Todd Brown ya jugó en otras temporadas para Peñarol de Mar del Plata.
Todd Brown ya jugó en otras temporadas para Peñarol de Mar del Plata.
LIGA NACIONAL DE BÁSQUETBOL 2018/19

Peñarol se rearma tras el éxodo de jugadores

El “milrayita” marplatense entró en el plan de recambio de su equipo para tener un 2019 con mejores posibilidades. Se van Bruno Barovero (a Atenas) y Du’Vaughn Maxwell, y llegan dos jugadores.Liga Nacional de Básquetbol 2018/19

En Peñarol de Mar del Plata, el diagnóstico no se traza sobre los cinco partidos de la Liga Nacional de Básquetbol que disputó en diciembre, se suman también los 11 partidos del Súper 20.
El torneo de pretemporada le sirvió al entrenador Leonardo Gutiérrez para confirmar aspectos colectivos e individuales de su equipo mientras que algunas situaciones extemporales como la lesión de Gianella fue aprovechada para darle más minutos a los jóvenes bases “milrayitas”.
Hasta hoy, los números a Peñarol le dan bien. Sumó un récord de 7 victorias y 4 derrotas en el primer torneo (63.6% de triunfos) con 82.3 puntos a favor y 76.2 puntos en contra.
Mientras que en la Liga en los primeros cinco partidos cosechó dos triunfos (uno de visitante) y tres derrotas (una de local) por lo que su récord es neutro con 87,4 puntos a favor y 84,8 en contra habiendo jugado un suplementario.
Solo por tiempo regular los números bajan a 85,4 a favor y 80,8 en contra.
Entre dirigentes y cuerpo técnico existe la consciencia que Peñarol no estará involucrado en las posiciones del fondo de la tabla, aunque nunca subestimando la competencia, pero si con la certeza que hay equipos que están pasando por situaciones de rearmado más grande que el propio “milrayitas” pone al menos cinco equipos por debajo de su línea. Después el tiempo y el trabajo dirá.
Por tal motivo reacomodar el equipo significa para “Leo” Gutiérrez la posibilidad de dar un salto de calidad en virtud del análisis del equipo.
En principio se decidió la salida de Du’Vaughn Maxwell (11,6 puntos y 7,6 rebotes) que por números no está mal para lo que necesita el equipo, pero si en lo que refiere al juego.
Maxwell es esencialmente un atleta que juega vertical, con gran dominio aéreo y casi nulo tiros de tres puntos. Varias veces se terminó perdiendo en rotaciones defensivas otorgando desacoples que la defensa pagó caro.
Su energía fue inconstante pero tuvo partidos de alto brillo, como el primer clásico con Quilmes (25 puntos).
Con el correr de las fechas, a la fisonomía del equipo le cayó mucho mejor jugar con un ala pivote abierto como Nicolás Lauría que con Maxwell.
No fue casualidad que Lauría termine jugando casi siempre todo el último cuarto, sobre todo porque le brinda la posibilidad al juninense Damián Tintorelli de generarle espacios para su trabajo en la pintura.
Maxwell chocaba con su marcador y el tráfico de Tintorelli en el poste bajo.
La idea de poder contratar un nuevo extranjero por Maxwell también viene de la mano de poder dar con el nombre justo, un conocido con tiro de tres puntos. Y fue así que llegará Todd Brown, que días pasado desechó una buena oferta de dinero de CD Valdivia en Chile optando por la posibilidad de retornar a Peñarol.
El escolta de 1.96 metros no es un eximio defensor, pero su altura le da versatilidad a la defensa y puede jugar de escolta o alero, además de ser un especialista en el tiro de tres puntos (2.1/6.0 35.4% en la 17/18 y 1.3/3.7 35.1% en la 16/17) en las dos temporadas que jugó en Peñarol.
Para que Brown regrese a Mar del Plata solo faltan detalles, pero está todo acordado de palabra.
De todos modos en las últimas horas surgieron imprevistos que lo obligaron a Leo Gutiérrez y a la dirigencia a moverse rápido. El máximo dirigente de Atenas de Córdoba hizo sonar el teléfono de Bruno Barovero y el escolta no dudo en volver a su provincia (es nativo de San Francisco) pero ya había tenido paso por el elenco “griego”.
El escolta luego de un inicio dubitativo en el Súper 20 se fue asentando en el equipo y tuvo un comienzo de Liga muy favorable para su función específica de anotador, ubicándose como el undécimo goleador de la competencia con 16,4 puntos (47,6% en dobles y un altísimo 56,3% en triples).
Por tal motivo, la llegada de Brown y la partida de Barovero y Maxwell abrió un hueco para cubrir en el equipo. Si Todd Brown se ubica como escolta y Lucas Arn (de los jugadores más rendidores del plantel (14,8 puntos y 5 rebotes) se corre a la posición de ala pivote (un lugar más cómodo para él), entonces al equipo le falta un alero.
Y por eso, dentro de las posibilidades que hay en el mercado, las negociaciones comenzaron por Juan Pablo Vaulet, (1.99 mts) el alero ex Bahía Basket, que fue drafteado en la 2da ronda (pick 39) por los Charlotte Hornets de la NBA y fue traspasado a Brooklyn Nets.
Con solo 22 años (en marzo cumple 23) su salida de Bahía Basket sigue siendo un misterio. La organización que lidera Pepe Sánchez se limitó a dar la noticia de la desvinculación de su contrato (cuando en agosto había firmado su continuidad) y en el ambiente del básquet se tejieron múltiples consideraciones, sobre todo de problemas físicos.
Cuando se lo consultó el pibe se limitó a responder: “No quiero hacer nota porque quiero que se termine el tema ya. Santiago, mi hermano, tiene que hacer un tratamiento que le va a llevar un tiempo y no quiere que nadie lo apure. Y yo me quería cambiar de club, porque quería cambiar de ambiente. Pero parece que algunas personas no le gusto e inventaron cualquier cosa”.
Lo cierto es que con alta médica y apto físico en mano el pibe se dispone a regresar a la Liga Nacional y entre las ofertas que maneja (Libertad, Atenas, Peñarol) eligió Mar del Plata, pero hasta hoy la traba son los derecho formativos de Bahía Basket, que debe pagar Peñarol. Por ahora están negociando.
De poder concretar su llegada, Peñarol seguirá formando con un solo extranjero y habrá logrado modificar el equipo a una fisonomía
distinta, más versátil y con buena capacidad para correr la cancha.

