Parker junto a Ginóbili. Una sociedad que se recordará por siempre.
Parker junto a Ginóbili. Una sociedad que se recordará por siempre.
NBA

Parker anunció su retiro de la práctica activa del básquetbol

Se terminó la función también para Tony Parker. El tercer y último eslabón del tridente de los San Antonio Spurs que marcó una época a puro éxito en la historia de la NBA y todavía continuaba con vigencia dijo basta.
“Muchas cosas diferentes me han llevado a tomar esta decisión. Pero al final del día, sostuvo Parker, pensé que si ya no puedo ser Tony Parker y no puedo competir por ganar un campeonato, ya no quiero jugar al baloncesto"
Luego de 17 temporadas vistiendo la camiseta de los Spurs, y una - la última - jugando para los Charlotte Hornets, el francés anunció su retiro de la actividad profesional. En total fueron 1254 partidos disputados en fase regular, en los que tuvo una media de 15.5 puntos, 5.6 asistencias y 2.7 rebotes. Asimismo, jugó otros 226 encuentros de playoff (todos para San Antonio) en donde promedió 17.9 tantos, 5.1 pases gol y 2.9 tableros en 34.3 minutos.
Las mejores jugadas de Parker durante las finales de 2007, en la que fue el MVP.
Parker (37 años), quien participó de seis juegos de estrellas, se consagró campeón con la franquicia texana en cuatro oportunidades: 2003, 2005, 2007 y 2014, al tiempo que en la barrida frente a los Cleveland Cavaliers (2007) fue considerado en MVP de dichas finales.
Por su parte, con la selección de Francia obtuvo el Eurobasket de Eslovenia 2013, certamen en el que fue goleador (19 ppp) y también se llevó el premio al jugador más valioso. En total fueron 97 las veces en las que el base se puso la camiseta “bleu”.
Tentado anda menos que por Michael Jordan (dueño de los Hornets), Parker firmó en Charlotte previo a la 2018/2019 luego que su vínculo en San Antonio terminara. Allí jugó 56 partidos, ninguno como titular, y promedió 9.5 puntos (46% de cancha) y 3.7 asistencias en 17.9 minutos. Tony Parker dejó de sentirse Tony Parker, y dijo adiós.

Siguen insistiendo
A pocos días para que se abra el mercado de fichajes, vuelve a aparecer en escena el gran culebrón del pasado periodo de traspasos: los Lakers intentarán de nuevo ir a por Anthony Davis y los Pelicans se sentarán para hablar con la franquicia de Los Ángeles.
A pocos días para que se abra el mercado de fichajes, vuelve a aparecer en escena el gran culebrón del pasado periodo de traspasos: los Lakers intentarán de nuevo ir a por Anthony Davis y los Pelicans se sentarán para hablar con la franquicia de Los Ángeles.
"Creo al 100% que ellos se comprometerán de nuevo y mantendrán algún tipo de diálogo. No me imagino ninguna situación en la que Anthony Davis vista la camiseta de los Pelicans la próxima temporada", afirmaba el periodista de la ESPN Dave McMenamin.
Hace una semana que David Griffin, vicepresidente de operaciones de la franquicia de Nueva Orleans desde el mes de abril, confirmó que se reuniría en los próximos días con Anthony Davis para hablar sobre el futuro de ambas partes. El alto cargo de los Pelicans confiaba seriamente en poder convencer al pivot para que se quedara y, según afirmaba Adrian Wojnarowski (ESPN), así se lo ha hecho saber en la reunión que han mantenido en Los Ángeles el pasado miércoles.
El jugador y su representante Rich Paul se sentaron a hablar con el vicepresidente de la franquicia, y este les hizo saber que los Pelicans quieren seguir contando con la estrella en un futuro. La más que posible llegada de Zion Williamson, que sería elegido en la primera posición del draft, y la posibilidad de ofrecerle un supercontrato a Davis, que alcanzaría una cifra cercana a los 235 millones de dólares por cinco años, eran las grandes bazas con las que jugaba Griffin.
A pesar de ello, el pívot parece que mantiene su postura inicial durante la reunión: dejar los Pelicans y buscar un nuevo destino.
Por el momento, los Pelicans no han mantenido ningún tipo de conversación con las franquicias interesadas por Anthony Davis
Si finalmente se confirma que Anthony Davis mantiene su deseo de marcharse de Nueva Orleans, los Pelicans no tendrían más remedio que iniciar conversaciones con los diferentes equipos interesados. Sería demasiado arriesgado mantener al jugador y que el próximo año se convirtiera en agente libre, por lo tanto buscarían sacar provecho en el próximo mercado y hacerse con jugadores interesantes gracias al intercambio.

COMENTARIOS