Domingo Robles, uno de los dirigentes más antiguos del país.
Domingo Robles, uno de los dirigentes más antiguos del país.
LIGA NACIONAL DE BÁSQUET

Domingo Robles: "No es casualidad que los cuatro equipos bonaerenses estén abajo"

El presidente de Peñarol de Mar del Plata fue duro y dijo que "hoy trabajan para cerrar la Liga Nacional.”

En diálogo con La Capital de Mar del Plata el presidente de Peñarol dijo que "no es casualidad que los cuatro equipos bonaerenses estén abajo" y que hoy trabajan para cerrar la Liga Nacional que para su club concluyó hace un par de semanas. "Hasta tanto no haremos un solo movimiento para formar el próximo equipo. Cada vez está más difícil", argumentó.
“¿Que si empezamos a pensar quién va a dirigir el equipo? No hablamos con Leo, ni con nadie. Nuestra única preocupación, hoy por hoy, es cerrar la Liga Nacional que ya termino para nosotros, terminar de pagar. Ese es ya un problema bastante arduo”, contestó Domingo Robles, el titular de Peñarol, a una consulta del matutino marplatense..
“Parece que digo siempre lo mismo, pero es así. Está muy difícil competir en esta Liga. Atenas llegó a pelear por el descenso por accidente, no fue normal lo que les ocurrió. Los demás fuimos Quilmes, Argentino de Junín, Bahía Basket y nosotros, todos los equipos de la Provincia de Buenos Aires. Los demás son clubes de fútbol que pueden derramar parte de su presupuesto en el básquetbol o tienen apoyos estatales. No es casualidad que los cuatro equipos bonaerenses estén abajo, es causalidad”, reflexionó el histórico dirigente “milrayitas”.
“Nosotros competimos sin un solo apoyo, no les interesamos. Estamos en condiciones desventajosas en comparación con todos. A los equipos de la provincia nos dan un revólver para jugar a la ruleta rusa. Y esta vez le tocó a Quilmes”, continuó Robles.
“No hay que buscar culpables por el descenso de Quilmes. Hicieron todo lo que pudieron y más también. Como nosotros, remaron en dulce de leche. Los dirigentes podemos acertar o fallar en las decisiones deportivas. Pero ellos descendieron porque no tenían un peso, porque no tuvieron apoyos, no por hacer las cosas mal”, defendió a sus pares quilmeños.
Peñarol tuvo esta temporada muchos problemas a la hora de pagar los sueldos de sus basquetbolistas. “Estamos atrás. Tendría que hacer cuentas más ‘finitas’, pero estamos atrás con los números”, sostuvo Robles.
Consultado sobre si la situación era parecida a la que tuvo que afrontar él mismo cuando se hizo cargo del club en 2002, el presidente peñarolense fue contundente: “Esto es mucho peor. Entonces el país se estaba levantando. La gente todavía iba a la cancha, los empresarios nos respondían. Los derechos de televisión eran mejores y se repartían entre dieciséis, no entre veinte. Acá no veo un solo índice alentador. Aquella era una ruleta rusa con una sola bala en el revólver y te animabas a jugarla; hoy el révolver está lleno de balas y tiene un solo hueco que te salva”, respondió.
Cuando se le recordó que si no fuera por el torneo de veinte equipos, Peñarol ya hubiera descendido tres veces, Robles lo relativizó. “El torneo de dieciséis equipos nos hubiera permitido cobrar un poco más de derechos de televisión y generar una competencia más interesante, más atractivo para el público. No hay una sola explicación para la crisis. El streaming sacó un poco de público. Los días raros un poco más. La pérdida de jerarquía de la competencia otro tanto, finalizó.

COMENTARIOS