LIGA NACIONAL DE BÁSQUETBOL

Un “Fantasma” juninense en Corrientes

Tobías Franchela toma protagonismo en el Club de Regatas de la Mesopotamia Argentina. "En los partidos que tuve la oportunidad de entrar lo disfruté al máximo y quiero seguir esforzándome para lo que viene", resaltó.

Tobías Franchela, nacido el 8 de abril de 2001 en Junín, hijo de Cristian y María, y hermano de Axel, estudió en la escuela secundaria Nro. 22 Gral. San Martín y desde muy chico formó parte de las inferiores del Club Ciclista Juninense.
Hoy se cumplen 80 días de su llegada a un nuevo destino, nada más y nada menos que a 944 kilómetros de su ciudad natal, en la bella Corrientes donde fue contratado por el club de Regatas Corrientes, equipo que milita en la Liga Nacional de Básquet.
En la noche del martes pasado, tuvo su primer logro con el fantasma correntino y con una actuación memorable. Diecinueve puntos, dos dobles y 5 triples: "Fue un partido bastante complicado al principio, ellos necesitaban ganar como sea y sabíamos que no teníamos que entrar relajados".
"Gracias a Dios en el último cuarto lo pudimos quebrar, pero los treinta minutos iniciales fue de trámite parejo, supimos quebrarlo con buenas ofensivas y sobre todo la defensa que aplicamos muy pero muy intensa, y para ganarle a un equipo como Córdoba que tienen muy buenos jugadores con experiencia, teníamos que brindarnos al máximo y correr"
Sobre su adaptación en su primera salida fuera de casa, "Tobi" -como lo conocen todos- expresó: "La verdad que me adapté muy bien y muy rápido, sobre todo con el grupo, mejor dicho ambos grupos. El de los mayores y el de los chicos, ellos me ayudaron a aclimatarme fácilmente y acoplarme bien. Regatas es un club impresionante que sobre todo tiene buena gente y eso es una de las cosas más importante"
Acerca de la competencia en Corrientes dijo: "Es bastante dura, hay muchos jugadores con experiencia que jugaron profesionalmente, como otros que juegan desde chicos, y por eso lo partidos se tornan bastante duros. Eso está bueno porque hay competitividad y cuando te relajas te gana cualquiera, y a nosotros eso nos sirve muchísimo. Desde el contacto hasta lo mínimo, es un torneo duro y lindo de jugar, ayuda y mucho".
El mismo día que Tobías estaba gritando campeón en el norte, su club de la infancia estaba cumpliendo un año más de existencia y el juninense no le escapa a sus orígenes: "Es una sensación linda, por un lado porque el club donde me inicie y prácticamente me crié cumple un año más y me pone muy feliz que el club siga jugando profesionalmente y de manera interrumpida, toda mi familia sigue yendo a los partidos, mi hermano juega en el club, es mi casa y por otro lado estoy muy contento por el campeonato con Regatas, el primero desde que llegue acá y espero poder gritar campeón muchísimas veces más, no me conformo con esto solamente".
"Ví todos los partidos que jugó en Liga Argentina, se ve un equipo con energía que se va acoplar bien con el paso de las fechas, cómo siempre apostando a los pibes y eso es importante para que se empiecen a mostrar".
Además realizó un balance de su rol en Liga Nacional con el Remero: "En lo personal trato todos los días de entrenar duro y esperar el momento de tener minutos en cancha y que cuando toque poder hacerlo lo mejor posible. En los partidos que tuve la oportunidad de entrar lo disfruté al máximo y quiero seguir esforzándome para lo que viene. Estoy en un plantel minado de intensidad que tiene las ganas y la solidaridad todos los días ya que se entrena al máximo, por que como entrenamos jugamos y creo que eso quedó demostrado en el Súper 20”.
Y por último nos dejó sus sensaciones al ser dirigido por un dorado como Lucas Victoriano: "Lucas nos trasmite mucha confianza, mucho de lo que sabe y de manera justa que nos llega a cada uno. Yo aprendo mucho de él todo el tiempo, está encima corrigiendo cosas para que podamos mejorar el juego, la visión, la técnica y eso se valora un montón. Está buenísimo que sea así, pero sobre todo se transmite desde la confianza que nos da".

COMENTARIOS