El filipino Manny Pacquiao (de traje) y el argentino Lucas Martín Matthysse.
El filipino Manny Pacquiao (de traje) y el argentino Lucas Martín Matthysse.
BOXEO INTERNACIONAL

Manny Pacquiao afirmó que la edad no será impedimento para vencer a Lucas Matthysse

El pugilista filipino, de 39 años, enfrentará a "La Máquina" argentina el sábado 15 de julio en la ciudad de Kuala Lampur, Malasia

La leyenda del boxeo filipino Manny Pacquiao insistió el viernes que sus años de avance no fueron una barrera para el éxito, ya que se prepara para un enfrentamiento contra el campeón mundial Lucas Matthysse.
Pacquiao, de 39 años, peleará contra el argentino, cuatro años menor que él, por el cinturón welter de la Asociación Mundial de Boxeo el 15 de julio en la capital de Malasia, Kuala Lumpur.
El filipino ha ganado ocho títulos mundiales sin precedentes en diferentes categorías de peso, pero algunos han planteado preguntas sobre su capacidad para boxear en el ocaso de su carrera debido a su edad.
Pero en una conferencia de prensa conjunta con Matthysse en Kuala Lumpur, desestimó tales preocupaciones.
“No se trata de un número, no se trata de la edad, eso no importa. Depende de cómo te disciplinas en el entrenamiento, cómo te preparas, expresó el apodado "Pac Man".
Pacquiao dijo que la pelea contra Matthysse no sería la última, ya que quiere que la batalla final de su carrera tenga lugar en su tierra natal.
“Definitivamente esta no es mi última pelea. Creo que todavía tengo un par de peleas más hasta que me retire”, dijo Manny.
Pacquiao es actualmente senador en el parlamento filipino y muchos en el país creen que un día se postulará para presidente, aunque el boxeador ha insistido en que está más feliz en el ring que en la política.
Admitió que no era “fácil” hacer malabares con ser un boxeador y político de alto nivel.

Lucas Matthysse se tiene mucha fe
Lucas Martín Matthysse, quien tomó el título vacante de peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo al noquear en enero al tailandés Tewa Kiram, ha expresado su confianza en que puede vencer a Pacquiao, describiendo al filipino como una estrella disminuida.
En la conferencia de prensa del viernes, dijo "La Máquina" (quien estuvo radicado más de una década en Junín) que era un “pegador bastante grande con ambas manos, así que eso me da mucha confianza”.
Pacquiao no ha peleado desde que perdió su corona welter de la Organización Mundial de Boxeo en una derrota por puntos de choque ante el australiano Jeff Horn el año pasado, y no ha noqueado a un oponente en casi nueve años.
La pelea en Kuala Lumpur probablemente marcará la primera vez en 15 años que Pacquiao peleará sin su entrenador estadounidense de muchos años, Freddie Roach, quien expresó su dolor la semana pasada después de decir que se habían cortado los lazos.
El boxeador ha sugerido que ese papel podría ser para su propio amigo y compatriota Buboy Fernández, al menos para la pelea de julio próximo frente al sureño Lucas Matthysse.

COMENTARIOS