Máximo Fjellerup.
Máximo Fjellerup.
BÁSQUETBOL

El seleccionado argentino ya está en San Luis

Mañana enfrentará a Venezuela por el clasificatorio a la AmeriCup 2021.

El seleccionado argentino de básquetbol arribó ayer por la tarde a la ciudad de San Luis, donde el jueves diseñará el primer encuentro clasificatorio de cara a la AmeriCup 2021 ante su par de Venezuela.
El equipo dirigido por Sergio Hernández, quien hace algunas horas llegó procedente de Chicago (donde asistió al juego de las Estrellas de la NBA), concretó su primera práctica en el estadio Ave Fénix, de la capital puntana, que será escenario del partido este jueves, a las 20.00.
El conjunto albiceleste está compuesto por los bases José Vildoza (San Lorenzo) y Pedro Barral (Obras Basket); los escoltas Luciano González y Selem Safar (Comunicaciones de Mercedes).
Los aleros Máximo Fjellerup (San Lorenzo), Martín Cuello (Instituto de Córdoba) y Juan Pablo Vaulet (Manresa, España); los ala pivotes Facundo Piñero (San Lorenzo) y Fabián Ramírez Barrios (Regatas Corrientes) más los internos Agustín Caffaro (San Lorenzo), Tayavek Gallizzi (Regatas Corrientes) y Roberto Acuña (Gimnasia de Comodoro Rivadavia).
La revancha del duelo del jueves se jugará el domingo 23 en el Poliedro de Caracas.
El seleccionado venezolano, dirigido por el bonaerense Fernando Duró, se halla desde hace más de una semana en la provincia de San Luis, preparándose para el cotejo.
La nómina incluye a David Cubillán (Fuerza Regia, México), Heissler Guillent (Astros de Jalisco, México), Anthony Pérez (Trotamundos de Carabobo), Ernesto Hernández (Spartans), Eliezer Montaño (Búfalos de Tucupita), Luis Bethelmy (Defensor Sporting, Uruguay), Pedro Chourio (Goes, Uruguay) y Miguel Ruiz (Platense, ARGENTINA).
También están Michael Carrera (Hamburg Towers, Alemania), Adrián Espinoza (Independiente de Santiago del Estero), Jhornan Zamora (Evreaux, Francia) y los juveniles Enderson Alcalá (Estudiantes de Concordia) y Fernando Fuenmayor (Obras Basket).
El resto de los citados ni siquiera viajó a la Argentina y continúan en Caracas, entrenándose a las órdenes de Néstor Solórzano y Pablo Favarel, los principales colaboradores de Duró.
La segunda ventana será en noviembre ante Chile y Colombia, los dos en condición de local.
Mientras que la tercera y última se desarrollará en febrero 2021, frente a chilenos y colombianos, pero como visitante. Los tres mejores del grupo se clasificarán a la FIBA AmeriCup 2021.

Un equipo nuevo
Aparecen varias preguntas que lógicamente los partidos irán develando. ¿Quiénes tomarán las riendas de este equipo? ¿Quién o quiénes pueden demostrar su calidad a nivel internacional? Dentro del equipo hay algunos regresos, otros que debutarán oficialmente, varios componentes del pasado Mundial que en esta ocasión contarán con mayores oportunidades para mostrar lo que pueden dar con la camiseta Argentina.
Desde la conducción, Hernández eligió a dos bases que hoy se perfilan como dos de los mejores de la Liga. Por un lado Pedro Barral y del otro José Vildoza. Ambos de enorme elegancia para jugar y repartir juego, sumado a su talla, versatilidad en gol externo y penetración sumado a su entrega atrás. Siempre la duda es a Nivel Internacional qué pueden generar. Será una gran prueba para el base de Obras pero cuenta con las condiciones en principio para hacerlo. Vildoza ya lo demostró con San Lorenzo tanto en la Liga de las Américas como en la Copa Intercontinental. Su desparpajo y nivel técnico para desequilibrar.
Una oportunidad de oro para Máximo Fjellerup. Viene de sumar una gran experiencia en China, además de su nivel que sigue en pleno ascenso con San Lorenzo y mayor protagonismo como escolta o alero. Agregó mayor poder de gol externo y sin dudas a Nivel Internacional reúne las condiciones para competir de gran forma. Puede ser su momento para explotar su calidad a sus 22 años.
Dentro de los componentes en su posición, aparecen dos de muy buen presente pero que tendrán que demostrar en este tipo de juegos. Los casos del reaparecido Selem Safar (¿Redivo?), a sus 32 años regresa a la selección (FIBA Américas 2013, Mundial 2014, FIBA Américas 2015). Sumado a Luciano Gonzalez, quien tuvo su participación en la previa del pasado Mundial y con un mejor presente en San Lorenzo a nivel Individual. Ambos generan dudas que esperan disipar en velocidad y defensa sobre todo.
En el resto de las posiciones aparece mucha versatilidad con tiro externo. Primero y principal el regreso de Juan Vaulet, el único convocado que juega fuera del país (Baxi Manresa). Un muy buen presente en España con protagonismo, una competencia fuera de la Liga Endesa y aportando en puntos y rebotes como todo terreno. Su desnivel atlético puede ser de gran ayuda aunque sin tiro externo. Martín Cuello es otro que buscará aprovechar su oportunidad. Una temporada de esplendor en Instituto como goleador, pilar en la Champions League, fuerte físicamente, con poder de gol y aportando en diferentes apartados.
Además aparecen nombres conocidos dentro de la selección en un momento u otro. Facundo Piñero, quien tuvo alguna oportunidad en la previa de China y con su talla, versatilidad y aporte de cuatro abierto puede ser una pieza interesante. Gran presente en San Lorenzo y espera tener minutos y protagonismo. Fabían Ramírez Barrios lo propio, con muchas fortalezas físicas y también alejado del canasto cuando se lo necesita.
Tres internos de diferente nivel y juego. Agustín Caffaro, quien ganó mucho terreno para estar en la selección, tuvo su experiencia mundialista, personalidad, presencia y confiable adelante. Gallizzi querrá tener más minutos respecto del Mundial de China además de la vuelta de Acuña tras recuperar la confianza y el nivel jugando para Gimnasia CR. ¿Hernández?
Una selección que intentará imponerse desde otro juego más dinámico y versátil por los jugadores que presenta en escena para esta ventana de febrero. Nuevos nombres y otros que esperan aportar como en sus elencos.
Se verá quién toma las riendas y qué nombres dispone para arrancar el juego. Hay variantes y con la consigna de mostrar aptitudes en el Nivel Internacional, donde más nos interesa ver qué tan capacitados están los jugadores. Otro objetivo más allá de ganar o perder un partido y seguir pensando a un futuro no tan lejano.

COMENTARIOS