BÁSQUET

Matías Huarte: Un técnico de primera

Logró dejar a Argentino en la máxima categoría, ganando casi la mitad de los partidos que le tocó dirigir.

Muy contento, feliz con lo logrado. A esto llegamos con el convencimiento. Los chicos creyeron cuando les hablaba al decirles que el objetivo se podía lograr, que por ahí teníamos que modificar ciertas cosas. Pero que tenían que creer en ellos mismos. Que en principio el objetivo estaba complicado, pero que haciendo las cosas bien, cambiando ciertas cosas en el juego y la actitud en la cancha todo era posible para el objetivo principal que era salvar la categoría. Vaya si lo cumplimos, encima una fecha antes de terminar la fase regular y con posibilidades de play off.

El arranque
No tuve que empezar de cero. Obviamente se modificaron muchas cosas, ofensivas y defensivas, porque es una realidad. Pero creo que también se cambió un “chip” para entrar a la cancha con otra actitud. Saber lo que realmente nos estábamos jugando, que en serio estábamos en una situación complicada, pero que ellos sean conscientes que la situación adversa se podía enfrentar y salir ilesos de este problema.
El mensaje llegó en tiempo y forma, lo pude transmitir a tiempo y ellos asimilarlo de la misma manera para poder salir adelante.

Triunfos afuera
Ganar de visitante era prácticamente una utopía. Y ganamos varios muy valiosos como San Martín de Corrientes, Peñarol de Mar del Plata que era rival directo, también en Río Gallegos contra Hispano Americano –otro rival directo por la permanencia en su momento que después nos metió en una situación favorable por los play off-.

Extranjeros
Los extranjeros captaron el mismo mensaje que los nacionales. Tanto Leron como Joseph supieron desde el principio lo que nos estábamos jugando y fueron uno más del grupo. Tras el último entrenamiento ver muy unido al grupo, muy bien entre ellos, fue una de las claves para poder cumplir el objetivo de la permanencia.

San Lorenzo
Nadie pensaba que podíamos ganarle a San Lorenzo, nadie creía que Argentino iba a estar cumpliendo el objetivo de estar salvado una fecha antes de la fase regular.
Muchos nos daban directamente por descendidos.
El deporte es así. Tenemos un grupo humano tremendo que fue para adelante, más el apoyo constante de la gente y la dirigencia que hicieron que Argentino logre algo importante una vez más.
Nadie pensaba ganarle a San Lorenzo. Lo hicimos y bien, jugando un buen básquet contra un equipo extraordinario que es triple campeón, campeón de América.
Con Hispano fue lo mismo. Sabíamos que era un rival directo, que ellos se jugaban una ficha importante como una final contra nosotros. Y ganamos ese juego que fue clave para comenzar a soñar con dejar a Argentino en primera.

Los pies en el suelo
En Mar del Plata, después del partido contra Quilmes, hubo una charla importante, linda, donde remarcábamos que estábamos perdiendo partidos en el cierre, en suplementario, que por ahí no se encontraban cierres claros.
A partir de ahí hubo un cambio fundamental del equipo dentro de la cancha y fue clave para empezar a hacer distinto los cierres. Se comenzaron a tomar mejores decisiones y obviamente cambió la efectividad.

Ganar en Junín
Pasó a ser difícil ganar acá. Eso lo generó el equipo. Ellos comenzaron a generar un ida y vuelta con la gente que retomó la concurrencia al estadio. El jugador, el cuerpo técnico y la dirigencia lo está sintiendo. El apoyo fue increíble, lo que hace que el jugador se sienta identificado y viceversa. Eso fue un pilar fundamental para alcanzar el objetivo.

Cangelosi
Tener un caudillo dentro y fuera de la cancha es fundamental. Juanchi es determinante en el equipo. Es un valor que va a dejar hasta lo último para ganar un partido en la cancha.
Hablo más del corazón que de otra cosa. Tengo una gran amistad con él, jugué con él y es maravilloso que haya vuelto.

Sigue Argentino?
Lo único que se habló con los dirigentes fue de este momento hermoso que se está viviendo, de que se festejó como un campeonato que es lo que realmente sentimos.
Lo que venga bienvenido sea. Si la comisión cree que es conveniente seguir jugando la LNB, lo van a hacer. Las decisiones que han tomado están a la vista. En los últimos años lo han hecho muy bien, siempre teniendo los pies sobre la tierra y buscando el bienestar del club.

Su carrera
No me voy a consagrar por esto. Sí creo que ha sido un empujón grande. Mi sueño es ser entrenador de Liga Nacional, pero eso lo dirá el tiempo. Hay que seguir trabajando y con los pies sobre la tierra. Es de la forma que lo he hecho siempre, con trabajo, humildad y sacrificio a esto que es una pasión como el básquetbol.

COMENTARIOS