González, pieza clave en Instituto.
González, pieza clave en Instituto.
LIGA NACIONAL DE BÁSQUETBOL

Instituto empató la serie ante San Lorenzo

Con una gran tarea del juninense Santiago Scala, La Gloria está 2 a 2 en la final. Juega hoy en Boedo.

Instituto empató la serie tras vencer agónicamente a San Lorenzo 83 - 80. A diferencia de los anteriores juegos, la gloria dominó las acciones defensivamente, llegó a sacarle 20 (60 - 40) en el tercer cuarto, pero la visita remontó y casi lo lleva a otro suplementario. Scala con 23 pts y Green con 20 pts las figuras.
El partido comenzó con imprecisiones en ambos lados y con defensas muy atentas a los despliegues ofensivos del rival. La novedad saliente, en comparación con el juego anterior, fue la aparición de Rodney Green como una opción ofensiva férrea tanto en el contrataque como en las ofensivas estacionadas. El hábil americano utilizó muy bien la doble cortina planificada por Facundo Muller y tuvo una efectividad en tiros de campo.
San Lorenzo, por su parte, hizo de su cesto un “bosque” empantanado de dificultades. Whelan y Scala estuvieron absortos en la resolución y muchas veces tuvieron que descargar a los perímetros, sin embargo se las ingeniaron y convirtieron puntos. Con todos estos ingredientes, el partido iba 8 a 5 con gusto cordobés.
En ofensiva, el Cuervo hizo la más fácil y apeló a una fórmula conocida y confiable: el tiro perimetral. Dar Tucker volvió a erigirse en el arma de destrucción masiva (10 puntos) y se sumó el polifuncional uruguayo Mathias Calfani (3 puntos). El equipo dirigido por Gonzalo García jugó ataques rápidos pero eficientes, a tal punto que marcó el ritmo del juego e hizo que la “Gloria” juegue al tempo marcado por San Lorenzo. En ese contexto, el partido seguía a favor de Instituto, aunque esta vez más apremiado por el contrincante: 13-11.
En Instituto aparecieron Piñero y Green. El marplatense se posteó seguido cerca de los cestos y aprovechó los cambios de marca que fueron a su favor por su altura. En los primeros minutos del juego los dos no se sacaron ventajas. En ese sentido, Instituto tomó la posta en el juego y trabajó los ataques con minuciosidad y criterio. Allí apareció la ley del ex su máximo esplendor de la mano de Santiago Scala, quien anotó 5 puntos para poner arriba a Instituto al término del primer cuarto: 20-14.
San Lorenzo no esperó ni un segundo y contestó, de entrada, con dos puntos de Sims. El mandamás de la Liga Nacional no quería dar ventajas, pero Instituto respondió con suma voluptuosidad. Whelan no solamente aportó en puntos, sino que ayudó al desenvolvimiento de Rodney Green que fue la piedra angular para extraer una diferencia importante en el cuarto: 25-16. Esto motivó un replanteo y un posterior ajuste de Gonzalo García que colocó en cancha a Joel Anthony y al “Penka” Aguirre.
El base santiagueño en conexión con el canadiense le aportaron jerarquía y personalidad a un marco sumamente adverso y acortaron distancias a cinco unidades: 25-20. Rodney Green se hizo más presente que nunca en el juego y con un triple volvió a alejar a Instituto en el tanteador. La cuestión se profundizó aún más con Samuel Clancy que estuvo activo, gracias a la injerencia de Pablo Espinoza en el juego. De esa forma, el cuarto terminó 36-30 a favor del local.
En el complemento, la tendencia siguió favorable a Instituto y estampó una diferencia de diez puntos (45-35) en base a los cinco puntos del intratable Green, del aporte de Piñero y de un revitalizado Clancy. San Lorenzo buscó bajar la diferencia, pero careció de regularidad en su juego. Y para rematar, los cordobeses pusieron toda la carne en el asador, destacándose el binomio González- Batista, y estableciendo una máxima de 20 puntos. En medio del alicaimiento y del desasosiego basquetbolístico, el “Penka” y Joel Anthony dieron la cara por el equipo y de a poco, de manera silenciosa, aportó el bahiense Máximo Fjellerup. El cuarto finalizó 66 a 55.
La jerarquía, la personalidad y la fiereza se cristalizaron con mucho brillo en el equipo sanlorencista que salió con todo a bajarle el copete a Instituto. Fjellerup salió del ostracismo y aportó 12 puntos en la última escena en el estadio de la Gloria. En esta fase del partido, San Lorenzo, prácticamente, acudió a arrestos individuales y no reflejó un gran juego en equipo como en anteriores partidos.
Scala sacó la cara por su equipo con triples en el momento más delicado
El Penka, quien anotó 16 puntos, tuvo un 54% en tiros de campo y no le tembló el pulso para administrar el balón en “mareas” turbulentas. Esa oleada santiagueña iluminó a Tucker que bajó su nivel y Anthony que buscó fortaleza en las zonas cercanas al cesto. En Instituto apareció Santiago Scala para revelarse al sistema y fue determinante en el partido con 23 puntos y un 60% en tiros de tres puntos.
El partido iba 77 a 63. La visita puso la barba en remojo y con los aportes de Clemente y Máximo Fjelerup en un gran último cuarto, acomodó el tanteador y San Lorenzo achicó la diferencia a cinco puntos a falta de un minuto para la culminación del juego. De repente, el partido entró en un “huracán” de nervios, cuando el Cuervo se puso a un punto por las pérdidas balón del “Chuzito” González y de Santiago Scala.
79 a 78 indicaba el marcador. La visita crecía basquetbolística y emocionalmente. Pero, como obra y gracia de la revancha, González ratificó su buen momento y definió el partido con un doble y desde la línea de libres para empatar la serie. Fjellerup tuvo su chance con un triple muy volado tras el pick de Anthony pero finalmente no ingresó.
Hoy a las 21 va el quinto punto en Boedo (televisa TyC Sports).

COMENTARIOS