BÁSQUETBOL

Matías Huarte: Ante un nuevo desafío de mantener a Argentino en primera

El entrenador mañana debuta contra Regatas Corrientes, en una nueva edición de la Liga Nacional 2019-2020.

El balance del Súper 20 fue positivo. Empezamos de menor a mayor. Necesitábamos que el equipo tuviera rodaje. Fueron ocho partidos para la preparación como estaban pautados de cara a la Liga Nacional. Obviamente los últimos dos resultados no le gustaron a nadie, pero teníamos dos jugadores menos. Jugamos sin americano, sin Juanchi y con algún jugador más golpeado. Igualmente decidimos cuidar el plantel para llegar bien a la LNB que es el objetivo primordial.

El extranjero no rindió. Principalmente su actitud fue lo que nos precipitó a tomar una decisión en conjunto con la Comisión Directiva del Club para hacer el recambio.

Ahora vino Anthony Kent y esperamos que se adapte rápidamente para que nos dé el juego en el poste bajo que estamos necesitando. Yo ya lo conocía de cuando vino al club anteriormente, donde estuve de asistente. Es un jugador interesante. A mí me gusta porque tiene un dominio importante del poste bajo, es atlético y puede defender. Cerraba con lo que realmente necesitábamos.

Debido a que no tenemos amistosos, lo estamos acoplando en base a estímulos de los cuales en tres trabajamos básquetbol. Mucho cinco contra cinco para que vaya entendiendo los sistemas, no tirarle la bola de una, sino pasándosela concientemente. Además le estamos mostrando videos para que mire cómo se desenvuelve el equipo en la cancha.

En esta segunda parte de la preparación se hizo un toque en la parte física pero todo con pelota. El cuerpo técnico está trabajando a full. Se le hizo un trabajo personalizado a cada jugador para que en ciertas ejercitaciones mejoren en lo personal, ya sea muscularmente o posturas. Se llevaron una planilla individual, de acuerdo a la evaluación que se le hizo a cada uno.

Además hicimos incapié en el sistema defensivo, que es el punto negro que tuvo el equipo en el Súper 20. A mí no me gusta jugar en ochenta puntos. Tenemos que bajar los goles en contra, como mucho en 75 puntos.

Después ofensivamente vamos a tener altibajos, pero vamos a poder anotar. Me gusta la media cancha que tenemos. Veo un equipo equilibrado, con un segundo bloque que viene de atrás que puede ser efectivo. Los chicos que llegaron de atrás demostraron que pueden pisar la cancha y eso es lo que me da la tranquilidad de tener un equipo más largo y buscar variantes para estirarlo todavía un poco más.

Los chicos jugaron también, tanto Agustín Cavallín como Enzo Filipetti. Igual hay que tener en cuenta que Rómulo Guzmao Costa es un pibe de 23 años, más allá que todo el mundo lo ve como un jugador extranjero hecho. Nunca jugó LNB, estaba jugando Liga de Desarrollo y vino derecho a jugar la Liga. Nos va a dar una mano muy buena. También Martín Gómez es un chico de 23 y tampoco tuvo la experiencia de 12 minutos en cancha como lo hizo en el Súper 20. Ojalá que con el tiempo se vayan afianzando más y nos puedan dar ese aire que necesitamos para equilibrar aun más el plantel.

Jugamos contra Regatas en el debut. Es un equipo largo que le está faltando Giordano pero no se descarta que puedan incorporar algún jugador temporal. Tiene mucho gol. Juegan a 92 puntos de promedio. Estamos trabajando en eso, enfocándonos para que el debut sea de la mejor manera. Vamos a enfrentar a uno de los cinco mejores equipos de la LNB.

Creo que en esta Liga va a haber dos grupos, los de arriba y los de abajo. Por ahí puede haber un sexto equipo peleando con los cinco de arriba, pero después me parece que cualquiera le puede ganar a cualquiera. Los partidos hay que jugarlos todos.

Si nosotros nos hacemos fuertes de local, en la ruta podemos ganar algún punto también y por lo menos tener un año más tranquilo que el que pasó.

Empezar de local es mejor, con nuestra gente en nuestra cancha. Por más que esté la ansiedad y los nervios del primer juego, ante un rival complicado, no es imposible. La motivación de tener la cancha llena, como seguramente va a estar, el apoyo incondicional de la gente es fundamental. Después viene Hispano Americano donde iremos en busca de otro punto.

Si logramos arrancar con el pie derecho, todo va a ser un poco más fácil.

COMENTARIOS