El árbitro Oscar Farías levanta el brazo de Nicolás De León, declarándolo ganador de la pelea de fondo de la velada realizada en Club Rivadavia.
El árbitro Oscar Farías levanta el brazo de Nicolás De León, declarándolo ganador de la pelea de fondo de la velada realizada en Club Rivadavia.
NUEVA VICTORIA DEL ESFORZADO PUGILISTA DE JUNÍN

Nicolás de León derrotó a Jonathan Sosa, en la pelea central de la velada realizada en Rivadavia

El visitante no salió a combatir en el tercer asalto, abandonando y cayendo por nocaut técnico al padecer un profundo corte sobre el ojo izquierdo.

El ascendente juninense Nicolás “Titán” de León sigue con su racha positiva, agregándole anteanoche una nueva victoria a los cuatro combates ganados en 2018 de la mano del entrenador Juan Martín “Látigo” Coggi, ex triple campeón mundial que junto a Ariel Castillo (este en la preparación física), presentaron sobre el ring a un pugilista que demostró que continúa en alza.
Poco pudo hacer en la pelea en la cual “Nico” (pesó 61 kilos) le dio la revancha el bonaerense oriundo de San Martín (Buenos Aires), Jonathan “Jony” Sosa (61,150), quien no salió a combatir antes de empezar el tercer asalto, ya que sufrió un profundo corte sobre el ojo izquierdo, por el castigo que le propinó el de nuestra ciudad, ya incluido entre los diez primeros del ranking nacional de los exponentes de peso ligero.

Muy buen marco de público tuvo la velada realizada en la sede del Club Rivadavia de Junín y que fiscalizó la Comisión Municipal de Boxeo local, organizada por la promotora “Látigo Boxing Promotions”, que encabeza Yésica Coggi, hija de Juan Martín Coggi.
De León, de 23 años (dentro de un mes cumplirá 24), salió con todo a realizar su primera presentación de 2019 (ganó las cuatro peleas que libró en 2018 con Coggi como DT), y rápidamente le dejó en claro a Sosa que no le iba a dar tregua en la revancha de la pelea que libraron el 12 de julio pasado en el Club Estrella de Berisso y que ganó el de nuestro medio por puntos, en fallo unánime.
De a poco, De León comenzó a llegar sobre la humanidad del experimentado valor que vino desde San Martín, con buen punteo de zurda y combinaciones rápidas y punzantes de derecha, y en uno de esos golpes, a “Jony” se le produjo un pequeño corte sobre la ceja izquierda.

Allí centró los golpes posteriores De León (orden de Coggi) y la lesión se hizo más grande, lo que obligó al rincón del sanmartiniano a determinar que su pupilo no saliera a combatir en el tercer capítulo, quedando decretado el triunfo de Nicolás por nocaut técnico.
Así, para alegría personal, de su team de boxeo y del numeroso público asistente, De León sumó su noveno triunfo profesional (segundo antes de lo pactado) y tres derrotas, mientras que Sosa –de 28 años- quedó con 7 éxitos (4 por nocaut), un empate y once derrotas, dos por la vía rápida.

Ganó salazar y hubo dos empates
En una de las peleas previas a la de fondo, el juninense Mariano Salazar (66,400 kilos) superó por puntos a Fernando “El Salvaje” Bo (67,400), de Chacabuco, a quien dominó durante los tres asaltos el local, dirigido por Luis “Cuty” Barrera.
En una pareja contienda, de buen nivel, empataron los locales Juan Burgos (72,200), hijo del ex campeón argentino Miguel Burgos Medina, y Alexis Casidi (71,800), quien entrena a las órdenes del citado Barrera.
Además, Agustín Burgos (76 kilos), hermano del anterior, también empató en reñida confrontación entre juninenses con Jonathan Mechedze (74,100 kilos), en otro pleito entre exponentes dirigidos por “Manu” Burgos Medina y Luis Barrera.
También se realizaron algunas exhibiciones entre exponentes aficionados, uno de ellos el juvenil rojense Sánchez y pugilistas que trajo “Látigo” Coggi desde Brandsen; entre ellos Gustavo Maiolino y Julián Lezcano.

COMENTARIOS