BÁSQUET

Juan Cangelosi: “La vigencia de un Caudillo”

Volvió a Argentino en enero de este año, luego de un breve paso por Libertad de Sunchales, y entregó todo para que el equipo salvara la categoría.

Nací en la ciudad de Mercedes, en la Provincia de Buenos Aires. En el año 1986 fallecieron mis viejos y mis abuelos de Junín viajaron a Mercedes para hacerse cargo de nosotros. Deciden volver a Junín y yo tenía cinco años.

Empecé la primaria en la escuela número 1, luego hice tres años de secundario en el Normal y dos en el Nacional.

De chico me llevaron al club Argentino, con mis primos. Probé suerte en el fútbol, cuando me llevó Matías Huarte a Jorge Newbery, pero no me gustó y desistí enseguida. Me di cuenta que no era lo mío. Igual nunca dejé de jugar al básquetbol.

Cuando llegué a Argentino tuve varios entrenadores. Maití, Quique Biurrun, el Rata Samperi con quien salimos varias veces campeones.

Debuté en la primera local a los 16 años con el Rata.

Luego comenzaron los regionales. El primero que jugué había llegado Cristian Márquez. Estaban Juan Antonio Abdala, Gastón Zagrodny, Palito Gil, César Pastorino, Gastón Carra, Federico Pollio, Ariel Borowski.

Logramos el derecho a participar de la Liga Nacional “C”, que en ese tiempo la organizaba la Confederación Argentina de Básquetbol y era el trampolín para llegar a la Liga Nacional “B”. Yo era juvenil y nos tocó una final en la cancha de River. A ellos le convenía ir a suplementario porque no le daba la diferencia de goles y a nosotros perder por uno porque estábamos ascendidos. Toda una odisea el final. Logramos Ascender.

De la “B” me acuerdo de haber ido a Capital a jugar contra San Miguel, que tenía un equipo durísimo con jugadores que ya se estaban retirando pero que daban que hablar. Fue un torneo largo y logramos ascender nuevamente, en este caso se jugó un hexagonal. Yo con Matías Huarte teníamos que rendir en la escuela y nos perdimos algunos partidos.

Luego fueron cuatro años de TNA. Tres con Cristian Márquez como técnico y el restante con Adrián Capelli, que fue donde se logró el primer ascenso a La Liga Nacional, que en realidad fue mi primer año como ficha mayor.

Jugué dos años en La Liga. El primer año con Capelli, que luego lo sucedió Alejandro Lotterio. Al año siguiente arrancó Lotterio y lo sucedió el Caco Bualó.

Después me fui un año a Ciclista, luego me salió una oportunidad en España y me fui a Mallorca. Jugué en la segunda división, lo que hoy sería LEB Oro. Me volví a la Argentina. Jugué en la Liga para Central Entrerriano, Estudiantes de Bahía Blanca (hoy Weber Bahía) y Quilmes de Mar del Plata.

Luego volví a Argentino, en la era Cottonaro, donde descendimos y al año siguiente llegó Adrián Capelli y ascendimos nuevamente. De ahí hasta hoy sigo en el club.

El sprint final de la temporada
Contra Quimsa nos jugábamos la categoría. Veníamos bien y nos costó ganarle, pero se pudo en suplementario y nos quedamos en primera. El sprint final de 7 ganados sobre 8 jugados fue un empujón decisivo para el equipo.

Ya el equipo venía demostrando que había levantado muchísimo el nivel. Habíamos tenido juegos muy parejos a pesar de haberlos perdido, pero estábamos a la altura de las circunstancias.

Y tuvimos ese gran cierre que nos permitió salvar la categoría faltando todavía una fecha por jugarse.

Argentino no merecía perder la categoría. A partir de la asunción de Matías Huarte como técnico el equipo cambió por completo el nivel y el estilo de juego. Algunos partidos nos equivocamos en los cierres y los perdimos, en otros fueron méritos del rival. Pero le hicimos grandes partidos a Boca Juniors que perdimos por muy pocos puntos, con Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia perdimos los dos en suplementario.

Esos partidos venían dando a entrever que Argentino podía dar más y se terminó volcando todo para el lado nuestro.

No escuché a nadie que quiera vender la plaza. Sé que los chicos que están a cargo de la dirigencia están muy contentos. Supongo que se están relajando un poco porque fue un año de mucha tensión y han laburado muchísimo para que Argentino pueda quedarse en primera. Creo que en breve se juntarán para decidir sobre el futuro.

COMENTARIOS