LNB

Argentino logró una victoria mínima, vital y móvil

Se impuso 89 a 88 sobre Hispano Americano de Río Gallegos, en un partidazo. Es puntero e invicto del certamen.

Argentino aprovechó un grueso error de Hispano Americano y de la mano de Federico Mariani se llevó una victoria memorable que le permite seguir puntero e invicto en el campeonato.
El Turco dio por tierra con todos los pronósticos, fue abajo en la mayor parte del partido y se encontró con el juego servido en bandeja. No lo desaprovechó.
El inicio del match fue vertiginoso. Era correr y tirar. Pocas marcas y muchos goles. Hispano acertó una bola más y se quedó con el cuarto por 26 a 24. Nicolás Paletta (1 triple, 3 dobles) y Olajide Keshinro (3 dobles, con dos volcadas) fueron fundamentales en el equipo visitante.
El Azul repartió más el goleo con Federico Mariani (2 dobles, 4 simples), los triples de Slider y Uranga, más una mano de Guzmao Costa en la pintura.
No hubo variación de juego hacia los segundos diez minutos. Argentino corrió de atrás, forzando los tiros en varios pasajes, y equivocando el camino a la canasta.
Hispano se mantuvo arriba merced al aporte de Kelsey Barlow, que mostró lo mejor en el partido. Por eso el quinteto sureño se fue ganador al cierre del primer tiempo 43 a 40.
Argentino había hecho una defensa excelente sobre Daniel Hure en el primer tiempo (no convirtió). Pero lo descuidó en el arranque del complemento y en un ratito quedó diez puntos abajo.


Pero Hure se fue al banco y el Turco comenzó la remontada, empujado por Jonatan Slider (2 triples, 1 doble, 4 simples) que jugó un partidazo y Federico Mariani (1 triple, 1 doble, 2 simples). Así equiparó las acciones 65 iguales de cara a los diez minutos finales.
El último cuarto fue un partido aparte. Los dos se entregaron por el espectáculo y, lógicamente, buscando la victoria.
Hispano no aflojó nunca. Daniel Hure –determinante-, una gran mano de Aprea y Mansilla fue harto suficiente para sostenerse ganador.
Pero Argentino le pisó siempre los talones. Cangelosi y Zárate fueron dos baluartes en el cierre, arrimando siempre los números para que no se escapara la visita.
Y cuando pareció que se lo llevaba Hispano, un “horror” al jugar la última bola hizo que ésta quedara en manos de Argentino.
Pero el Turco la tenía que definir. Y quién otro que Federico Mariani para ejecutarla. Y la tiró nomas. La durmió contra el cristal del cesto que da espaldas a Calle Almirante Brown y cayó mansita en la red: 89 a 88. Caja de empleados. Todo del Turco, festejo, delirio, cánticos, aplausos, medalla y beso.
El martes el Azul viaja a Bahía Blanca y el jueves juega en Mar del Plata.

Anoche
Obras 87 vs Platense 68
San Lorenzo 100 vs Regatas 90
Hoy
21 Comunicaciones vs Peñarol
21.30 Estudiantes (C) vs Instituto
22 Quimsa vs Olímpico

COMENTARIOS