Reconocimientos para Quimsa
En primer lugar, el Círculo de Periodistas Deportivos de Santiago del Estero premió a Juan Cruz Burgos en Básquetbol Local, por su constante crecimiento y participación en varios planteles de Quimsa.
Además hubo una “mención especial” para la entidad santiagueña y fue en Básquetbol Femenino, ya que obtuvo el torneo “Apertura” y resultó subcampeón del certamen “Clausura” de la Liga Nacional “A” Femenina de Básquetbol.
Otra distinción especial para el club fue en Básquetbol Masculino U-23, puesto que se adueñó de la IV Liga de Desarrollo 2017/2018 que organizó la Asociación de Clubes de Básquetbol.
También se le otorgó a Quimsa una mención especial en Básquetbol Masculino 3 × 3 porque logró el segundo puesto en el II Torneo 3 × 3 de la Liga de Desarrollo 2017/2018 y la medalla de Plata en el Primer Tour 3 × 3 LNB 2018 que organizó la Asociación de Clubes de Básquetbol.
En la terna de Básquet Femenino, el Premio TIC (Tele Imagen Codificada) fue para Agostina “Toti” Ledesma, quien además de haber salido campeón y subcampeón con Quimsa en La Liga Nacional A Femenina, fue parte de la Selección Argentina 3 x 3 en el Mundial que se jugó en China.
Además, la Asociación Atlética Quimsa se llevó otra estatuilla, por obtener el torneo Súper 20 de la Liga Nacional “A” de Básquetbol.
El premio como Dirigente del Año (Premio Tarjeta Sol) fue para Gerardo Antenor Montenegro, presidente de la Asociación Atlética Quimsa y vicepresidente primero de la Asociación de Clubes de Básquetbol, destacándose que es el primer santiagueño en ocupar ese cargo jerárquico.

COMENTARIOS