Manny Pacquiao y Lucas Martín Matthysse (derecha) quieren verse las caras sobre un ring.
Manny Pacquiao y Lucas Martín Matthysse (derecha) quieren verse las caras sobre un ring.
BOXEO INTERNACIONAL

Lucas Matthysse aceptó el desafío del experimentado filipino Manny Pacquiao

"La Máquina" confirmó que también desea pelear contra el veterano filipino, en una batalla que se haría después de mitad de año.

Lucas Martín Matthysse también aceptó el reto del filipino Manny Pacquiao, para medirse en una contienda pugilística a realizarse de mitad de año en adelante. "Ojala se me dé esta pelea", escribió "La Máquina", coronado hace pocas semanas campeón ecuménico welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en su perfil de Instagram.
Matthysse, de 35 años, llegará a esta batalla, si se coincreta finalmente, tras noquear al tailandés Tewa Kiram en Los Ángeles, el sábado 29 de enero mientras que Pacquiao viene de perder el cinturón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el 2 de julio frente al australiano Jeff Horn.
Pacquiao, de 39 años, declaró a la prensa filipina que desea pelear contra el campeón chubutense. "Quiero a Matthysse, esta es la pelea que me gusta. Es una pelea que a los fanáticos también les gustaría ver", expresó el filipino.
El sureño, quien supo estar radicaodo durante más de una década en Junín, no es un púgil técnico, nunca mejor colocado un apodo como el que algún día lo bautizó "La Máquina".
Es un noqueador puro, de pocos recursos estratégicos y que sustenta su éxito en el poder de la pegada a partir de dos o tres combinaciones clásicas. La mayor virtud de Matthysse radica en la capacidad de imprimirle velocidad al golpeo de poder, especialmente en el tramo final del trayecto de esos golpes y la contundencia con que los mismos suelen impactar en el oponente. Matthysse es un tipo de púgil acostumbrado a hacer daño, habituado a que le teman y le respeten la pegada. Cuando eso no ocurre y adelante tiene alguien que lo frustra o le devuelve la medicina, su estabilidad mental tambalea.
Las frustraciones, en parte, tienen mucho que ver con ese lado emocional, a lo que esta vez se suma la edad (35) y la imperiosa obligación de no fallar en su postrera oportunidad. Más allá de cualquier suspicacia que haya provocado la doble caída de Tewa Kiram en el octavo asalto, la victoria fue inobjetable y pudo ocurrir antes si Matthysse hubiera afrontado este combate "a lo Matthysse", poniendo adrenalina y presión verdadera desde el mero primer asalto.
Matthysse superó ese desafío y bastó ver sus lágrimas luego de la pelea para comprender el tamaño de la presión que había soportado. Ahora, todos sus caminos de futuro lucen atractivos.
Además de la chance de verse sobre un cuadrilátero con Manny Pacquiao, es posible también una revancha contra Danny García (vencedor del sureño en su primer gran chance mundialista), en pleito de alta expectativa y -visto el nivel de García en 147 libras-, el combate promete ser parejo. La pelea se puede dar, al punto que Danny será el retador oficial debido a su lugar en el ranking AMB.
A Danny García necesariamente le interesa por lo económico y porque una victoria ante el campeón regular, lo pondrá en línea directa de una deseada revancha contra Keith Thurman, el súper campeón de ese organismo.
Danny García viene de noquear espectacularmente en el noveno asalto a Brandon "Bam Bam" Ríos, cuyo palmarés es de 34 triunfos, 25 por nocaut, cuatro traspiés y un empate, y quien pesó 66,405 kilos.
Con se triunfo, "Swift" García (34 éxitos, 20 antes de lo pactado, y una derrota, pesando también 66,405) ganó la eliminatoria al título Welter del CMB, y obtuvo el derecho a combatir frente a quien resulte ganador entre Keith Thurman y Shawn Porter.
Así, García volvió al triunfo luego de su cerrado revés frente a Thurman (su única derrota profesional), en marzo del año pasado. Ríos, en tanto, no pudo sostener la racha que positiva que arrastraba desde su anterior éxito, cuando noqueó a Aaron Herrera en junio del año pasado.
Representado a nivel mundial por Golden Boy Promotions, de Oscar de la Hoya, para Matthysse llega el tiempo de realizar peleas de alto perfil y recibir buenas bolsas, todo lo cual, definitivamente, pondría su carrera en el lugar que corresponde.

Expectativa por la revancha "Canelo" Álvarez-Golovkin
Por otra parte, el propio Óscar de la Hoya ha confirmado la noticia esperada por todos los amantes del boxeo. El campeón mundial unificado de peso mediano Gennady Golovkin y el ex campeón, el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez se enfrentarán nuevamente en una revancha en este 2018.
El combate tendrá lugar el 5 de mayo en un lugar aún por determinar. Golovkin (37 ganadas, 33 antes del límite, y un empate, ante el azteca) y Álvarez (49 éxitos, con 34 nocauts, dos derrotas y un draw) se vieron las caras el pasado 16 de septiembre en Las Vegas.
Golovkin, de 35 años nacido en Kazajistán, retuvo su título mundial en una pelea espectacular.
"Canelo vs. Golovkin II será el evento más grande y mejor del 2018 ya que estos dos luchadores de élite una vez más se enfrentan cara a cara para determinar quién es el mejor peso mediano del mundo", dijo Oscar De La Hoya, CEO de Golden Boy Promotions.
El kazaco, dijo que “Esta vez no habrá drama respecto a la decisión. Yo gané la primera pelea y salí del cuadrilátero como campeón mundial y con los cetros puestos. Voy a ganar la segunda pelea. Será una importante pelea y la noche será de oro para mí y el boxeo”, expresó "GGG" Golovkin.

COMENTARIOS