LA LIGA ARGENTINA

Manuel Lambrisca está a un paso de Del Progreso

El juninense que jugó para La Unión de Colón, llegaría al equipo que dirige Daniel Jaule en el Sur.

El basquetbolista Juninense Manuel Lambrisca está a un paso de llegar a Del Progreso de General Roca, Río Negro. En la anterior temporada jugó para La Unión de Colón, entre Ríos, y ahora desembarcaría en el equipo que dirige otro juninense, Daniel Jaule.
Actualmente Lambrisca es la figura del club 5 Saltos de Río Negro que juega en la Liga Patagónica de Básquetbol.

Osores en Unión
El elenco de Santa Fé ya había confirmado a Ponce como técnico. Su primera ficha mayor será Pablo Osores, que viene de jugar en Echagüe, y tiene 2 ascensos a la máxima categoría.
Osores tiene 32 años, es alero, mide 1,94, y viene de jugar la última temporada en Echagüe de Paraná.
En la 2018/2019 jugó 34 partidos con promedios de 32,4 minutos, 13 puntos, 3,8 en rebotes y 10,9 de valoración. Sus porcentajes de campo fueron 53% en dobles, 39% en triples (2,1 por partido) y 82 % en libres.
El tucumano conquistó campeonatos de TNA jugando para Unión Progresista de Villa Ángela y Estudiantes de Concordia, consiguiendo de ésta manera los ascensos correspondientes a la Liga Nacional.
Además registra pasos por Tucumán BB, La Unión de Colón y Asociación Mitre; también se destacó jugando Liga B y Torneo Federal en Anzorena de Mendoza y Central Córdoba de Tucumán.
Por otra parte Osores fue bicampeón con la selección mayor de Tucumán en 2015 en Tucumán y en 2016 en Firmat. De ésta manera Unión va conformando su plantel de cara a la próxima Liga Argentina.

Delfino a Rocamora
Tomás de Rocamora continúa con el armado de su plantel para la temporada 2019-2020 de la Liga Argentina de Básquetbol y este fin de semana abrochó la incorporación del alero Agustín Más Delfino quien llega proveniente de GEPU de San Luis en el Torneo Federal. El jugador de 22 años también defendió los colores del Sportivo Escobar en la misma categoría y previamente fue jugador de Hindú de Resistencia en el TNA.
Formado en las inferiores de Atenas de Córdoba, donde llegó a compartir equipo con Walter Herrmann entre otros destacados jugadores de El Griego, ahora jugará para Rocamora y se mostró entusiasmado. “Llego a Rocamora con muchas expectativas, sobre todo con muchas ganas de aprovechar la oportunidad de volver a la Liga Argentina”, aseguró.
El alero conoce la categoría porque jugó en Hindú y con el equipo chaqueño llegó a disputar las Finales de Conferencia. “El paso por Hindú me sirvió como experiencia, de aprendizaje. Fue la primera fuera de Córdoba, siendo el último año de Juvenil. Fue un año muy lindo donde llegamos a Final de Conferencia”, recordó el nacido en San Luis.
Respecto a sus dos pasos posteriores en el Torneo Federal, Sportivo Escobar y GEPU, comentó: “Las experiencias en el TFB fueron muy positivas, en las cuales me ayudaron a crecer tanto en mi juego como en lo personal. Sobre todo en GEPU fue muy especial para mí, por el hecho de volver a mi provincia después de tantos años”.
A los 13 años se fue de San Luis hacia Córdoba para jugar en Atenas y allí estuvo seis años. “Mi familia lo toma a este desafío como siempre, apoyándome adonde vaya. Con la familia detrás de uno todo se hace más fácil”, manifestó luego en relación al hecho de sumar un nuevo equipo lejos de casa y después de haberse ido siendo un adolescente.
Los años en Atenas fueron muy productivos y le sirvieron para llegar a la Selección Argentina U17 para disputar un Sudamericano y el Mundial de Dubai 2014. “Jugar en Atenas es la mejor experiencia que puede tener un chico en formación, es un club donde se tiene todo lo que un joven necesita. Te enseñan a jugar al básquet y te forman como persona”, aseguró.
Luego, agregó: “Representar a la Selección Argentina es algo único, difícil de explicar con palabras. Es un orgullo muy grande”. Con la Albiceleste fue campeón en el Sudamericano que se disputó en Uruguay y además fue elegido mejor jugador de la final.
Tiempo atrás sus deseos pasaban por intentar llegar a Europa en un futuro no muy lejano. “El deseo ahora es seguir creciendo como jugador, donde sea. Si tengo la suerte el día de mañana que se dé la oportunidad de irme, seguramente la aprovecharé. Pero hoy solamente pienso en dar lo mejor de mí para esta temporada”, aseguró el jugador de 1.94 metros de altura y que se sumará al Rojo para lo que viene.

Rupil en San Isidro
San Isidro tiene nuevo perimetral: se trata de Sergio Rupil, de última temporada en Ameghino. El técnico Sebastián Torre lo dirigió en Oberá TC hace 2 temporadas, donde hizo una muy buena campaña.
Torre la temporada pasada también había contratado a Ludueña y Corzo, a quienes había guiado tácticamente en Oberá.
El escolta de 24 años se convirtió en el nuevo fichaje de San Isidro para la temporada 2019/20 de La Liga Argentina.
El oriundo de Villa Carlos Paz, viene de disputar la última temporada con la camiseta de Ameghino de Villa María donde promedio 11,7 puntos (62,6 en dobles), 2.2 rebotes y 2.5 asistencias en los 25.6 minutos que pasó en cancha durante los 44 partidos que disputó en el último torneo.
Antes de recalar en Villa María, Rupil había formado parte del Oberá Tenis Club que dirigía Sebastián Torre, que lo volverá a tener pero ahora con la camiseta santa.

COMENTARIOS