado diestro a la zona alta, Luis Verón rápidamente se asentó y comenzó a dominar los tiempos y las distancias. Con pasos cortos, en el segundo y tercer asalto combinó su jab zurdo con sus derechas cruzadas plenas a la mandíbula de su rival. Ganando en soltura, en el cuarto y quinto el invicto anticipó los cruces y a su jab y cross agregó punzantes ganchos a las costillas, con que lo puso contra las cuerdas reiteradamente. Con amplio control de las acciones, en el sexto y séptimo, “Lucho” lo sometió con ráfagas de jabs, cross, ganchos y ascendentes que encontraban siempre claro destino. Un gancho zurdo del “Picante” a la zona hepática del invicto en el octavo rompió la monotonía. Pero en el noveno el nacido en José León Suárez hace 26 años retomó el control, y con sus izquierdas en jab y cross, sumado a sus derechas cruzadas al rostro lo perpetuó hasta el campanazo definitivo.
De esta forma, Luis Verón, que pesó 66,400 kilos, quedó con un récord de 17 victorias (8 nocáuts y 2 empates, en tanto que el también bonaerense Maximiliano Verón, quien también registró 66,400, permanece con 11 triunfos (4 nocáuts), 3 derrotas, una decisión y logró este primer empate.

El resto de la velada
En un interesante combate de semifondo, desarrollado en categoría gallo, el ascendente bonaerense Luciano “Yiyo” Baldor (52,500 kilos y marca de dos derrotas y 13-éxitos, uno por KO) dominó al experimentado santiagueño Héctor “El Duende” Gusmán (52,200, 5 reveses y 15 victorias, 9 antes del límite), al ganarle por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis asaltos.
Las tarjetas de los jueces fueron estas: Jesuan Letizia, 60 a 54, Aldo Burgard, 60 a 55, y Jorge Garayo, 59 a 55 ½.
Con su llamativa altura de 1,80 m., el espigado Baldor, actual Nº 3 del ranking argentino gallo, dominó claramente las distancias con su largo jab zurdo firme seguido de su cross diestro al mentón.
Con el paso de los minutos, el bonaerense ganaba en soltura y añadía sus ascendentes plenos a la mandíbula, que se hicieron sentir en el tercero. En el cuarto y quinto, “Yiyo” taladró con uppercuts a la zona alta y punzantes ganchos a las costillas. Sobre el final, el nacido en Avellaneda hace 24 años y radicado en Burzaco, martirizó el rostro ya sangrante del valiente Gusmán, para terminar de llevarse la amplia decisión.
En combate complementario, llevado a cabo en categoría welter, en duelo de bonaerenses, el oriundo de Lobos, Matías Díaz (66,600 kg. y 6-4-1, 1 KO), superó al entonces invicto de José C. Paz, Claudio Franco (65,500 kg. y 5-1, 2 KOs), por puntos, en fallo unánime, tras cuatro rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Jorge Garayo 39½ a 38½, Ramón Cerdán 39 a 37, y Aldo Burgard, 39½ a 38½.
Finalmente, en división superligero, el bonaerense Sebastián Chaves (63,200 kg. y 4-1, 1 KO) venció al comodorense radicado en Neuquén capital, Ángelo “El Muñeco” Zappi (62,400 kg. y 4-3, 1 KO), por puntos, en decisión dividida, tras cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Jesuan Letizia 39-37, Jorge Garayo 38½-38, ambas a favor de Chaves, mientras que Aldo Burgard falló 39-37 para Zappi.

COMENTARIOS