BÁSQUET

Genaro Lorio: “Seguramente sigo en Platense y nos estaremos viendo acá con Argentino”

El basquetbolista juninense, que logró el ascenso a la LNB, habló de su carrera y futuro.

Genaro Lorio, tras el ascenso logrado con Platense a la Liga Nacional de Básquet, se encuentra en Junín pasando unos días con su familia. Democracia habló con el jugador, quien comenzó narrando su vida deportiva: “Nací en Junín en el barrio El Picaflor. Fui a la escuela La Santa Unión de los Sagrados Corazones, primario y secundario. En mi curso iba Lambrisca, pero en la escuela estaba Corvalán que éramos los que jugábamos al básquetbol. En la escuela no había chances de hacer un picado, ni de jugar a nada.
En el barrio fui vecino de Clauss Monti, que jugó conmigo en las inferiores de Los Indios.
Empecé a jugar al básquetbol a los cuatro años en 9 de Julio, porque estaba dirigiendo mi viejo. Fui a ver qué onda era el básquetbol. Pero estuve en premini solamente.
Después me fui a Los Indios en mini. Estaban Corvalán, Lambrisca, Mársico, los mellizos Iribarne, entre otros.
Fuimos campeones en U13, en U15 logramos el tricampeonato con Corvalán, Spano, Lambrisca, Monti, un equipazo.
En U17 pasé a Argentino. Estaba Diego Camún como entrenador y Diego Rearte en la primera profesional que fue quien me pidió a través de Roberto Macario.
En Argentino gané un torneo de U19 y otro con la primera local donde jugó Gastón García y Martín Delgado. Fue mi primer título de mayores, porque con Los Indios habíamos llegado a la final pero chocamos contra Sarmiento que tenía todos los jugadores del Federal y nos ganó de punta a punta.
En La Liga Nacional debuté en Argentino contra Ciclista Juninense, donde hice un triple. Estuve tres años en el club con pocos minutos y busqué otras opciones donde me mostrara mejor como jugador.
Salió la posibilidad de Platense. Yo había arrancado a estudiar ingeniería informática acá y con la chance de Platense me fui a continuar los estudios en Buenos Aires.
Voy compartiendo el juego con el estudio, Buenos Aires me dio esa posibilidad.
Me fue bien en Platense. En las dos últimas temporadas se armaron equipos como para ascender. El primer año había muchos equipos fuertes y cuando llegamos a las finales se nos complicó un poco. Pero en el segundo torneo salimos campeones. Fue un certamen más parejo y lo pudimos ganar.
El año se hizo largo, lo fuimos llevando de a poco. Habíamos arrancado mal. No podíamos encontrar una regularidad en el equipo y a medida que fuimos avanzando cada uno encontró su rol en el equipo. Nos fuimos adaptando a lo que necesitaba el equipo. Si bien teníamos grandes jugadores, no había figuras en el equipo. Estaba Bruna, que para mí fue el mejor base de la categoría. Más adelante se acopló Essengue que fue muy importante para lograr el ascenso. Y luego Blossom mejoró mucho su nivel. Todo esto fue un combo que potenció al equipo y lo hizo ascender.
Estoy muy contento por el ascenso. Yo a mi corta edad no me di cuenta enseguida de lo que significa este logro, pero con el correr de los días tomo la magnitud de lo que se ha logrado. No todos los días se sale campeón.
Seguramente voy a continuar en Platense, así que nos vamos a estar viendo con Argentino”.

COMENTARIOS